Archivo de la etiqueta: Volvo 7900 Electric

OPERADOR NOBINA DE SUECIA ORDENA 122 BUSES ELÉCTRICOS VOLVO

LAS ENTREGAS SERÁN ENTRE 2022 Y 2023

Redacción Colombiabus – Volvo Buses / William Marroquín

Nobina Suecia AB, es el principal operador de autobuses de la región nórdica del viejo continente, con más de 30 años en actividad y que en sus orígenes se conocía como Swebus AB y desde 2009 adoptó su nombre actual. Ahora, confía nuevamente en las prestaciones y capacidades de los buses eléctricos Volvo 7900 con tres órdenes que representan 122 vehículos que se entregarán entre 2022 y 2023, asignados a la operación en las ciudades de Gotemburgo, Malmo y Hassleholm.

Para Gotemburgo, Nobina encargó 64 autobuses eléctricos Volvo 7900E y 7900EA nuevos para comenzar a operar en el verano de 2022/2023. El nuevo contrato será una asociación entre Nobina, la autoridad de transporte público Västtrafik y Volvo Buses. Este pedido se agrega a la reciente entrega de 145 autobuses articulados eléctricos Volvo a la ciudad en diciembre de 2020, el primer gran paso de Gotemburgo hacia la electrificación a gran escala de su transporte público.

Nobina también ha invertido en 29 unidades Volvo 7900EA para su entrega al tráfico urbano en Malmö en septiembre de 2022. La compra sigue a la implementación exitosa de 60 autobuses Volvo eléctricos en la ciudad en la primavera de 2021. El pedido final de nueve autobuses Volvo 7900E se entregará en Hässleholm, una pequeña ciudad ubicada en el sur de Suecia. Los autobuses cumplirán con un contrato recientemente ganado para Nobina y están programados para comenzar a operar en tráfico en diciembre de 2022.

Volvo Buses tiene una asociación cercana y duradera con Nobina y eso permitió asegurar no uno, sino tres contratos con ellos en el espacio de unos meses a pesar de la pandemia. Los pedidos son testimonio del compromiso de Volvo Buses de proporcionar soluciones eléctricas innovadoras, sostenibles y completas a medida que continúa el viaje hacia la electrificación del transporte público en los pueblos y ciudades de Suecia.

Los buses tienen capacidad para moviliza 98 pasajeros en la versión monocuerpo y 150 en la articulada, la capacidad de sus baterías permite almacenar hasta 470Kw con la tecnología de iones de litio y control automático de la temperatura. Fiel a todo Volvo, un arsenal de seguridad ayuda a la tranquilidad de los viajeros: frenos EBS5, ABS, control de tracción ASR, programa electrónico de estabilidad ESP (opcional en los 12 metros), asistencia para arranque en pendientes, además del sistema de frenado optimizado para aprovechar al máximo la regeneración de energía.

VOLVO IS LOOKING FOR BODYWORKERS FOR THE E-BUSES IT EXPECTS TO SELL IN MEXICO

MUST FIT 7900 ELECTRIC CHASSIS

 Colombiabus newsroom – Revista Via Libre

The Volvo 7900 electric bus arrived in Mexico in 2021 to be much more than a test vehicle, for the country’s urban transport operators to evaluate it and obtain key information to make their transport electrification projects viable. Since it arrived, it has been discussed, manufacturing possibilities at the company’s plant in Tultitlán, considering that the current model that travels the country on demonstration routes has European origin, built in Poland, at the Grudziadz plant.

But it is also necessary to have bodies of local development that allow, in addition to boosting the development of the Mexican bus industry, offer versions at more competitive prices and have better weapons to face the Chinese brands that have been arriving in the country with their integral units.

That is why the Swedish manufacturer is looking for bodies that are coupled to the 7900 electric platforms, which could accompany the original Volvo. This experience is not new, since at the time the articulated 7300 had both integral versions (chassis and bodywork), in addition to options in charge of both AYCO and Marcopolo.

Rafael Kisel, general manager of Volvo Buses México, has said several times that they are looking for the equation that best responds to the needs of the Mexican market, and if in foreign buses a large part of their success has been working closely with body manufacturers Mexicans, in electric buses would be a formula to find more competitive prices.

Marcopolo is already aware of Volvo’s initiative, and they would be willing to develop an electric version of the Torino to integrate with the 7900 chassis, which could expand the collaboration between the brands to develop articulated and bi-articulated versions, which in many cases are the axis of the renewal of fleets in massive systems and BRT not only in Mexico, but throughout Latin America, as could be seen in the renewal of Transmilenio’s trunk fleet, mostly made up of 27-meter bi-articulated ones.

AYCO, could also be a candidate, considering that work has already been done with Volvo, it is also capable of coupling to other chassis, which, at least initially, could facilitate the development of a version suitable for the 7900.

VOLVO BUSCA CARROCEROS PARA LOS E-BUSES QUE ESPERA VENDER EN MÉXICO

DEBEN ACOPLARSE AL CHASIS 7900 ELÉCTRICO

Redacción Colombiabus – Revista Via Libre

El bus eléctrico Volvo 7900, llegó a México en este 2021 para ser mucho más que un vehículo de prueba, para que los operadores de transporte urbano del país lo evalúen y obtengan información clave para viabilizar sus proyectos de electrificación del transporte. Desde que llegó, se ha discutido sobre sus posibilidades de fabricación en la planta de la compañía en Tultitlán, considerando que el actual modelo que recorre el país haciendo rutas de demostración tiene origen europeo, construido en Polonia, en la planta de Grudziadz.

Pero también se necesita tener carrocerías de desarrollo local que permitan además de dinamizar el desarrollo de la industria mexicana del bus, ofrecer versiones a precios más competitivos y tener mejores armas para enfrentar a las marcas chinas que han estado llegando al país con sus unidades integrales.

Por eso el constructor sueco busca carrocerías que se acoplen a las plataformas 7900 eléctricas, que podrían acompañar a la de origen Volvo. Esa experiencia no es nueva, puesto que en su momento los articulados 7300 contaron tanto con versiones integrales (chasis y carrocería), además de opciones a cargo tanto de AYCO como de Marcopolo.

Rafael Kisel, director general de Volvo Buses México, ha dicho varias veces que están buscando la ecuación que mejor responda a las necesidades del mercado mexicano, y si en autobuses foráneos gran parte de su éxito ha sido trabajar muy de cerca con los fabricantes de carrocerías mexicanos, en autobuses eléctricos sería una fórmula para encontrar precios más competitivos.

Marcopolo ya está al tanto de la iniciativa de Volvo y estarían dispuestos a desarrollar una versión eléctrica del Torino para integrarse con el chasís 7900, que podría ampliar la colaboración entre las marcas para desarrollar versiones articuladas y biarticuladas, que en muchos casos son el eje de la renovación de las flotas en sistemas masivos y BRT no sólo en México, sino en toda Latinoamérica, como se pudo ver en la renovación de la flota troncal de Transmilenio, en su mayoría conformada por biarticulados de 27 metros.

AYCO, también podría ser candidato, considerando que ya se han realizado trabajos con Volvo, también es capaz de acoplarse a otros chasises, lo que, al menos de entrada, podría facilitar el desarrollo de una versión apta para el 7900.

EL VOLVO 7900 ELÉCTRICO SIGUE SUS PRUEBAS EN SISTEMAS BRT DE MÉXICO

Redacción Colombiabus – William Marroquín / Pasajero 7

AHORA RODARÁ EN SISTEMA OPTIBUS DE LEÓN (GUANAJUATO)

Optibus es un Sistema Integrado de Transporte Masivo de la ciudad mexicana de León, en el Estado de Guanajuato, en 2021 cumple 18 años de existencia y se concibió tomando como referencias otros sistemas BRT latinos como la Red Integrada de Transporte de Curitiba y especialmente, Transmilenio de Bogotá. Tiene la honrosa distinción de ser el primer sistema de su tipo que entró en operación en su país, antes de Ciudad de México o Guadalajara, por citar los casos más relevantes.

El área metropolitana de León, alberga cerca de 2,3 millones de habitantes, lo que la hace la sexta más poblada de su país. Esa cantidad de personas, genera grandes presiones sobre la administración municipal para ofrecer a los ciudadanos, sistemas de movilidad masiva eficientes, seguros y sustentables, que animen al usuario para desplazarse en el transporte público permanentemente.

Un paso importante ha dado el sistema Optibus, de la mano de Volvo Buses México, que tras los buenos resultados de las pruebas realizadas con su autobús eléctrico 7900 en Ciudad de México, ahora llega a la ciudad más grande del estado de Guanajuato. Durante un tiempo cercano a los 50 días, el eBus estará rodando en las rutas que unen a Terminal San Jerónimo con Terminal Delta, que fueron justamente las primeras del componente BRT del sistema.

Las pruebas también tienen como objetivo proporcionar los datos que los operadores actuales necesitan para analizar nuevos modelos de negocio y compararlos con los actuales. También evaluar el comportamiento de las baterías en condiciones de operación de León y hacer las comparativas del rendimiento en kilómetros por galón, frente a kilovatios por kilómetro.

El Volvo 7900 es un bus monocuerpo (padrón) de 12 metros de largo capaz de transportar hasta 95 pasajeros (sentados y de pie), es un 45% más liviano que un bus similar lo que le permite un menor consumo energético y más agilidad. Está equipado con todos los sistemas de gestión de flota desarrollados por Volvo Buses, que adicionalmente se integran con la plataforma Zonas Seguras para habilitar lugares donde se debe reducir la velocidad, advertencia de paso de peatones, para reducir la accidentalidad.

Actualmente Optibus cuenta con una flota de 1.500 autobuses, todos movidos con tecnología diésel. De llegar a implementarse buses eléctricos, la ciudad de León sería la tercera en México, tras la capital del país y Guadalajara.

VOLVO BUSES PLANEA FABRICAR EN SU PLANTA DE MÉXICO BUSES ELÉCTRICOS

Redacción Colombiabus – Motor a Diésel

PODRÍAN FABRICARSE 260 UNIDADES INICIALMENTE

Los buenos resultados obtenidos de las pruebas que ha realizado Volvo Buses en México, con su bus urbano 7900 eléctrico, animan a la compañía sueca a considerar a su planta ubicada en Tultitlán (Estado de México) para construir modelos basados en esta tecnología, en la que la marca ha invertido más de 20 años en desarrollos y alcanzado hitos a nivel mundial.

“Así como otros autobuses han sido fabricados por manos mexicanas, nuestro interés es fabricar este vehículo en México y poder desarrollarlo”, indicó Carlos Acosta, Gerente de Negocios de Volvo Buses México. También hizo un llamado para que tanto la industria como el Gobierno evolucionen y preparen la ruta para una movilidad más eficiente con cero emisiones, como se está realizando en otros países.

En este momento, el 7900 llega desde la planta de Volvo Buses en la ciudad de Wroclaw, al sur de Polonia. Durante el resto de 2021 llegarán diez unidades adicionales a México para operar en la línea 4 del sistema Metrobus. Aprovechando una de las líneas de montaje de Tultitlán, los costos del bus pueden reducirse de manera significativa.

El bus ha alcanzado a estar 16 horas en servicio con una sola carga, lo que da una idea de su confiabilidad y disponibilidad. Volvo Buses ya tienen desarrollada la propuesta para la Ciudad de México y están en pláticas con las autoridades del Gobierno local, a fin de revisar la viabilidad de un proyecto de electromovilidad y cero emisiones. Este proyecto busca proveer los autobuses para la futura Línea 8 del sistema Metrobús.

Esta línea que ya inició su construcción, será la más larga del sistema pues tendrá una longitud de 46 kilómetros y movilizará a cerca de 258.000 personas diariamente. Está previsto que tenga 73 estaciones y pase por el Aeropuerto Internacional, Chapultepec, Foro Sol (estadio para eventos masivos de la ciudad) y la Centra de Abastos. Las estimaciones son de 260 buses para cubrir la demanda y de aprobarse esa cantidad, se daría vía libre a la fabricación de los buses eléctricos Volvo en México.

TESTS FOR 6 MONTHS STARTED THE VOLVO 7900 ELECTRIC IN MEXICO CITY

Colombiabus Newsroom – Volvo Buses Global

WIDE INTEREST IN LATIN AMERICA IN THE RESULTS

Volvo Buses wants to bring the good results of its experiences in Europe with electromobility solutions and is now expanding its global reach to the Latin American market by testing the Volvo 7900 electric bus in Mexico City, with tests on line 4 of the Metrobús system.

The all-electric unit is 12 meters long, features Volvo Buses’ signature technology and mitigates emissions and noise, contributing to the development of a more sustainable city. “Electromobility is not just for the future, it is here today. Demands and ambitions to reduce or minimize emissions and noise are rapidly driving this development. Now we are happy that Mexico City is joining many other cities around the world to test and then hopefully move to electrified public transport” says Anna Westerberg, President of Volvo Buses.

Volvo Buses has been present in Mexico for more than 20 years and continues to provide the most innovative solutions in sustainable mobility in the country. The goal is to deliver its electromobility technology in line with the Zero City concept, with the ambition of zero emissions, zero congestion, zero accidents and zero noise. Volvo Buses is an experienced and trusted partner for the implementation of urban electromobility solutions and systems, with a successful track record in various cities around the world over the last ten years.

The Volvo 7900 electric bus being tested in Mexico City runs on a 330 kW battery and is configured for overnight charging. The unit has a low floor, providing easy access for passengers and more efficient operation. It also has universal access for people with disabilities, with space for a wheelchair and guide dog. The bus will be subjected to the most demanding tests in real operation for six months.

PRUEBAS POR 6 MESES INICIÓ EL VOLVO 7900 ELÉCTRICO EN CIUDAD DE MÉXICO

Redacción Colombiabus – Volvo Buses Global

AMPLIO INTERÉS EN LATINOAMÉRICA POR LOS RESULTADOS

Volvo Buses quiere llevar los buenos resultados de sus experiencias en Europa con las soluciones de electromovilidad y ahora está ampliando su alcance global al mercado latinoamericano al probar el autobús eléctrico Volvo 7900 en la Ciudad de México, con tests en la línea 4 del sistema Metrobús.

La unidad totalmente eléctrica tiene 12 metros de largo, cuenta con la tecnología característica de Volvo Buses y mitiga las emisiones y el ruido, contribuyendo al desarrollo de una ciudad más sostenible. “La electromovilidad no es solo para el futuro, ya está aquí hoy. Las demandas y ambiciones de reducir o minimizar las emisiones y el ruido están impulsando este desarrollo rápidamente. Ahora estamos contentos de que la Ciudad de México se una a muchas otras ciudades del mundo para realizar pruebas y luego, con suerte, pasar al transporte público electrificado ”, dice Anna Westerberg, presidenta de Volvo Buses.

Volvo Buses está presente en México desde hace más de 20 años y continúa brindando las soluciones más innovadoras en movilidad sustentable del país. El objetivo es entregar su tecnología de electromovilidad en línea con el concepto Zero City, con la ambición de cero emisiones, cero congestión, cero accidentes y cero ruido. Volvo Buses es un socio experimentado y confiable para la implementación de soluciones y sistemas de electromovilidad urbana, con un historial exitoso en varias ciudades de todo el mundo durante los últimos diez años.

El autobús eléctrico Volvo 7900 que se está probando en la Ciudad de México funciona con una batería de 330 kW y está configurado para carga nocturna. La unidad tiene un piso bajo, lo que proporciona un fácil acceso para los pasajeros y una operación más eficiente. También cuenta con acceso universal para personas con discapacidad, con espacio para silla de ruedas y perro guía. El bus estará sometido a las más exigentes pruebas en operación real durante seis meses.

HAMBURGO RECIBIRÁ 32 BUSES ELÉCTRICOS VOLVO, MERCEDES-BENZ E IRIZAR

Redacción Colombiabus – VHH Hamburg

VHH ESPERA TRIPLICAR LA FLOTA DE BUSES EN 2021

La ciudad de Hamburgo a través del operador de transporte VHH, ha completado una licitación para otros 32 e-buses que se publicaron. Los contratos fueron adjudicados a Irizar, MAN y Volvo. Siendo más específico, el pedido incluye 20 MAN Lion’s City E (10 autobuses de 12 metros y 12 articulados), ocho Irizar ieBus de 12 metros y cuatro eléctricos articulados de Volvo (modelo 7900 EA).

La entrega de los nuevos vehículos está programada para finales de 2021 y VHH se ha tomado cosas en serio atendiendo la especificación del Senado de Hamburgo, enfocándose a incorporar únicamente autobuses libres de emisiones y de batería desde 2020. Para 2030, la meta es lograr que toda la flota de autobuses sea conformada por unidades de cero emisiones. De otra parte, es muy importante dotar a los vehículos con mayores elementos de confort para el bienestar a bordo como los puertos USB y asientos más cómodos.

“La conversión a la movilidad eléctrica requiere una forma de operación fundamentalmente diferente en la que cada proceso debe ser cuestionado y, si es necesario, implementado desde cero. Los vehículos de última generación son un componente importante en este proceso. Trabajamos de forma muy intensa con todos los fabricantes que nos suministran. Podemos prestar atención a cuestiones como la disponibilidad y el alcance para avanzar juntos ”, dice el Director General de VHH, Toralf Müller.

VOLVO BUSES STARTS TESTING THE 7900 ELECTRIC IN MEXICO CITY

Colombiabus Newsroom – William Marroquín

THE BUS WILL TEST ON LINE 4 OF THE METROBÚS SYSTEM

All city governments seek solutions to the challenges that arise due to climate change and passenger transport is in the eye of the hurricane, since a lot is required of this activity as it must offer sustainable and environmentally friendly solutions. If we talk about Mexico City, the challenge is bigger, since it is the fifth most populated city in the world, with about 22 million inhabitants.

To respond to these challenges, Volvo has arrived in the Mexican metropolis with an innovative solution that is faithful to the premises of every bus of the Swedish brand, such as respect for the environment, quality and safety. That is why a 12-meter Volvo 7900 electric bus has been brought to Mexico City, which has begun tests on Metrobús Line 4, the BRT transport system of the huge Latin American city.

Line 4 of the Mexico City bus system is a line that is characterized by light and open stations, which by having to cross through the Historic Center respect its urban environment. It should be noted that in this line the first hybrid buses were released in Mexico, which began their operation in April 2012, with 54 vehicles of the Volvo 7700 model, which stood out for their low floor and a very low consumption diesel engine combined with a generator electric that delivered minimal noise and emissions. The line has connected important points such as Buenavista, Zócalo, Alameda Central, La Merced, the TAPO Bus Terminal and the International Airport.

The 7900 bus is capable of transporting up to 95 passengers (sitting and standing), it has a recharging system through CCS-type connectors to replenish power at night, when the operation ends and the bus is at its terminal. It delivers 330Kw of power, the rear axle is provided by ZF and to ensure occupant safety it has disc brakes, ABS, EBS, ASR traction control, hill start assist, ESP stability program and can also include the telematics systems solutions such as the Safe Zones package.

In this way, Volvo Buses hopes to continue with electromobility projects in cities and have a new success story, in this case in Latin American cities. With this commitment, Volvo frames the launch of its electric bus under the #CiudadCero concept, with which it seeks to promote the transition towards levels of zero traffic, zero accidents, zero noise and zero emissions.

VOLVO BUSES INICIA PRUEBAS DEL 7900 ELÉCTRICO EN CIUDAD DE MÉXICO

Redacción Colombiabus – William Marroquín

EL BUS HARÁ PRUEBAS EN LA LÍNEA 4 DEL SISTEMA METROBÚS

Todos los gobiernos de las ciudades buscan soluciones a los retos que se presentan debido al cambio climático y el transporte de pasajeros está en el ojo del huracán, pues de esta actividad se exige mucho pues debe ofrecer soluciones sustentables y amigables con el medio ambiente. Si hablamos de Ciudad de México el reto es de marca mayor, pues es la quinta ciudad más poblada del mundo, con cerca de 22 millones de habitantes.

Para responder a esos desafíos, Volvo ha llegado a la metrópoli mexicana con una solución innovadora que es fiel a las premisas de todo bus de la marca sueca, como lo son el respeto al medio ambiente, la calidad y la seguridad. Por eso se ha traido a Ciudad de México un bus eléctrico Volvo 7900 de 12 metros que ha iniciado pruebas en la Línea 4 de Metrobús, el sistema de transporte BRT de la enorme ciudad latinoamericana.

La Línea 4 del sistema de autobuses de Ciudad de México, es una línea que se caracteriza por estaciones livianas y abiertas, que al tener que cruzar por el Centro Histórico respetan su entorno urbano. Cabe destacar que en esta línea se estrenaron los primeros autobuses híbridos en México, que iniciaron su operación en abril de 2012, con 54 vehículos del modelo 7700 de Volvo, que destacaron por su piso bajo y un motor diésel de muy bajo consumo combinado con generador eléctrico que entregaba un mínimo ruido y emisiones. La línea ha conectado puntos importantes como lo son Buenavista, Zócalo, Alameda Central, La Merced, la Terminal de autobuses TAPO y el Aeropuerto Internacional.

El bus 7900 es capaz de transportar hasta 95 pasajeros (sentados y de pie), cuenta con sistema de recarga a través de conectores del tipo CCS para reaprovisionar de energía en las noches, cuando termina la operación y el bus se encuentra en su terminal. Entrega 330Kw de potencia, el eje trasero es provisto por ZF y para garantizar seguridad a los ocupantes cuenta con frenos de disco, ABS, EBS, control de tracción ASR, asistencia de arranque en pendientes, programa de estabilidad ESP y también puede incluir las soluciones de telemática Volvo como el paquete Zonas Seguras.

De esta manera, Volvo Buses expera continuar con proyectos de electromovilidad en las ciudades y tener un nuevo caso de éxito, en este caso en ciudades lationamericanas. Con esta apuesta, Volvo enmarca la puesta en marcha de su autobús eléctrico bajo el concepto #CiudadCero, con el que busca promover la transición hacia niveles de cero tráfico, cero accidentes, cero ruido y cero emisiones.