Archivo de la etiqueta: TransMilenio

TECNOLOGÍA ELÉCTRICA PARA BOGOTÁ EN 9 METROS CON LOS BUSETONES BYD CARROZADOS POR MARCOPOLO

Informe Central Revista Latinobus

PRONTO EN LAS CALLES BOGOTANAS

Superpolo cumple veinte años en Colombia, en los que no solo se ha dedicado al desarrollo y ensamble de autobuses del gigante brasilero Marcopolo, sino también contribuyendo a la modernización del transporte en nuestro país. Primero con la línea Viale para los nacientes sistemas masivos y BRT, continuando con las de carretera además de los midi y microbuses.

Dentro de todos los desarrollos, los trabajos con nuevas fuentes de energía han adquirido una gran importancia, puesto que los constructores de carrocerías también deben preparar creaciones para las plataformas de propulsión 100% eléctrica, que implican desafíos en la construcción: refuerzos para soportar mayor peso, instalación adecuada de las baterías, facilitar el enfriamiento de los acumuladores y el reto es de marca mayor, cuando se trata de construir los nuevos autobuses eléctricos que harán parte del componente zonal de Transmilenio, siendo uno de los escenarios más severos en el mundo para una operación de movilización masiva.

En las instalaciones de Marcopolo-Superpolo en Cota a las afueras de Bogotá, se han fabricado 406 buses que a finales de 2021 estarán aportando a la movilidad sustentable de la ciudad, de los cuales cerca del 70% de los componentes de la carrocería son aportados por proveedores locales, contribuyendo a la generación de importantes fuentes de empleo y transferencia de conocimiento a las compañías colombianas, en un proyecto que demuestra la capacidad para adaptar soluciones globales a nuestro mercado.

LA RUTA DE UN PROYECTO

Fontibón es una localidad de Bogotá, ubicada al occidente de la ciudad donde habitan cerca de 450.000 personas. Una zona en la que unidades residenciales comparten espacio con instalaciones industriales, el aeropuerto El Dorado y las vías que permiten la salida de vehículos hacia municipios conurbados como Funza, Mosquera, Madrid y Facatativá, además de Antioquia y el norte del país.

Cuando se definió la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), la operación de Fontibón fue adjudicada inicialmente al concesionario Coobus en 2010, quien nunca logró incorporar la flota que se había comprometido a vincular, le fue terminado el contrato en 2016 que celebró con Transmilenio y por eso quedaron pendientes 3 unidades funcionales (patios).

Iniciando la pasada década llegó BYD al segmento de transporte con su portafolio de autobuses cero emisiones, donde tuvo que construirse un espacio que no existía porque tenía que luchar contra el fantasma de la calidad de los productos (cada vez más alejado) y las dificultades para desarrollar modelos de operación con buses eléctricos. Incluso este fabricante realizó una gran cantidad de ensayos y pruebas piloto en varias ciudades del país, analizando la viabilidad de proyectos a mayor escala.

¿CÓMO SE ASIGNARÁ LA NUEVA FLOTA?

UNIDAD FUNCIONALZONARUTASCANTIAD BUSETONESCANTIDAD BUSESTOTALEQUIVALENCIA EN PADRONES 80 PAX
6FONTIBÓN III712568193152
17FONTIBÓN V814667213164

En 2019, se renegocian las condiciones de los contratos que se tenían firmados entre concesionarios y Transmilenio, lo que también abrió la puerta a nuevas licitaciones para entregar en concesión las zonas que están pendientes por adjudicar, donde la incorporación de buses eléctricos ha sido un aspecto importante. En 2020 se realiza el concurso para asignar 406 vehículos, para Fontibón, siendo elegida la propuesta con la combinación de carrocería Marcopolo y chasis BYD, en configuraciones padrón para 80 pasajeros y Busetón para 50 ocupantes.

FUNCIONALIDAD, BELLEZA Y ECONOMÍA

Esta versión de Busetón parte del chasís eléctrico BYD93S01 que ofrece una gran distancia entre ejes de 5.100mm, lo que externamente le da un aspecto de bus de mayor tamaño e incluso, salvo por la puerta de ingreso de los pasajeros que está posterior al eje delantero, se ve como un autobús de motor trasero de propulsión convencional. Alcanza una longitud total de 9.550mm y su altura máxima llega a los 3.100mm

Su voladizo frontal corto de 1.310mm es fundamental para tener un gran radio de giro para moverse por las calles estrechas, mientras que el ancho máximo alcanza los 2.475mm. Las baterías están ubicadas en los compartimentos laterales dispuestos entre los ejes; por otra parte, el acceso para el profesional que lo opera es muy cómodo, gracias a que el borde inferior de la puerta está muy cerca del piso.

Un autobús que mezcla las líneas fluidas tipo monorraíl de la serie Gran Viale BRT vista en padrones y articulados con trazos del modelo Torino más económico y naturalmente, los busetones Senior. Considerando la dureza de la operación, se utilizan componentes de fácil reparación como los juegos de luces frontales y posteriores; las delimitadoras, de cruce, antiniebla y pilotos traseros, son comunes a los diferentes modelos urbanos fabricados por Superpolo en Colombia. También los retrovisores exteriores adelantados, de regulación manual son sencillos y menos costosos de reemplazar, si se compara con los carenados de otras series urbanas de Marcopolo.

El rutero con indicadores en LED ha sido ubicado en la parte superior del panorámico frontal, para aprovechar todo el ancho y permitir una mejor visualización de los destinos. El área posterior trasera también cuenta con un informador de ruta LED, tercera luz de freno, paragolpes de fácil reemplazo y en lo que podría simular un portaplaca, se encuentra una pequeña puerta que cubre los conectores para recargar baterías.

FUNCIONALIDAD E INCLUSIÓN

El autobús cuenta con suspensión neumática regulable en altura, lo que permite a cualquier persona acceder con facilidad al vehículo y ubicarse su interior. En la puerta trasera se encuentra el mecanismo elevador, que facilita el ingreso de quienes cuentan con condición de movilidad reducida y se desplazan con silla de ruedas u otros mecanismos de ayuda. Asimismo, comunica con el área donde este tipo de pasajeros deben permanecer mientras el bus está en marcha, con el mamparo acolchado, los sistemas de sujeción y timbres.

Se han dispuesto 18 sillas rígidas rojas y 5 azules, desarrolladas en plástico de alta resistencia, lo que también facilita su mantenimiento. Los asientos preferenciales para adultos mayores, mujeres en embarazo y quienes viajan con ayuda viva, están ubicados al lado derecho del autobús. El pasillo interior tiene un área de 4,91 metros cuadrados, lo que permite ubicar hasta 29 personas de pie. Los forros internos laterales y de techo, además de las sillas, son antivandálicos.

En su interior los pasajeros encontrarán cámaras que permiten registrar lo que ocurre durante el viaje, tomacorrientes USB para recargar dispositivos móviles, pantalla de información con datos de las rutas y del sistema Transmilenio e informador electrónico en LED con puntos de parada. Los asideros, pasamanos manijas y botones de timbre están al alcance de cualquier persona, mientras que en diferentes costados se encuentra una completa señalética.

FICHA TÉCNICA CHASIS BYD B93S01
DIMENSIONESLargo8.937mm
Ancho2.363mm
Distancia entre ejes5.100mm
Voladizo delantero1.310mm
Voladizo trasero2.527mm
Angulo de entrada / salida15°/8°
Distancia mínima al suelo280mm
Radio de giroMenor a 12 metros
PESOSPeso Bruto Vehicular Máximo14.500Kg
Capacidad eje delantero5.000Kg
Capacidad eje trasero9.500Kg
FRENOSDiscos en las 4 ruedas, sistema EBS y ABS
RUEDAS265/70 R19.5 – rines de aluminio
DIRECCIÓNHidráulica electroasistida
SUSPENSIÓNNeumática con regulación de altura
MOTORSincrónico de imán sin escobillas, acoplado al diferencial trasero
Potencia Nominal135Kw
Potencia Máxima200Kw
Torque Máximo2300Nm
RENDIMIENTOAutonomíaSuperior a 260Km
Capacidad de ascensoHasta pendientes de 23° inclinación durante 100m
Velocidad Máxima60Km (regulada)
BATERÍASMaterialLitio-hierro-fosfato
Tiempo de recarga (completo)Menos de 5 horas (1 solo conector)
ConectoresCombo CCS2
Potencia de carga150Kw

LA OFICINA

Gracias a la ubicación de la puerta de acceso a los pasajeros, detrás del eje frontal, el operador del vehículo cuenta con uno de los mayores espacios que hayamos visto en autobuses, pues el área que dispondrá el profesional del volante supera los 5 metros cuadrados.

El conductor estará completamente separado de los pasajeros, gracias a una división completa, lo que ayudará a preservar distanciamiento y permitirle desempeñar su actividad con mayor seguridad, realzando además esa sensación de amplitud de “su oficina. Controles siempre al alcance de su mano, como el panel Multiplex que comunica las funciones de chasis y carrocería, así como las unidades lógicas y de control de ruta, podrán ser consultadas sin que se distraiga de su función principal de dirigir el vehículo.

También en su espacio de trabajo se encuentran instaladas cámaras para detectar cualquier anomalía en el recorrido, el asiento del operador tiene suspensión neumática para hacer más cómodas las jornadas diarias, donde podrá disfrutar de la sensación de un vehículo cuya aceleración es inmediata debido al enorme torque, menos fatiga por la transmisión automática y el silencio propio de un autobús eléctrico.

Un modelo muy atractivo y funcional, que representa también la primera gran entrega de autobuses eléctricos para Superpolo en nuestro país. Adicionalmente contribuirá a acelerar la modernización de la flota de buses de Bogotá, en línea con la intención de la administración distrital retirar los vehículos del transporte público colectivo para contar con autobuses dotados de la última tecnología para el confort de los ocupantes, la productividad, la seguridad y la sustentabilidad.

VOLVO PROBARÁ SU NUEVO BUS ELÉCTRICO BZL EN LAS CALLES COLOMBIANAS

EL BUS DEMO RODARÁ POR 6 MESES EN COLOMBIA

Redacción Colombiabus – Volvo Buses Colombia / William Marroquín

No acaba de asimilarse el gran impacto que dejó el lanzamiento mundial del nuevo chasis para bus eléctrico BZL de Volvo, pensado para atender las necesidades de operadores y ciudades de cualquier metrópoli, cuando se recibe la grata noticia que pronto tendremos al nuevo vehículo de pasajeros, dispuesto para pruebas en Colombia, donde Volvo Buses ha estado presente desde hace más de 20 años, impulsando la modernización de los sistemas masivos y ofreciendo una mejor calidad de vida en el transporte.

La demanda mundial de soluciones de electromovilidad en el transporte público está creciendo y Volvo Buses se prepara para un crecimiento aún más rápido de los pedidos en los próximos años. «Con el nuevo Volvo BZL Electric, ofrecemos una plataforma global para un transporte público limpio, silencioso y energéticamente eficiente para satisfacer la creciente demanda en los mercados que ya están preparados para cambiar a la electromovilidad», asegura Anna Westerberg CEO Global de Volvo Buses.

André Marques, Director General de Volvo Group Colombia, mencionó en el lanzamiento del nuevo chasis BZL que “Colombia está dentro de las prioridades del Grupo Volvo para la introducción de buses eléctricos en Latinoamérica. Lo anterior, porque como país tenemos un gran potencial para esta tecnología y queremos desde ya generar el menor impacto con nuestras soluciones de transporte”.

Colombia está contemplada en las pruebas mundiales y se espera que un bus demo eléctrico esté en el país a principios del próximo año. «Por 6 meses el bus eléctrico Volvo tendrá actividades como presentación y pruebas de producto junto a operadores, inversionistas, aliados estratégicos e instituciones enfocadas en electromovilidad”, afirmó Giulliano Decicino, Gerente Comercial y Mercadeo de Volvo Buses Colombia.

Volvo Buses cuenta con años de experiencia en soluciones de electromovilidad, trabajando estrechamente con operadores de todo el mundo. Este chasis está diseñado de uno o dos pisos, con múltiples opciones para los conductores. «El nuevo Volvo BZL Electric se basa en soluciones probadas y exitosas ya desplegadas en Europa. Todos los componentes del chasis y del tren de fuerza han sido desarrollados para garantizar la calidad superior de nuestros buses», dice Dan Pettersson, jefe de negocios internacionales de Volvo Buses.

Los autobuses eléctricos siempre forman parte de un sistema. La distancia de las rutas, la frecuencia, la capacidad, la tarificación y la normativa local se traducen en soluciones diferentes. Este nuevo Volvo BZL está pensado para ser respetuoso del medio ambiente y las emisiones, más allá de cuando está en operación con pasajeros, pues materiales y proceso de fabricación han tenido en cuenta esa premisa y el 90% de los componentes del bus son reciclables, mientras que las baterías tendrán un segundo uso cuando terminen su vida útil en los buses.

La seguridad es otro valor fundamental de Volvo buses, el Volvo BZL Electric cumple con los más altos estándares europeos para una conducción superior y un funcionamiento seguro. Esto incluye la última oferta de Volvo Buses en tecnología conectada, Volvo APP Bus Connect. «Con funciones como la gestión de zonas seguras de Volvo, el operador puede definir zonas de seguridad en las que la velocidad máxima del autobús está limitada, por ejemplo, cerca de escuelas o en terminales”, explica Andrés Camacho, Gerente de Servicios Volvo Buses Colombia.

El nuevo Volvo BZL Electric cuenta con un tren de potencia desarrollado íntegramente por la compañía. El motor eléctrico de 200 kW está acoplado a una transmisión automatizada de dos velocidades. La cadena cinemática puede configurarse con uno o dos generadores, que entregan una potencia equivalente hasta 540 HP, lo que brinda al Volvo BZL Electric gran capacidad de ascenso, funcionamiento rápido y cómodo en todo momento.

El Volvo BZL Eléctrico está diseñado para la flexibilidad de recarga tanto para la carga rápida de alta potencia (OppCharge- Carga de Oportunidad) como para la carga lenta (CCS) en el garaje o depósito. Volvo Buses también ofrece un compromiso de energía utilizable, garantizando una cantidad acordada de energía para el funcionamiento y eliminando las preocupaciones del cliente sobre las baterías.

REVOCADO FALLO QUE IMPEDÍA CREACIÓN DE OPERADOR DE TRANSPORTE PÚBLICO EN BOGOTÁ

TRIBUNAL DE CUNDINAMARCA REVOCÓ DECISIÓN DE JUEZ

Redacción Colombiabus – William Marroquín / Caracol Radio

En mayo pasado el Juzgado Sexto Administrativo de Bogotá, suspendió el artículo del Plan de Desarrollo para la capital, que habilitaba la creación de un operador público de transporte masivo para la capital del país.

En su momento, el Plan Distrital de Desarrollo, aprobado a finales de mayo por el Concejo de Bogotá, buscaba que ese operador atendiera vacíos de mercado y de cobertura en la ciudad, dar continuidad al sistema y atender ciclorrutas, cables entre otras formas de movilización que contribuyan a la multimodalidad urbana.

Una nueva decisión judicial, señaló que en su momento el juez no contaba con todo el acervo probatorio para determinar que se hubiesen vulnerado las normas del artículo 91 del acuerdo 761 de 2020, declarando que la medida cautelar de la suspensión provisional del artículo no resulta procedente.

Así las cosas, la Administración Distrital, presentará muy pronto la Operadora de Transporte Público de Bogotá, donde la Alcaldía espera asumir parte del funcionamiento de Transmilenio y otros componentes del sistema de la ciudad.

EN ABRIL DE 2022 INICIARÍA PAGO SIN EFECTIVO EN TRANSPORTE URBANO DE BARRANQUILLA

ALIANZA SODIS LIDERA LA INICIATIVA

Redacción Colombiabus – William Marroquín / ImpactoNews

En las últimas semanas, han sido notorios los hechos de violencia contra el transporte público en Barranquilla: atentados contra la infraestructura de parqueaderos en las empresas, conductores en la mira de las bandas armadas, extorsión a las compañías que prestan en servicio de transporte y operadores asesinados son el triste resultado de la situación de inseguridad que se vive en la capital del Atlántico. Incluso, los motoristas han salido a protestar exigiendo garantías para poder desarrollar su labor con normalidad y han solicitado acompañamiento policial durante los recorridos.

Ante esta situación, es necesario encontrar mecanismos que permitan prestar un servicio más eficiente y mitigar los riesgos de atraco a los conductores y su producido, resultante del recaudo de los pasajes en efectivo. Por eso, los empresarios del transporte de La Arenosa y las autoridades de la ciudad, anunciaron una inversión de 25.000 millones para desarrollar una plataforma para el control y el recaudo del transporte público colectivo de Barranquilla, eliminando el pago en efectivo utilizado actualmente.

La iniciativa, presentada en la sede operativa de Alianza Sodis, una de las principales operadoras de transporte urbano de la ciudad, permitirá que más de 700.000 usuarios se beneficien. Se instalarán cerca de 2.700 equipos duales que incluyen el validador y la unidad lógica, necesarios para leer la información del medio de pago utilizado y además, facilitar transbordos en varias rutas e integración con otros sistemas de movilización masiva de la ciudad, con un solo pago y sin necesidad de efectivo.

Se espera que antes de terminar el primer semestre de 2022, la tecnología quede desplegada en toda la flota de buses urbanos de Barranquilla y permita a los usuarios pagar con tarjeta física o virtual (a través del teléfono móvil). El medio de pago deberá poder recargarse en más de 1.500 puntos establecidos tanto en la capital del Atlántico como en Soledad.

El Gobierno Nacional entregó una partida de $15.000 millones para cofinanciar el proyecto y los $10.000 restantes, han sido aportados por las empresas transportadoras. También se contempla la instalación de más de 2.700 routers, para permitirle a los usuarios el acceso a internet WiFi a bordo de los vehículos.

¿PARA QUÉ DEVOLVERSE?

EDITORIAL LATINOBUS – REVISTA 43

Redacción Latinobus – William Marroquín

Uno de los temas que más ha generado polémica y opiniones negativas por parte de los bogotanos, ha sido el llamado de atención de los operadores de Transmilenio que en varias oportunidades han manifestado dificultades económicas y han solicitado recursos para poder seguir operando, so pena de dejar de prestar el servicio y dejando a la ciudad sin su principal sistema de transporte.

Es importante recordar que a medida que fue creciendo Transmilenio se convirtió en la columna vertebral de la movilidad en la capital colombiana y llegando a movilizar más de 2,5 millones de usuarios diarios. La pandemia, las cuarentenas el mensaje que acusaba a los autobuses de ser un medio transmisor de enfermedades, así como el incentivo a nuevas formas de trabajo e interacción, han conducido en la actualidad a una movilización promedio de 1,1 millones de pasajeros. Es decir, casi un 60% de reducción de ingresos, originando una compleja realidad financiera para el sistema.

Con más romanticismo que sentido común, existen personas que añoran el sistema tradicional que por cerca de 60 años movilizó a la ciudad, cuando la incapacidad del estado para prestar un servicio esencial obligó a cederle esa tarea a los particulares. Con el cambio en la forma de operar y los autobuses que llegaron, el transporte masivo en Bogotá pasó a ser incluyente, accesible, ágil, seguro, productivo, confortable y sustentable, con una renovación de flota en los últimos años que pocas ciudades en el mundo se han permitido tener.

Transmilenio es un sistema en desarrollo permanente, que logró sobreponerse a los estancamientos derivados de gestiones inadecuadas de varias administraciones y ahora busca volver a las cifras que le devuelvan la sostenibilidad económica que la pandemia le quitó. Si los buses rojos, verdes, azules y naranja dejasen de operar, sería más complicado por los contratos vigentes entre la ciudad y los concesionarios, no todas las distancias ni todos los usuarios pueden movilizarse en bicicleta u otros medios alternativos de transporte, ni tampoco involucionar con los sistemas tradicionales que no están acordes a la realidad de la ciudad en estos tiempos.

El sistema debe seguir, porque la consolidación del metro como eje de la movilidad en Bogotá tomará décadas, y seguirá la integración con otros medios de transporte. De otro lado, en muchas zonas de la ciudad, las personas sólo podrán llegar a través de un autobús, dada su flexibilidad. La capital no puede regresar al pasado y sus prácticas ineficientes.

P.D. ¿Cómo se va a recuperar el 35% de puntos de la red externa de recargas que se perdió al terminar el convenio entre Recaudo Bogotá y Gelsa (propietaria de PagaTodo)? Resolver este dilema sería una excelente forma de recuperar a los usuarios y acercarlos al sistema.

MERCEDES-BENZ LANZA SU PRIMER CHASIS DE BUS ELÉCTRICO HECHO EN BRASIL

COMENZARÁ A RODAR EN 2022 EN LOS MERCADOS

Redacción Colombiabus – William Marroquín / Mercedes Benz Do Brasil

La competencia por el liderazgo en la electromovilidad latinoamericana cuenta ahora con nuevos actores, que llegan a proponer soluciones que buscan competir con las marcas chinas que han colonizado la región que suman a la fecha más de 2.000 buses operativos y que ruedan por las calles de las ciudades latinas.

Ahora Mercedes-Benz, se suma a esta creciente oferta de soluciones eléctricas, sobre la base del exitoso chasis O500U y tomando partes del eCitaro, que esta año conmemoró 20 años de lanzado, con más de 70.000 unidades vendidas en Latinoamérica y otros mercados como África y el sudeste asiático. Desarrollado en Brasil, en la planta de São Bernardo do Campo (Estados de São Paulo) y probado también en Alemania, el nuevo eO500U se convierte en la primera plataforma eléctrica fabricada en esta región del mundo, que comenzará su vida comercial desde 2022.

Partiendo del O500U para transporte urbano y BRT el equipo empezó el trabajo desde la planta de São Bernardo do Campo «La historia empezó con el prototipo del bus eléctrico, cuando vimos que se necesitaba un representante de la unidad del Centro Regional de Latinoamérica para vehículos eléctricos, desarrollamos en conjunto con el equipo de ingeniería hace algo más de dos años» comenta Augusto Franca, Gerente de Ventas Mercedes-Benz Onibus Brasil.

El proyecto del nuevo bus eléctrico Mercedes-Benz eO500U, requirió una inversión de 19 millones de dólares, que hace parte del ciclo de inversiones programadas para la planta de São Bernardo do Campo, una de las más modernas de Daimler en todo el mundo. Para el periodo 2018-2022 se espera haber destinado cerca de 4,6 billones de dólares.

La plataforma fue probada tanto en Brasil como en Alemania, acoplada al modelo Millennium de Caio Induscar, que ya ha acogido a otros chasises eléctricos que ruedan en Brasil. El nuevo eO500U, permitirá construir buses de hasta 13,2 metros de longitud, sus baterías representan cerca del 50% del peso del chasis, lo que significó un esfuerzo importante para mantener una buena capacidad y prestaciones.

El motor eléctrico está acoplado al eje trasero y el eO500U contará con sistema de frenos EBS y regeneración de energía para ayudar a recargar las baterías al desacelerar o frenar. El panel de instrumentos es completamente nuevo y está preparado para controlar toda la información del propulsor, la carga y duración de los acumuladores y demás sistemas electrónicos.

La autonomía con el pack de 4 baterías es aproximadamente 250 kilómetros y gracias a la versión de seis paquetes se pueden alcanzar hasta 300Km. Para recargar los acumuladores, se necesitará un tiempo estimado de 2,5 a 3 horas, que tendrán una vida útil estimada de alrededor de 15 años, suficiente para celebrar contratos de transporte público con las municipalidades latinoamericanas, además para poder facilitar un mejor retorno de la inversión.

Ya existe interés en los operadores de los estados brasileros de Sao Paulo, Vitoria y Salvador. Tanto para ellos, como para los transportadores urbanos de Latinoamérica, Asia, Europa del Este y Oceanía a donde se ofrecerá este eO500U, estará disponible un equipo de consultoría especializado provisto por Mercedes-Benz que les acompañará en el uso de la tecnología y el soporte para la infraestructura de abastecimiento de energía eléctrica.

Si bien el chasis inicial está configurado para bus padrón, la plataforma eO500U servirá para desarrollar versiones de bus articulado y biarticulado, aptos para los sistemas masivos y BRT de las ciudades latinoamericanas como Transmilenio en Bogotá, Metrobús en Ciudad de México, Red en Santiago de Chile y los desplegados en las ciudades brasileras, por citar algunos.

Este chasis urbano pone a Mercedes-Benz Latinoamérica en una nueva era, donde las ciudades y los operadores lo estaban esperando. También refuerza el compromiso de Daimler de buscar soluciones sustentables para el transporte colectivo de pasajeros y pensando en el futuro, alineados con los pilares de las megatendencias de la movilidad actual. Así llega el aporte de la marca de la estrella, para mejorar la calidad de vida de las personas en las grandes ciudades.

BYD HOUSES THE MARKET WITH MORE THAN 1,100 URBAN ELECTRIC BUSES IN LATIN AMERICA

RIVALS MUST WORK HARD IN LATIN MARKETS

Colombiabus newsroom – William Marroquín / eBus Radar

The eBus Radar platform is one of the organizations that promotes and monitors electromobility applied to public transport in Latin America, in charge of three functions: quantifying the CO2 emissions that electric buses have avoided, promoting data transparency and permanently monitoring the fleets of buses with this technology that operate in the region.

Monthly it publishes the statistics of the cities, the brands and the number of electric buses that are operating. It does not include the units that are awarded in different projects and that have already been ordered from the manufacturers, nor does it include those that were built but have not yet been registered. It is also important to clarify that road models are not recorded, which allows brands such as KingLong (the strongest in the region) or Sunwin, to add to the records.

In the accumulated brands that EBus Radar has been following since 2017 and taking data as of July 2021, BYD has 1,114 units sold and operating throughout the continent. An amount that has grown dramatically, especially since 2019 with the fleet electrification projects in the Red de Santiago de Chile, Transmilenio in Bogotá and Metroplus de Medellín system.

It is also a reflection of the work in many countries of several years of the Shenzhen builder, who in some of them spent several years in demonstrations, putting his products to the test in several of the most demanding urban systems in the region and betting without even making a sale a single bus, as electromobility is more grounded and the product has been better adapted to Latin America, orders are on the rise and deliveries planned for Transmilenio in the remainder of 2021 and 2022 will eventually trigger BYD’s advantage over other manufacturers of electric buses.

For a long time, trolleybuses were the majority in the region, especially in countries such as Mexico, Brazil, Ecuador, Argentina and Venezuela, which incorporated them into the fleets of their cities, since the last decades of the 20th century. The trend began to reverse in 2019, already with the positioning of other brands, the development of electromobility in cities and some incipient projects of electrification in road buses.

By 2020, the battery-powered bus fleet, generally recharged in the yard using connectors, became the majority of the electric bus fleets on the continent. This year also marked the appearance of regional projects such as the Modasa initiatives in Peru or Lucky Lion and Agrale developed in Argentina.

Chile, Colombia and Mexico are leaders in the participation of electric buses in the region; having 819, 588 and 400 vehicles operating and registered, respectively. The southern country also stands out for being the one with the greatest plurality of brands since, in addition to BYD as the leader, Foton, Yutong and Kinglong participate. Yutong leads in Mexico thanks to the incorporation of trolleybuses for the country’s capital, where it is also fighting for an important order on the Metrobús routes.

In Brazil, for the moment Eletra is leading the way, thanks to the incorporation of super articulated trolley chassis and 15-meter patterns that roll through São Paulo, coupled to the Millennium model bodies of the manufacturer Caio, although BYD is preparing to cut background quickly.

In the accumulated as of July 2021, eBus Radar reports that the fleet of electric city buses, deployed in Latin America, has contributed to prevent about 256,000 tons of carbon from being sent into the atmosphere. There are many brands present in the region, but little manage to be chosen, because for the operators of the region it is important that the vehicles they want to incorporate into the markets are brought in for testing and also take into account the local bodywork processes, which may even be Due to substantial transformation issues, be mandatory in various fleet modernization projects in the cities of the region.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL PARA MOVILIDAD URBANA EFICIENTE GRACIAS A GEOTAB

APROVECHANDO LA TECNOLOGÍA DE LAS FLOTAS CONECTADAS

Redacción Colombiabus – Geotab Inc.

En abril de 2021 y con un costo proyectado de 2,4 billones de pesos, inició la construcción de la troncal Avenida 68 del sistema Transmilenio, proyectada para ser la alimentadora del sistema metro más extensa de la capital del país, con sus 17 kilómetros de longitud, impactando la movilidad de cerca de tres millones de ciudadanos. Un corredor que se une a la red de vías segregadas del sistema BRT de Bogotá, que para ser verdaderamente eficiente y sostenible, debe ir de la mano con la tecnología de los servicios conectados.

En los últimos años, la movilidad en América Latina ha evolucionado rápidamente para ayudar a satisfacer las necesidades cambiantes de los conductores y las comunidades, especialmente con el rápido crecimiento en las ventas de vehículos híbridos y eléctricos. También, los grandes proyectos viales orientados a mejorar la eficiencia y seguridad de las carreteras, deben ir más allá de la construcción y adecuación de carreteras o la incorporación de una gran flota de vehículos, con una infraestructura vial que incluya la última tecnología.

Geotab, firma canadiense líder mundial en IoT (internet de las cosas – en español) y transporte conectado, es importante establecer las características esenciales que deben brindar los sistemas de transporte del futuro, que impactarán la operación en las grandes ciudades latinoamericanas, como Bogotá y Transmilenio. Estas características se pueden aprovechar con desarrollos que ya existen, con la ayuda de la Inteligencia Artificial (IA)

¿Qué características tendrá el transporte del futuro?

Transporte público bajo demanda: Aunque muchos sistemas de transporte tienen en cuenta los datos históricos para la planificación de despachos, el comportamiento del tráfico puede cambiar drásticamente y sin previo aviso. Por eso es necesario considerar los datos de la flota conectada que se generan casi en tiempo real para ayudar a los gerentes de despacho y flotas a lograr un control óptimo de la demanda y la capacidad de la flota.

El mantenimiento predictivo es una realidad: En vías troncales como la futura Avenida 68, que recorre casi toda la capital y se espera que conecte con el metro, cualquier vehículo articulado que quede inmovilizado en la vía por falla mecánica, será perjudicial para la operación, además de generar mayores costos para los operadores.

Hoy en día, los algoritmos de mantenimiento predictivo facilitan la detección de un error potencial en función de los datos de los mismos modelos de vehículos que tienen condiciones de conducción similares, lo que permite a los gerentes, programar revisiones antes de que los daños potenciales puedan afectar la movilidad del vehículo.

«Los avances en inteligencia artificial permiten predecir problemas potenciales en un vehículo, como cuándo fallará una batería, antes de que suceda, basándose en el análisis de sus curvas de voltaje y la detección de su agotamiento. Estos conocimientos de datos avanzados pueden ayudar a que las empresas reduzcan el tiempo de inactividad de sus vehículos y los costos operativos», menciona Eduardo Canicoba, AVP Business Development, para Latinoamérica de Geotab.

El aprendizaje automático puede ayudar a reducir la posibilidad de accidentes en el lugar de trabajo: gracias al avance de los algoritmos, el aprendizaje automático puede facilitar el conocimiento de cuáles son las principales causas de los accidentes de tránsito, teniendo en cuenta factores como la distracción y la fatiga del conductor, el clima o los daños mecánicos. A través del aprendizaje automático y los sensores instalados en cada vehículo, los datos del vehículo conectado pueden permitir una comprensión profunda de las razones detrás de un accidente y también pueden ayudar a predecir cuándo puede ocurrir un accidente, incluso alertando tanto a conductor como a los administradores de flota.

Detección de carreteras dañadas y áreas de alto riesgo: Procesando puntos de datos de cada vehículo de una flota, como en las concesionarias de TransMilenio, es posible identificar las áreas de la ciudad donde ocurren un mayor número de accidentes de tránsito o incluso donde se producen movimientos repentinos como una frenada brusca. Estos conocimientos permiten a los administradores de flotas predecir rutas, programar la velocidad cuando se transita por ellas y al mismo tiempo, mejorar el comportamiento y la seguridad del conductor.

Además, a través de acelerómetros instalados en vehículos, se pueden detectar huecos en la vía, como baches. Identificar las ubicaciones de los peligros potenciales puede ayudar a entender dónde y cuándo es necesario realizar trabajos de reparación en las líneas troncales.

Sin duda, la modernización del sistema de transporte en Bogotá y en toda América Latina es una prioridad. Para ayudar a los gobiernos a planear mejor los desarrollos como TransMilenio, la plataforma telemática de Geotab equipa a sus clientes con las herramientas, los recursos y las soluciones necesarias para una planificación más estratégica de la infraestructura vial que ayudarán a mejorar la eficiencia y la seguridad de las flotas y, en general, conducirán a un mayor desarrollo de la capital para todos los colombianos.

PALIZA DE BYD CON MÁS DE 1.100 BUSES ELÉCTRICOS URBANOS EN LATINOAMÉRICA

RIVALES DEBERÁN TRABAJAR DURO EN LOS MERCADOS LATINOS

Redacción Colombiabus – William Marroquín / eBus Radar

La plataforma eBus Radar es una de las organizaciones que promueve y monitorea la electromovilidad aplicada al transporte público en Latinoamérica, encargándose de tres funciones: cuantificar las emisiones de CO2 que han evitado los autobuses eléctricos, promover la transparencia de datos y monitorear permanentemente las flotas de autobuses con esta tecnología que operan en la región.

Mensualmente publica las estadísticas de las ciudades, las marcas y la cantidad de autobuses eléctricos que se encuentran operando. No incluye las unidades que se encuentran adjudicadas en diferentes proyectos y que ya fueron pedidas a los fabricantes, tampoco cuenta a las que fueron construidas pero aún no han sido matriculadas. También es importante aclarar, que no se registran los modelos de carretera, lo que permite a marcas como KingLong (la más fuerte en la región) o Sunwin, sumar a los registros.

En el acumulado de marcas que EBus Radar viene siguiendo desde 2017 y tomando datos al corte de julio de 2021, BYD suma 1114 unidades vendidas y operando por todo el continente. Una cantidad que ha crecido de manera espectactular especialmente desde 2019 con los proyectos de electrificación de flota en el sistema Red de Santiago de Chile, Transmilenio en Bogotá y Metroplus de Medellín.

También es reflejo al trabajo en muchos países de varios años del constructor de Shenzhen, que en algunos de ellos estuvo por varios años en demostraciones, sometiendo sus productos a prueba en varios de los sistemas urbanos más exigentes de la región y apostando sin siquiera hacer vendido un solo autobús, en la medida que la electromovilidad está más aterrizada y el producto se ha ido adaptando mejor a Latinoamérica, los pedidos vienen en aumento y las entregas previstas para Transmilenio en lo que queda de 2021 y 2022 acabarán por disparar la ventaja de BYD sobre otras marcas fabricantes de buses eléctricos.

Fuente: EBus Radar – Gráfico: Colombiabus

Durante mucho tiempo los trolebuses fueron mayoritarios en la región, especialmente en países como México, Brasil, Ecuador, Argentina y Venezuela que los incorporaron en las flotas para sus ciudades, desde las últimas décadas del siglo 20. La tendencia comenzó a invertirse desde 2019, ya con el posicionamiento de otras marcas, el desarrollo de la electromovilidad en las ciudades y algunos proyectos incipientes de electrificación en autobuses de carretera.

Para 2020, la flota de buses movida por batería, generalmente con recargas en patio mediante conectores, pasó a ser mayoría en las flotas de buses eléctricos en el continente. También este año marcó la aparición de proyectos regionales como las iniciativas de Modasa en Perú o Lucky Lion y Agrale desarrollados en Argentina.

Chile, Colombia y México son punteros en la participación de buses eléctricos en la región; teniendo operativos y matriculados 819, 588 y 400 vehículos, respectivamente. El país austral también destaca por ser el de mayor pluralidad de marcas pues además de BYD como líder, participan Foton, Yutong y Kinglong. Yutong lidera en México gracias a la incorporación de los trolebuses para la capital del país, donde también lucha por un pedido importante en las rutas de Metrobús.

En Brasil, de momento Eletra lleva la delantera, gracias a las incorporaciones de chasises de troles del tipo super articulado y padrones de 15 metros que ruedan por Sao Paulo, acoplados a las carrocerías del modelo Millennium del constructor Caio, aunque BYD va preparándose para recortar terreno rápidamente.

En el acumulado a julio de 2021, eBus Radar informa que la flota de buses eléctricos de ciudad, desplegada en Latinoamérica, ha contribuido a evitar que se envíen a la atmósfera, cerca de 256.000 toneladas de carbono. Existen muchas marcas presentes en la región, pero pocas logran ser las elegidas, pues para los operadores de la región es importante que los vehículos que quieren incorporar en los mercados sean traidos para las pruebas y también contemplar los procesos de carrozado locales, que incluso pueden por temas de transformación sustancial, ser obligatorios en varios proyectos de modernización de flotas en las ciudades de la región.

SE APROBÓ PRESUPUESTO PARA MANTENER OPERATIVO A TRANSMILENIO EN BOGOTÁ

PROYECTO DEBERÁ PASAR A PLENARIA DEL CONCEJO DE BOGOTÁ

Redacción Colombiabus – William Marroquín

Uno de los temas que ha generado más reacciones y preocupaciones entre los bogotanos, fue la posibilidad que Transmilenio tuviera que cerrar operaciones a partir de agosto de 2021, por las dificultaes económicas que viene atravesando el sistema, y el enorme déficit financiero que haría necesaria una adición presupuesta de 1,2 billones de pesos para evitar que la columna vertebral que moviliza a los bogotanos se mantenga activa.

Hay que tener en cuenta que la situación viene gestándose desde que empezó la pandemia, pues Transmilenio en sus componentes zonal, alimentador y troncal pasó de movilizar a cerca de 2,6 millones de usuarios diariamente, a transportar menos de 600 mil personas. Esa enorme disminución, es el principal causante del desbalance económico del sistema.

Tras ocho sesiones y más de diez fatigosas horas, la Comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá, aprobó el proyecto presentado por la Alcaldía que incluye la adición de recursos para asegurar la continuidad de operaciones del sistema, con doce votos a favor y tres en contra, el proyecto de acuerdo 265, que agrega recursos al Fondo de Estabilización Tarifaria.

Ahora el proyecto pasará a segundo debate en la Plenaria del Concejo de Bogotá, adicionalmente, de cara al aumento de la población que ya recibió su vacuna contra la Covid-19 y manteniendo las medidas de autocuidado, se podrá inyectar mayor confianza en el sistema, para que los usuarios regresen a utilizarlo.