Tag Archives: Transaire

TRANSAIRE: 30 AÑOS DE BUEN CLIMA

Redacción Latinobus

En los ochentas, el panorama de la climatización en los buses era muy diferente a que vivimos hoy en día. El concepto de confort aún estaba en desarrollo y los clientes tenían en su imaginario el paseo en “flota” como una aventura de curvas, animales, estrechez y sobre todo, calor. A principios de la década aparecen en Colombia los primeros autobuses con Aire Acondicionado en las empresas que atendían rutas hacia la Costa Caribe; mientras tanto, en otras regiones, este elemento era visto
como un elemento superfluo, que, además, debido a las medidas proteccionistas de la época, tenía un altísimo costo.

Don Hugo Mantilla, transportador santandereano con muchos años de experiencia, sabía que empresas como Copetran, Expreso Brasilia y Berlinas del Fonce contaban con estos equipos. En 1989, en compañía de su hijo Camilo, se traslada a Bogotá, y comienza a importar desde Estados Unidos las unidades Thermo King D1-1001, que se ubicaban en
la parte trasera de las carrocerías, además de los sistemas Carrier Capri 280 para montaje sobre techo, ensamblados en México. Una refrescante
historia que traemos a nuestros lectores al estilo de Latinobus.

1992 – Nace un sueño

Los Mantilla (padre e hijo), siempre tuvieron la visión de fabricar unidades de climatización propias e instalándose en el sector de Fontibón, materializan el sueño, constituyendo Transaire. Ofrecen las tres opciones para el transportador: Thermo King, Carrier y su marca propia, en ese entonces, con capacidad de entre 76.000 y 96.000 BTU/h.
Los compresores Bock alemanes, importados directamente ayudaron al avance: más livianos y eficientes en consumo, producían menos ruido y vibraciones; adicionalmente, facilitaban la posventa. A la fecha, sigue siendo un matrimonio exitoso y componente fundamental en
todos sus productos.

La primera unidad propia fue instalada sobre una carrocería Olímpica COX2000 “Coche-Bala” con chasis Chevrolet CHR580, encargada por Turistran, empresa de transporte turístico bogotana. Esta época coincide con un gran crecimiento en la demanda de unidades, al convertirse el sanitario y la climatización en estándar para grandes buses intermunicipales.

1996 – Enfoque en lo propio

Desde sus inicios, Transaire se esforzó por brindar agilidad, disponibilidad de repuestos y técnicos capacitados, ganándose la confianza de los transportadores. Cambia la orientación, dejan de importar unidades y se enfocan exclusivamente en el desarrollo de sus propios equipos.

Los compresores Bock alemanes, importados directamente ayudaron al avance: más livianos y eficientes en consumo, producían menos ruido y vibraciones; adicionalmente, facilitaban la posventa. A la fecha, sigue siendo un matrimonio exitoso y componente fundamental en todos sus productos.

1997 – Ampliando el portafolio

Las necesidades del mercado llevan a desarrollar sistemas de climatización para busetas. El modelo FD3 aplicaba para carrocerías sobre chasises Mazda T, Chevrolet NPR de 30 pasajeros con 60.000 BTU/h y el FD2 para Mitsubishi Canter y Daihatsu Delta de máximo 19 ocupantes con 38.000 BTU/h. En 1998 llega el equipo WPlus, para buses
de 12 metros en adelante y máximo 48 pasajeros, con enfriamiento de 110.000 BTU/h.

2002 – La Recuperación del Transporte

Complementando la oferta, asumen la representación de Songz Climate de China, instalando varias unidades sobre Invicar, Olimpica Star Evolution y pedidos para carroceros ecuatorianos.

Se amplía el portafolio con la unidad T20-04 para busetas de mayor tamaño como las construidas sobre chasis Agrale, Hino FB4 y Chevrolet N. El aumento en la demanda lleva a trabajar más de la mano con los carroceros, con la ventaja para ellos de tener soluciones a la medida.

2008 – Mirando a China

Complementando la oferta, asumen la representación de Songz Climate de China, instalando varias unidades sobre Invicar, Olimpica Star Evolution y pedidos para carroceros ecuatorianos.

2009 – Línea QRX

Ahorros en peso con nuevos materiales, bases en aluminio, mejor manejo de la fibra de vidrio y serpentines más delgados, trajeron los nuevos QRX. El QRX-40 para bus grande, pesaba 70Kg menos, e integró condensador y evaporador en una sola pieza, entregando hasta 135.000BTU/h.

Para busetones de 36 pasajeros, QRX-30 de 85.000BTU/h evolucionó en la ubicación del compresor en propulsores frontales, aprovechando mejor el espacio y reduciendo peso. Un año después, se presenta el modelo QRX-20 de 78.000BTU/h para microbuses de 30 ocupantes.

2013 – Llamando la atención en Suramérica

El trabajo realizado con las unidades para midibuses de motor frontal, capta el interés de carroceros en Suramérica, iniciando una relación con Apple Bus de Perú. La participación de mercado de Transaire en Colombia, ya superaba el 70%, y permitía brindar soporte a otras marcas que habían disminuido su penetración o abandonado el país.

2014 – Desarrollos muy especiales

Transaire presenta el LR40 de doble cuerpo para Autobuses AGA, optimizando distribución de cargas en techo y el anclaje a la carrocería y mejorando la ubicación de la rejilla central de retorno interior. Tiene calefacción opcional, climatización para camarote y entrega 130.000BTU/h.

Para buses dos pisos de lujo, aparece el DS-50, con condensador instalado en la parte trasera sobre el motor. Entrega 190.000BTU/h para hasta 74 ocupantes en cabina, en primero y segundo nivel. Estrenado en los Modasa Zeus 3, también fue elegido para el Majestic DD de Carrocerías JGB.

2017 – Vamos a la carga

Tras años de análisis del segmento de carga colombiano, Transaire comienza la representación de las unidades Dongin Thermo coreanas, atendiendo las necesidades desde 600kg hasta 10 toneladas.

2018 – La línea K

Aparece la generación compacta con el K4 para Alianza Sodis y Coolitoral en Barranquilla y sus buses padrón de 90 pasajeros. Junto a Superpolo, se realiza un desarrollo específico, en los Marcopolo Paradiso 1200 y 1350 New G7. En 2019, nuevamente junto a Superpolo, el K5L ofrecería la mayor capacidad de enfriamiento en buses monocuerpo de hasta 15 metros de largo (160.000BTU/h), para Alianza Sodis.

2020 – Llevando frescura a Chile

Uno de los mayores hitos de Transaire llegó en plena pandemia: junto a Superpolo, suministra unidades de climatización para 200 buses Marcopolo Gran Viale BRT articulados, destinados al operador SuBus, del sistema Red en Santiago de Chile. La unidad K4-3LT supera el enfriamiento combinado de un equipo para bus de 12 metros con
uno de 9 metros, brindando 225.000BTU/h. Por otra parte, el midibus Fascino de JGB, estrena el equipo K3, capaz de ofrecer climatización para tres áreas en un busetón: cabina, salón de pasajeros y camarote.

2021 – Últimos desarrollos

Llega una variante del equipo K3 para los buses a gas del SIVA de Valledupar, una unidad de mayor tamaño acompañada de alternadores y baterías de más capacidad sobre Iveco. En entrega un pedido adicional de sistemas de climatización para 80 articulados de SuBus en Chile. También llega el L4 para buses intermunicipales de 12 metros en adelante, más estilizado y estrenado en el reciente AGA Creo.

AUTOBUSES AGA, VOLVO Y BUSSCAR ENTREGAN NUEVAS UNIDADES

ESTRENOS EN DIFERENTES SEGMENTOS

Redacción Latinobus – William Marroquín

Han sido más de dos años muy difíciles para la industria del autobús a nivel mundial, especialmente en la movilización de pasajeros por carretera. En Colombia la situación ha sido igualmente complicada y analistas de la industria estiman que para el año 2024 podremos ver una recuperación, mediando que se mantengan las señales de confianza para estimular los proyectos de transporte pendientes.

Una semana de movimientos, con entregas en el segmento de carretera para servicio especial e intermunicipal, que se espera sean la entrada para más incorporaciones. También para que se conozca qué tienen pensado las marcas, pues el tiempo límite para la adopción de las normas de emisiones Euro 6 se agota.

AGA: CONFIABILIDAD Y CALIDAD SON LA CLAVE

El constructor de autobuses de Duitama con sus 45 años de historia, había generado muchas reacciones con la presentación de su nuevo creo, aunque todavía existían encargos del Spirit 2 por entregar, mientras que su Midibus, sigue siendo un valor seguro para los autobuses que rondan los 5.000mm de distancia entre ejes.

Para la movilización de servicios especiales, Transportes La Mina, que ya ha sido cliente de Autobuses AGA, con varias unidades de su Midibus, jugó con un valor seguro y recibió una nueva unidad, sobre el chasis Chevrolet FRR para 39 pasajeros, que destaca en el frente por su juego de unidades ópticas frontales con el mismo estilo de su hermano mayor Spirit 2. Pinturas bien puestas, terminados de primera calidad en el interior, presentación impecable siguen estando presentes.

Si bien el modelo Creo está disponible para quienes requieren un autocar de gran tamaño, todavía siguen apareciendo transportadores interesados en el modelo Spirit2 del constructor boyacense. Transportes Herveo dedicada a los servicios especiales en Ibagué, con operación importante en Bogotá ha encargado un modelo con 44 asientos más sanitario, buscando atender excursiones y servicios turísticos.

Confiando en el chasis RS1836 de Mercedes-Benz, se encuentran prestaciones, suavidad de marcha y una plataforma muy equilibrada, sobre la cual construir buses de hasta 13 metros de longitud y alta capacidad para rutas largas. Ambos modelos cuentan con sistemas de climatización provistos por Transaire, que celebra 30 años de historia en 2022.

ENTREGA MEMORABLE CON VOLVO BUSES

Cootranar es una compañía nariñense con sede en la ciudad fronteriza de Ipiales y con su servicio preferencial Aerocóndor, atiende el corredor Cali – Tumaco así como Cal – Ipiales. También se preparan para iniciar una nueva era, viajando hasta Medellín, tras haber sido una de las compañías que logró adjudicarse una frecuencia en las pasadas licitaciones de rutas intermunicipales, que se espera inicien finalizando noviembre.

Por lo pronto, continúan en la renovación de su flota incorporando un nuevo Volvo B420R con todos los valores fundamentales del constructor sueco, ahora al servicio de la clientela de Cootranar: calidad, respeto por el medio ambiente y seguridad. Gracias a su motor de 10.800cc y los materiales empleados para construir la plataforma, es el chasis más liviano del mercado, permitiendo gran economía de combustible y enorme facilidad para moverse, reforzado con los 420HP y 1989Nm de su propulsor.

Para escalonar correctamente la entrega de semejante poder, la transmisión automatizada I-Shift está presente con sus 12 marchas adelante y las posibilidades de operarla en modo “economy” para un mejor rendimiento en combustible o “performance” para obtener el máximo desempeño en las rutas de montaña por Nariño. Asimismo, para tranquilidad de los ocupantes, está equipado con EBS, frenos de disco, ABS, ESP, control de tracción, retarder, freno de motor VEB (Volvo Engine Brake), sensor de desgaste de pastillas y alerta de vida útil, así como advertencias de malfuncionamiento del sistema. El confort de marcha se realza gracias a la suspensión neumática de ajuste electrónico.

La carrocería Paradiso 1200 New G7 de Marcopolo, ofrece confort a prueba para los 42 ocupantes, con cinturones de seguridad en todos los puestos, cabecero viscoelástico que se adapta a los contornos del cráneo para mejor descanso, un interior con tonos grises que favorece la luminosidad interior, división cabina completa, climatización Transaire, pantallas ambientales y puertos USB para recarga de dispositivos.

TRANSTEC SE CONSOLIDA EN EL GRUPO LIBERTADORES

Uno de los proveedores fundamentales de la industria del autobús en Colombia es la bogotana Transtec, cuyas piezas termoformadas, inductores y escotillas están presentes en prácticamente todas las carrocerías colombianas. También lograron convertirse en uno de los principales jugadores en el segmento del entretenimiento a bordo para autobuses y ante todo, son un centro de diseño e ingeniería en permanente desarrollo.

Dentro de su línea de entretenimiento a bordo, han realizado su aporte para Autoboy, una de las compañías del Grupo Libertadores junto a Coflonorte y Flota Sugamuxi. Aprovechando la entrega de un flamante bus dos pisos Busscar Busstar DD sobre el chasis Scania K440, Transtec ha provisto todo el sistema de pantallas individuales en ambos niveles, para contribuir a experiencias de alto confort para los viajeros.

Un interior para 58 pasajeros, dispuesto con las 12 poltronas de gran anchura, 160° de reclinación y tapizadas en cuero del primer piso; junto con los 46 asientos semicama del segundo nivel. Ambos pisos cuentan con sanitario y se espera ver flamante autobus, en rutas más allá del corazón de Boyacá, seguramente conectando Bogotá con Bucaramanga y también con la costa atlántica.

El Busstar DD de Busscar ha tenido gran acogida en México, que ha sido el mejor destino para el constructor pereirano. Sin embargo, otros mercados como Chile, Perú y Ecuador, también han comprobado el diseño y calidad de este gran bus; para una experiencia redonda, el chasis Scania K440 encaja perfectamente, con su gran podería, su transmisión automatizada Opticruise, la suspensión neumática y todo el soporte de Scania, que en Colombia ostenta más del 75% de participación en el segmento de grandes buses de carretera.

AUTOBUSES AGA 45 AÑOS: UNA HISTORIA CONTADA POR LOS MODELOS DEL FABRICANTE BOYACENSE

MODELOS FAMOSOS DE LA INDUSTRIA CARROCERA LOCAL

Retrovisor Revista Latinobus No. 51 – William Marroquín

El crecimiento de la actividad siderúrgica durante los años cincuenta en Boyacá, llevó de la mano al sector transportador, pues la población comenzó a desplazarse del campo a los centros urbanos. Las empresas incorporaron buses más modernos, con carrocerías metálicas e importados de Norteamérica.

Posteriormente, hombres de la región desarrollan localmente carrocerías metálicas, ofreciendo  mayor resistencia y confort, adaptándose a las vías de aquel entonces. Don Armando Gutiérrez Acevedo, fue uno de esos visionarios que quería construir autobuses de alta calidad y formar una cooperativa de industriales en Duitama.

AGA Premium – Chevrolet CHR7.2 / Foto: William Marroquín

En el corazón de Boyacá, en las afueras de Duitama, nacen simultáneamente ambos proyectos: la Ciudadela Industrial que acogería esos empresarios y Autobuses AGA, fabricando su primer autobús, entregado un 10 de junio de 1977.

Desde ese entonces han quedado historias de confiabilidad, resistencia, buenos viajes y también la capacidad de una compañía para sobreponerse a momentos difíciles. Demostrando que, por encima del fabricante de autobuses y autocares, existe un proyecto basado en las personas, que en estos 45 años cuentan sus creaciones.

1977 – COMIENZA UNA HISTORIA

1977 – AGA de Lujo – Chasis Dodge P900 / Foto: Autobuses AGA

Atendiendo un pedido de Copetran, se hizo realidad el sueño de Don Armando Gutiérrez de tener su propia fábrica de buses e impulsar el proyecto de la Ciudadela Industrial en Duitama. Amplios ventanales rectos, la ventanilla triangular que acompañaba al escalón de techo y marcaba las dos alturas, unidades ópticas frontales rectangulares, panorámico curvo, asientos reclinables y tapizados en hule que simulaba el cuero fueron tan famosos como su resistencia. Carrozado sobre Dodge P900, el primer chasis de motor trasero concebido para Colombia.

1978 – MÁS VERSATILIDAD

1982 – AGA versión bus “Trompón” – Chasis Chevrolet B60 / Foto: Autobuses AGA

Un año después del primer autobús, aparecen las versiones sobre plataforma de camión Dodge 600 ubicando al conductor sobre el eje frontal para más espacio “machaca” y las busetas para servicio urbano acopladas al Dodge 300. Con el cambio de Chrysler a General Motors en Colmotores, el bus tipo trompón con chasis Chevrolet B60, recibe al modelo de AGA, que también destacaba por su ventana triangular entre la puerta de acceso y demás ventanales.

1989 – Chasis Chevrolet CHR580 / Foto: Autobuses AGA

Para 1984 desaparece la ventana triangular que marcaba las dos alturas en los buses Pullman y se hace una actualización para acoplarse al legendario chasis Chevrolet CHR580, que aceleró el desarrollo de modelos de lujo en la época En 1988 se actualiza la planta, incorporando nuevas máquinas para corte y doblado de láminas.

1990 – SUPERAGA

AGA SuperAga – Chevrolet CHR580 modelo 1991 / Foto: Daniel Santamaría

Queriendo estar dentro de la tendencia de fines de los ochentas e inicios de los noventa, el SuperAGA se distinguía por un nuevo frente más redondeado y aerodinámico, sin necesidad de grandes voladizos delanteros, garantizando la estabilidad. Atenta al crecimiento de los servicios preferenciales de la época, con mayores comodidades a bordo, AGA ofrecía la opción del sanitario ubicado detrás de la puerta de acceso de pasajeros.

1993 – ROYAL CLASS

1993 – AGA Royal Class – Chevrolet CHR580 / Foto: Autobuses AGA

Resultado de investigaciones realizadas en Europa, el AGA Royal Class creó una tendencia seguida por otros constructores locales: Superior, Invicta, Suprema, Jota Jota, Laser, Indubo, Satélite y JGB, todos ellos desarrollaron sus versiones “europeas”. Ideas como los trazos rectos, sanitario en la mitad, interior sin división cabina, enorme panorámico, ventanales sin paral ni correderas y forrado exterior sin remaches, lo convirtieron en una de las creaciones más famosas de la historia colombiana del autobús.

1995 – DINAPOLIS

AGA Dinapolis – Mercedes Benz O1318 / Foto: Charlie Rodríguez

Desarrollado a partir del concepto Royal Class, adelantándose a los sistemas masivos que pocos años después llegarían para quedarse. Pasillo central amplio, gran luminosidad interior, asientos de alta resistencia, pasamanos y manijas al alcance de todos, se convirtieron en soluciones ahora comunes en los buses de transporte masivo. También tuvo aceptación en servicio especial e intermunicipal; carrozado sobre Mitsubishi RP118, Chevrolet LT500 y CHR660 y Mercedes-Benz O1318 (algunos con transmisión automática Allison MT643).

1997 – DIFERENTES SEGMENTOS, UN MISMO ESTILO

Una actualización del Royal Class con un frente menos inclinado, ventanales sellados, nuevos conceptos de diseño estructural aplicados por primera vez en el país y uso intensivo de dispositivos de conformado. Uno de los buses de carretera preferidos por el transportador de final de siglo, también sería exportado a Venezuela.

AGA Premium – Chevrolet CHR660C / Foto: Autobuses AGA

Los conceptos aplicados en los modelos Royal Class y Premium continuaron ampliándose a toda la gama; primero, con la buseta Futura de gran versatilidad, apto para segmento urbano, pero también aceptada en servicio turístico e intermunicipal de cortas distancias, los grandes ventanales en una sola pieza y el enorme panorámico siguieron marcando personalidad.

AGA Futura – Mercedes-Benz LO814 / Foto: Autobuses AGA

Esos detalles también estaban presentes en el bus Hércules, con el arquetipo del bus trompón sobre el Chevrolet B70 combinando fortaleza y confort en las carreteras. La llegada de estos tres modelos coincide con la gran crisis económica y de orden público de final de siglo veinte, que mermaron a su mínima expresión, el interés de los transportadores por los buses de carretera.

AGA Hércules – Chevrolet B70 / Foto: William Marroquín

1998 – PRISMA

AGA Prisma – Chevrolet NPR / Foto: Óscar Flórez

Un modelo que debe su nombre a los trazos rectos, sus formas angulosas y los grandes ventanales planos en todas las esquinas, combinándolas con acabados funcionales y resistentes al trato diario, para el servicio urbano y cercanías. Gran ajuste de carrocería, bajo peso y adaptabilidad a las necesidades de las ciudades con economía de operación.

1999 – MASTER

AGA Master – Chevrolet LT500 / Foto: Autobuses AGA

Una versión económica del Premium con interiores más funcionales, puerta de pasajeros plegable, concebida para transporte de cercanías que tuvo mejor acogida en servicio especial, escolar y empresarial. Con los chasises Chevrolet LT500 y su sucesor CHR7.2 combinaría resistencia, sencillez y confiabilidad insuperables.

2000 – VENUS

AGA Venus – Mercedes Benz Sprinter 412D / Foto: Autobuses AGA

Las vans de origen norteamericano hicieron furor iniciando los noventa, pero a finales de la década su alto consumo, sus condiciones de marcha aptas para rutas diferentes a las colombianas y sus problemas de soporte, las desplazaron por los vehículos europeos. La Sprinter 412D en versión chasis, serviría para el desarrollo del microbús Venus, para rutas cortas.

2002 – IDEA

AGA Idea – Chevrolet NPR / Foto: William Marroquín

Los efectos de la crisis llevarían a decretar la liquidación de Autobuses AGA por parte de la Superintendencia de Sociedades, sin embargo, dentro de la compañía existían personas que se negaban a rendirse y a ver el final del fabricante duitamense. La buseta Idea, fue el primer modelo desarrollado por el diseñador Andrés Gutiérrez, hijo de Don Armando, quien definió el ADN formal de la marca en ese entonces. Otro modelo versátil, visto en urbano, intermunicipal y especial mostraba trazos de lo que estaba por venir para el resurgimiento de AGA.

2003 – POLARIS

AGA Polaris – Chevrolet LV150 / Foto: William Marroquín

El bus que salvó a la marca de su desaparición y puso las cifras en negro. Pese a las dificultades, la investigación y el espíritu innovador nunca se perdieron; piso a doble altura, piezas termoformadas y millaré en fibra de vidrio, portapaquetes en cristal templado, espejos en forma de oreja y alta resistencia le permitieron llegar incluso a empresas que jamás habían estrenado un AGA en sus flotillas. Confiabilidad insuperable, versatilidad y buena reventa son aspectos más que nunca presentes en este modelo, que siempre han sido valorados por el transportador.

2007 – CAMINO

AGA Camino – Mercedes Benz OH1420 / Foto: Autobuses AGA

Saludó los 30 años de historia de AGA y su total recuperación económica, pensado para el servicio escolar, turismo y cercanías. Nominado al Premio Lápiz de Acero 2008, el reconocimiento más importante al diseño colombiano. Nuevos detalles de consola de techo; paragolpes integrados a la cara frontal del bus, con unidades ópticas que simulaban una “sonrisa” y panel de instrumentos rediseñado.

2009 – MIDIBUS

AGA Midibus – Hino FC9J / Foto: William Marroquín

Combinaba el estilo de un autocar de gran tamaño con la flexibilidad que se necesita de un modelo de carretera para distancias cortas y medias, capaz de transportar hasta 39 pasajeros con 9,7 metros de longitud. Pionero en el desarrollo de busetones con puerta adelantada y plataforma estructural levantada, que permitían tanto mayor espacio en las bodegas semipasantes, como en capacidad de ocupantes.

2011 – SPIRIT

AGA Spirit2 – Volvo B420R / Foto: William Marroquín

Ganador al Premio Lápiz de Acero en 2012 en la categoría de producto. Toma los elementos ganadores del Polaris y los actualiza, también amplía las opciones de chasises pues logra la aprobación para carrozar versiones en configuración 6X2. Su resistencia, confiabilidad, adaptabilidad, economía en operación y buen precio de reventa lo mantienen como uno de los preferidos por el transportador Colombiano. En 2017 un retoque en el frente, nuevos tonos de interior y cambios en los portapaquetes llegan al mercado con el Spirit 2.

2018 – POESIS

AGA Poesis Integral – Foto: William Marroquín

La apuesta para construir un bus integral a tono con las tendencias mundiales,  con chasis y carrocería desarrollados en casa, facilitando la operación y la posventa  incorporando los mejores elementos del mercado: Motor y ejes MAN, transmisión ZF, dirección Bosch, retardador Voith, frenos de disco en las 4 ruedas y suspensión neumática. Un autocar mediano de 10.400mm de longitud, con propulsor trasero, amplia capacidad de bodega y el confort que los chasises de motor delantero no pueden ofrecer. En 2019 llega la versión para acoplarse a las plataformas más de 12 metros de largo disponibles en Colombia (Mercedes O500RS, Scania Serie K, Volvo B420R y Chevrolet LV152/452).

2022 – CREO

AGA Creo – Scania K400 / Foto: Miguel Papagayo

Otro modelo que muestra la capacidad de AGA para sobreponerse a las dificultades, pues fue definido a finales de 2019 y su proceso de fabricación se desarrolló durante las restricciones derivadas de la pandemia. Conserva solamente los ventanales curvos y el forro en aluminio de modelos previos; ofrece visibilidad mejorada, interior más claro, controles más cerca del conductor, mayor anchura del salón de pasajeros y la carrocería más liviana del mercado. Símbolo de la confianza en el transportador  una vez cliente, siempre un amigo que desea llevar experiencias de viaje inolvidables.

PERUANA APPLE BUS ENTREGA 14 AUTOBUSES PARA TRANSPORTE MINERO

INCLUYEN INTERESANTES DETALLES DE SEGURIDAD ACTIVA

Redacción Latinobus – Apple Bus / William Marroquín

El fabricante de carrocerías peruano Apple Bus, que se acerca a sus 30 años de historia, también quiere hacer parte de esas empresas que aportan a la demanda de unidades de transporte empresarial para el sector minero del país. Y por eso, ha sido un aliado fundamental de la empresa Turismo Huamanga que atiende los segmentos de turismo, excursiones y de personal para empresas con 25 años en la actividad.

El constructor ubicado en Lima entregó en las instalaciones de Turismo Huamanga, 14 autobuses para personal minero. Un pedido que comprende 9 unidades del modelo Drako para minibus sobre chasis Hino FC y 5 del autocar Centauro acoplado a la plataforma Volvo B270F. Estos vehículos estarán operando en la Mina Condestable, la más grande del país dedicada a la extracción de Cobre, ubicada en la ciudad de Mala a 90 kilómetros de la capital peruana y a cargo de Southern Peaks Mining.

La entrega de los vehículos contó con la presencia de los representantes de las tres marcas y de Turismo Huamanga. Apple Bus construyó las unidades bajo los más exigentes requerimientos formulados por Southern Peaks Mining para movilizar a los trabajadores con seguridad y confort.

En el aspecto de bioseguridad, Apple Bus no ha bajado la guardia pese a la reducción de contagios y por ello las carrocerías cuentan con termómetro con reconocimiento facial, dispensador automático de gel antibacterial, mampara de separación con el conductor, desinfección automática, purificador de aire con rayos UV y un innovador indicador de la calidad del aire. Cabe recordar que el carrocero peruano, fue el primero que presentó un autobus local, capaz de atender a esos requerimientos en respuesta a las restricciones que impuso la pandemia.

En el aspecto de seguridad activa, cada autobús está equipado con sensores de proximidad para alertar sobre la presencia de obstáculos y ayudar a evitar la colisión, detectores de fatiga y microsueño, así como otro innovador equipo: el Apple Belt Control, que permite a los tripulantes detectar si un asiento está ocupado y si el pasajero tiene abrochado el cinturón de seguridad, pudiendo también ser monitoreado por los administradores de la flota o en para esta operación de transporte de empresarial, por los responsables de la mina.

Los autocares sobre chasis Volvo cuentan con sistema de climatización Valeo CC336, mientras que en los midibuses Drako, destaca la presencia colombiana con los equipos provistos por Transaire y su modelo K3, más compacta, estilizada y ligera con un perfil más aerodinámico.

“Para nosotros es muy importante entregar estas 9 unidades Hino, así contribuimos ayudando y fortaleciendo a la economía del Perú, por eso agradecemos a Turismo Huamanga enormemente por la comnfianza depositada en nuestra marca, que tiene el soporte y el respaldo del grupo Toyota”. indicó Brian Palomino, Gerente de Marca de Hino en Toyota del Perú. Los chasises FC9 cuentan con motor de 5.123cc y entregan 210HP de potencia; 6 unidades cuentan con transmisión manual, 2 agregan retarder y una fue ordenada con caja automática Allison.

La entrega incluye un contrato de mantenimiento, que permitirá mantener la disponibilidad de los vehículos y que estará a cargo del concesionario Mitsui, que hará las tareas en la mina. También Mitsui Auto Finance Perú (MAF), ha ayudado a Turismo Huamanga a apalancar la compra de los autobuses, con sus planes orientados a los modelos del grupo Toyota en el país.

Por su parte, los buses Volvo B270F se caracterizan por su motor frontal MWM de 7,2 litros, que entrega 273HP de potencia y 950Nm de torque. La plataforma permite carrozar vehículos hasta 14 metros de longitud, ofrecer un bajo costo operativo, gran capacidad de carga y un chasis muy liviano para mayor economía en combustible.


SUPERPOLO ENVIARÁ OTROS 80 BUSES ARTICULADOS CON CHASIS VOLVO AL OPERADOR SUBUS DE SANTIAGO

CARROCERÍA GRAN VIALE BRT Y CHASIS B8R NO CAMBIAN

Redacción Colombiabus – William Marroquín

SuBus, operador del sistema Red Metropolitana de Movilidad de Santiago de Chile, que tiene a cargo los corredores de la Unidad de Negocio 2, sigue trabajando en la renovación de su flota de buses. Para continuar con esa actualización, ha apostado nuevamente por la combinación de carrocería Marcopolo con el chasis Volvo y pronto recibirá 80 autobuses articulados adicionales, carrozados en Colombia por Superpolo.

Estos nuevos buses, se agregan a los 200 que fueron carrozados en el año 2020 en las instaciones de Marcopolo-Superpolo, en su planta localizada en Cota, a las afueras de Bogotá. El proceso relacionado con confirmar el pedido y preparar los detalles de la línea de producción, se definió a finales de 2021 y los autobuses están prácticamente listos para ser enviados a Chile.

Los vehículos tienen la misma configuración de chasis-carrocería de las 200 unidades previas construidas en Colombia. La plataforma Volvo B8R LEA (entrada baja – articulado) se acopla a la carrocería Marcopolo Gran Viale BRT. Los propulsores cumplen con la norma de emisiones Euro 6, recordando que Chile fue el primer país de Latinoamérica en implementar este estándar en 2017, haciéndolo una norma para la incorporación de nuevos autobuses en el sistema BRT de la capital Santiago.

El chasis de entrada baja favorece la accesibilidad y se adapta a la altura de las estaciones de parada, complementándose con el sistema de arrodillamiento y la suspensión neumática nivelada electrónicamente. El motor diésel Euro 6 D8K de 7,7 litros de desplazamiento, entrega 350HP y 1.400Nm de torque constantes entre 1.200 y 1.600 vueltas. Para cumplir con todas las reacciones químicas y liberar la menor cantidad de emisiones a la atmósfera, está equipado con: sistema de postratamiento SCR (Requiere AdBlue), filtro de partículas DPF, catalizador de oxidación DOC y la mejora de las reducciones de monóxido de nitrógeno NOx, con el componente ASC.

Para entregar la potencia a las ruedas, el B8R está equipado con la transmisión automática Voith DIWA 864.6, con convertidor de par y 6 marchas para máxima suavidad, confort y productividad. Asimismo, si se busca aprovechar todas las funciones del autobús y profesionalizar a los operadores, el Volvo I-Coaching contribuye con informar de las oportunidades de mejora en los hábitos de conducción e integrarse con una gran cantidad de funciones de la telemática y gestión de flotas Volvo.

Otro componente destacado es el sistema de climatización desarrollado por la colombiana Transaire, que tiene instalado un sistema para buses de 12 metros en un vagón y otro para unidades de 9 metros en el segundo. Esto permite entregar una capacidad de enfriamiento que supera las 200.000 BTU/hora, permitiendo una adecuada extracción del calor y la emisión de aire fresco y seco en el interior, que podrá alojar 34 pasajeros sentados y 116 de pie.

Las unidades ópticas adelante y atrás incorporan la tecnología LED, que son de muy fácil reposición en el mercado de posventa, se usan en otros modelos de Marcopolo como el Torino, ayudando a un costo de operación bajo. El acceso es muy fácil gracias a la plataforma baja y para las personas en condición de movilidad reducida, en la puerta central, se encuenta la rampa de acceso manual, de operación muy sencilla y que ofrece gran practicidad, además comunica directamente con los espacios dispuestos en el interior para quienes viajan en silla de ruedas.

El conductor se encuentra totalmente aislado del salón de pasajeros, gracias a la división cabina completa, que fue mejorada, cambiando la disposición de algunos cristales, que generaban reflejos. Los controles de luces y chasis están a la mano derecha del operador, que desde esta posición puede controlar el sistema multiplex y la climatización.

Las sillas están equipadas con descansabrazos y acolchamiento, una gran cantidad de manijas y asideros para la sujeción de quienes viajan de pie. También existen códigos de color y texturas distintas para los pasamanos y manijas cercanos a los asientos preferentes en rojo. En esta zona los botones de timbre tienen lenguaje braille para invidentes.

El interior también cuenta con puertos USB para recargar los dispositivos móviles, unos espacios para guardar el celular y gran luminosidad aprovechando la luz natural. Cámaras dispuestas en todo el salón de pasajeros y en el puesto del operador para informar todo lo que sucede en viaje, sistema de amplificación interna y conexión para micrófono. También está equipado con señalética y mensajes de advertencia sobre la altura del bus, el manejo del aire acondicionado, y accesos al vehículo.

SuBus, operador chileno que los recibirá, es una compañía que inició actividades en 2004, cuenta con cerca de 5.600 colaboradores y 1.300 autobuses, para atender más de 50 recorridos por la capital chilena. Conformada por capital colombiano, pues tiene el respaldo de Fanalca, desde sus inicios ha confiado en los chasises Volvo para su flota de vehículos padrón y articulado. Por otra parte, los autobuses han sido carrozados mayoritariamente por Marcopolo, provenientes tanto de la planta de Caxias do Sul (Brasil) como de la fábrica de Superpolo en Cota (a las afueras de Bogotá).

Este pedido de ochenta unidades, reafirma la capacidad de las instalaciones colombianas para atender grandes volúmenes de operadores del exterior. Recordemos que en 2011 Marcopolo Superpolo, entregó cerca de 1.200 autobuses para el sistema MiBus en Panamá sobre chasis Volvo. Siguieron otras órdenes importantes como los 80 Torino biarticulados para Quito, que se enviaron en 2016 y los 200 articulados que salieron de la planta de Cota con destino a SuBus en Chile, todos ellos con una gran cantidad de proveedores y mano de obra locales, que contribuye a la generación de empleos de calidad.

POLARIS: EL MODELO QUE SALVÓ A UNA CARROCERA DE SU DESAPARICIÓN

RETROVISOR REVISTA LATINOBUS – EDICIÓN 46

Redacción Latinobus – William Marroquín

Hace veinte años la situación para muchos carroceros nacionales era muy difícil, pues el país venía recuperándose de la peor crisis social, de orden público y económica de la historia hasta la derivada de la pandemia, ocurrida a final del siglo 20. Los constructores que se habían concentrado en la producción de autobuses de carretera, vieron como su actividad se redujo a su mínima expresión, mientras otros gracias a su portafolio para el segmento urbano no perdieron ritmo. Justamente en esta época, los grandes fabricantes brasileños llegan a Colombia, trayendo su conocimiento y capacidad de fabricar grandes volúmenes en todos los segmentos del autobús.

En la ciudad de Duitama, en el corazón de Boyacá, su constructor más grande y representativo, con casi 25 años de historia, se resiste a morir. La crisis económica, social y de orden público de 1999 la había obligado a reducir el tamaño de la empresa, su producción y adicionalmente, a solicitar admisión en concordato para honrar compromisos con acreedores y definir un plan de salvación. La situación empeoró al no llegar a ningún acuerdo y el fabricante entró en proceso de liquidación en septiembre de 2001.

En 2002 llega el Gerente Liquidador nombrado por la Superintendencia de Sociedades, obviamente con la intención de cerrar la compañía, pero al interior de ella, existían personas que consideraban que la empresa podía ser viable en un futuro, pese a las dificultades del momento.

En 2003, el fabricante consigue una autorización especial del ente de control para producir carrocerías en medio de ese proceso, también aceptada por el liquidador. Y en septiembre del mismo año, se convoca nuevamente a los acreedores presentándoles una nueva propuesta, logrando ser aprobada por las partes implicadas.

UN BUS PARA ASEGURAR EL FUTURO

Pese a todas las dificultades y a la amenaza permanente del cierre definitivo, siempre se mantuvo la apuesta por un mejor futuro. Por eso la visión y el conocimiento a través de un proyectista externo, trabajaron en la investigación de las formas, el desarrollo y la maduración de un proyecto que permitiría tanto la recuperación como el fortalecimiento de la compañía en los años venideros: el Polaris.

Un modelo completamente nuevo que compartía pocas piezas con su modelo predecesor, el famoso Premium. Resistencia y durabilidad del conjunto, piezas termoformadas, interior sin cabina para separar espacios de conductor y pasajero, nueva gama de tapices, y los portapaquetes en cristal templado, fueron rasgos distintivos.

Siempre en su ADN formal los trazos rectos y angulosos hacían parte del diseño, mezclados con detalles curvos y orgánicos; los espejos en forma de oreja, el panel de instrumentos en fibra de vidro y el piso a doble altura, sumaban a la ecuación que apuntaba a convertirse un éxito en ventas.

Un primer bus que fue entregado un 7 de diciembre de 2003 al mejor cliente de la carrocera a lo largo de la historia: Copetran, compañía que le apostó con toda confianza a este nuevo desarrollo, en medio de las dificultades económicas del constructor. Tan marcadas, que no tenía recursos para acceder al chasis que sirviera para montar el prototipo. La cooperativa santandereana nunca perdió la fe en el constructor duitamense, poniendo a su disposición un chasis Chevrolet LV150 que permitió al modelo ver la luz.

ALTA ADAPTABILIDAD

El nuevo Polaris se convirtió rápidamente en uno de los estandartes de la respuesta nacional a los grandes constructores brasileños que habían iniciado con el suministro de carrocerías para los sistemas BRT de las ciudades colombianas, pero que también estaban ganando importante aceptación en el segmento de buses de carretera.

El modelo gustó de inmediato y tras Copetran (que recibió la primera unidad), fueron llegando pedidos de otras de las compañías que siempre tuvieron autobuses del constructor duitamense en sus flotillas: Expreso Bolivariano, Coflonorte, Expreso Brasilia y Cootransbol montaron sus órdenes de inmediato.

Gracias a esa aceptación por parte de los transportadores de carretera, el carrocero boyacense pasó de vender 35 unidades en 2003 a lograr un número que les permitió alcanzar el suficiente flujo de caja para contribuir con el pago de las deudas y aumentar la planta de personal de 60 a más de 200 colaboradores, para cumplir con los pedidos que iban aumentando.

Adicional al chasis LV150 de Chevrolet, también llegaron bastantes órdenes sobre el Mercedes-Benz OH1636 para las rutas largas y en servicio especial, pedidos para CHR7.2 y Hino RK1J. Inicialmente se fabricaron con el sanitario en la mitad, manteniendo la propuesta del constructor duitamense desde los tiempos del famoso Royal Class de 1993.

El Polaris fue la primera carrocería de un constructor 100% colombiano, que logró montarse sobre los chasises Scania. En 2005 un K124IB, ordenado por Flota Occidental saldría de la planta y rápidamente, recibirían la aprobación de la marca sueca para incorporar al catálogo de opciones el K360.

“La mayor dificultad para lograr la homologación de Scania, es que nos veían muy pequeños, la carrocera tiene mucho prestigio y peso en Colombia, pero a nivel internacional tenemos poco reconocimiento. Ese fue el problema para acceder a ellos y que nos permitieran siquiera comenzar el proceso de homologación, tuvimos que perseguir mucho, pero una vez que estuvieron en la planta, las cosas fueron relativamente fáciles porque a nivel técnico nos encontrábamos muy bien”. Recordaba Leonardo Gutiérrez en visita realizada por Colombiabus a las instalaciones de la carrocera en marzo de 2008.

CIFRAS EN NEGRO

2006 continuó en esa tendencia de reactivación del transporte por carretera, el interés de los empresarios para renovar las unidades que aún tenían de los años noventa en sus flotillas y con pasos firmes hacia la recuperación económica del carrocero boyacense. Un ligero retoque frontal para el Polaris, con nuevo juego de luces delanteras y definitivamente la reubicación del sanitario en la parte trasera.

Tres nuevos chasises engrosan las opciones para el transportador con el Volvo B7R y el Mercedes-Benz O500RS (que convivió por cerca de un año con su predecesor OH1636) y el OH1420 para rutas cortas y servicio especial. La resurrección de la carrocera (Que estuvo al borde del cierre) llegó en 2007, con su total recuperación económica y alcanzando niveles históricos tanto de unidades producidas como vendidas que permitieron pensar con más tranquilidad en el futuro.

Pese al éxito del modelo, la gran aceptación del mismo con empresas que por primera vez incorporaban autobuses construidos por el fabricante boyacense, surgían rumores respecto a actualizaciones y cambios. Pero la fábrica sabía muy bien todo lo que podía seguir ofreciendo su propuesta “El Polaris fue el que nos salvó de la muerte, no lo queremos cambiar pronto, sí queremos mejorar cosas basándonos en resultados de lo que nos cuentan los clientes, de quienes recibimos información todo el tiempo”. Recuerda Leonardo hace 14 años.

LA INTERNACIONALIZACIÓN

Coincidiendo con esa recuperación, comienzan a rodar varios proyectos de alianzas internacionales y desarrollo de modelos para otros segmentos. En ese tiempo, se asumía la distribución y el soporte para Colombia de las unidades de climatización Hispacold (fabricadas por el grupo Irizar español), que también estuvieron instaladas sobre el Polaris.

Aunque la demanda de autobuses de carretera en Colombia disminuyó en 2009, la compañía se puso a trabajar en la recuperación de sus negocios en el exterior, con la mirada a Venezuela y Ecuador principalmente, si bien el entorno político frenó la iniciativa, sí se lograron ventas en Centroamérica, concretamente en Costa Rica.

Polaris sería la base del Spirit, que lo sucedería, siendo presentado a finales de 2011 y aún en producción. Continuó con su gran adaptabilidad, pues se ofreció con dormitorio del conductor contiguo al eje trasero, estuvo disponible en versiones más largas alcanzando los 13,2 metros de longitud, para quienes buscaran máxima capacidad. Los chasises Scania K360 y K400 con transmisión automatizada Opticruise, así como el Chevrolet LV152 que también sirvió de base para la carrocería.

Copetran, Expreso Bolivariano, Coflonorte, Autoboy, Flota Sugamuxi, Cootransbol (Líneas Concorde), Omega, El Rápido Duitama, Flota Magdalena, Continental Bus, Transipiales, Cootranar, Expreso Palmira, Flota Occidental, Coonorte, Rápido Ochoa, Cootransuroccidente, Profesionales del Transporte, Trasan, Flota La Macarena, Autofusa, Cootranshuila, Velotax, Cootransmagdalena, Cotrans (Málaga), Expreso Brasilia, Unitransco, Transportes Arimena, Tax Meta, Berlinas del Fonce, Costa Line, Trans Cables, Lidertur, Transturismo, Empresa Arauca, Especiales Cóndor, Flota Valle de Tenza, Cootragua (Super Star), Gómez Hernández y Cooperativa Torcoroma, entre otras, fueron las empresas Colombianas que durante los 13 años que estuvo el modelo en producción, se dieron el gusto de tenerlo en sus flotillas. Muchos de esos Polaris, siguen activos y con buena aceptación en el mercado del usado.

El último Polaris, saldría se la línea de producción en octubre de 2016, sobre el chasis Scania K400, encargado por Flota Occidental, curiosamente la primera compañía que había apostado por esa combinación, en 2005. Un modelo cuyos valores de confiabilidad, resistencia, sencillez, aceptación en todas las regiones y buen valor de reventa le han permitido perdurar por casi 20 años, estando vigente en las flotillas de muchas empresas de transporte.

Un autobús que salvó al constructor boyacense de su desaparición y la devolvió a sus mejores resultados económicos, fue uno de los super ventas de su categoría por varios años y marcó una filosofía para la marca, al transformarla en Un Proyecto Basado en las Personas.

ARTISTA JOAQUÍN GUILLER ESTRENA BUS MARCOPOLO NEW SENIOR 680

Reportaje Revista Latinobus – Charlie Rodríguez

OTRA FORMA DE VER LOS MINIBUSES DE MARCOPOLO

Joaquín Guiller siempre estuvo cerca del espectáculo, aunque viendo los toros desde la barrera. Por cosas de la vida, su camino se alejó de los escenarios, y se convirtió en árbitro de fútbol, siendo el juez más joven de la liga nacional en el año 2002. A pesar de ello, el destino tendría una sorpresa adicional para este antioqueño de pura cepa, que hoy en día se destaca como figura de la canción popular, alcanzando amplio reconocimiento por éxitos como “Te lo perdiste”, en cuyo video aparece como protagonista Faustino “El Tino” Asprilla.

Gracias a su reconocimiento, las giras a nivel nacional no dan tregua, y que mejor inversión para poder llegar con estilo a sus presentaciones, que un vehículo hecho a la medida, en este caso, un Marcopolo New Senior 680, montado sobre el chasis NPR de Chevrolet.

El microbús, con capacidad para 22 pasajeros más conductor, ha sido
preparado con dos lugares especiales, dotados de sillas tipo Leito (las mismas que se usan en el primer piso de los buses de dos plantas) y 20 asientos Ecosoft 960, además de portapaquetes, puntos de carga tipo USB en cada laza, aire acondicionado y ventanas polarizadas.

Este microbus esta dotado de todo el espacio y confort para que viaje el artista y su banda. Justamente pensando en ellos, las bodegas laterales y posterior han sido maximizadas en capacidad, con el fin de poder llevar los equipos, vestuarios y todo el material que requieren las presentaciones del artista, quien ahora podrá llegar con confort y seguridad, a los más apartados lugares de la geografía antioqueña y por
supuesto, a todos los rincones del país.

Con este vehículo, Superpolo da una muestra más de su capacidad de adaptación y de el ingenio de su equipo de desarrollo para entregar
soluciones a la medida.

BUS ANTI-COVID DE TRANSTEC, TAMBIÉN SOBRE CHASIS FUSO 7.5

Redacción Colombiabus

RENOVACIÓN DE AIRE IGUAL COMO OPERA EN UN AVIÓN

Después de más de un año de pandemia, muchas son las enseñanzas que nos ha dejado la “nueva normalidad”. Entre ellas, que el manejo del aire al interior de los espacios cerrados es vital para mantener un ambiente sano y así garantizar la salud de quienes lo ocupan.

Automotores La Floresta, concesionario Daimler para las marcas Mercedes-Benz, Freightliner y Fuso, de la mano del carrocero local Non Plus Ultra, se han tomado en serio la protección de los pasajeros, ofreciendo el primer microbús Fuso 7,5 equipado con el sistema avanzado de renovación de aire Biobus de Transtec, Diseño e Ingeniería.

Este sistema emula el manejo del aire acondicionado que se hace en los aviones, generando un flujo vertical que “barre” los aerosoles producidos por la respiración de los pasajeros, expulsando el aire viciado hacia el exterior del autobús, de acuerdo con intervalos cíclicos, que coordinados electrónicamente con el sistema de aire acondicionado, permiten mantener una adecuada temperatura al interior del habitáculo, mientras se libera el ambiente de partículas bacterianas y virales.

“Biobus cuenta con una serie de ductos en la parte inferior del autobús, que absorben en cuestión de segundos, el aire contenido al interior del habitáculo. Este sistema puede ser instalado tanto en vehículos equipados con aire acondicionado, como en unidades que no cuenten con la unidad de climatización. Biobus no altera el espacio interior del vehículo, no reduce la capacidad de los portapaquetes, ni requiere de complejas modificaciones al interiores de la carrocería” afirma Nelson Perilla, Director de Ingeniería de Transtec.

Como sistema complementario, Biobus cuenta además con dispositivos de tamizaje a la entrada del autobús, como termómetro infrarrojo, dispensador de gel antibacterial activado por sensor y hasta un sistema de desinfección de calzado, que pueden ser instalados a pedido del cliente, no sólo en el microbús de 19 pasajeros, sino en cualquier vehículo de la línea de pasajeros de Daimler, ya sea Bus, Buseta o Microbús, para servicio urbano, especial e intermunicipal.

Biobus Fuso, tecnología al servicio del transportador, y una iniciativa de Automotores La Floresta para acompañar a los transportadores en los procesos de reactivación del sector.

Para conocer más detalles de Biobus, les invitamos a ver este video:

VOCES ENCONTRADAS EN PROPUESTAS PARA LICITACIÓN DE SISTEMA RED EN CHILE

SORPRENDIÓ AUSENCIA DE ENEL Y ENGIE EN LAS PROPUESTAS

Redacción Colombiabus – Portal Movilidad

Hace pocos días fueron presentadas las distintas ofertas para la licitación de provisión de flota para el servicio complementario del Sistema Red, en Santiago de Chile, con cerca de 23 proponentes. Dentro del proceso, hay datos que llaman la atención tras conocerse el tipo de tecnologías que concursarán y quienes estarán en la pelea por adjudicarse el suministro de los autobuses.

“Es positivo que una autoridad se organice para realizar una licitación y que tenga propuestas”, Indicó Támara Berríos, Country Manager de BYD Chile, quien además manifestó que la primera gran barrera son las ofertas y en este caso está superada.

También hay que mencionar que las ofertas que se presentaron corresponden marcas que ya tienen tradición y experiencia, no hubo mucho espacio para nuevas y las postulantes dominan las calles de Santiago. La mayoría ofrecen tecnología diésel con vehículos diésel de fabricantes europeos y brasileños, junto a dos marcas chinas de buses eléctricos.

Las exigencias de la licitación demostraron que estaba hecha para empresas maduras en el mercado y que tienen la posibilidad de conseguir el financiamiento a la altura de lo que se pidió. Es lo que finalmente ocurrió, tanto para el caso electromovilidad como para diésel. Lo anterior confirma el interés tanto de mantener la convivencia con los dos tipos de tecnologías que más le interesan a los actores del proceso, dejando de lado al gas.

También parece evidenciarse que la licitación está orientada a que las marcas con mayor respaldo económico y con más músculo para enfrentar la contracción económica mundial son las que concursarán por quedarse con los contratos. Así las cosas, será una competencia de viejos conocidos, con dos de las cinco marcas de buses eléctricos que ruedan en Chile.

Lo más sorprendente de este primer capítulo en la pelea por la provisión de la flota de buses de la capital chilena, es encontrar que no se presentó ninguna de las empresas energéticas que están metidas en electromovilidad, es decir, ni Enel ni Engie. Estas multinacionales, que han estado acompañando proyectos de electromovilidad en otros países, que además históricamente fueron parte de ese negocio y anteriormente habían manifestado su intención de participar.

“Un posible agotamiento de un modelo financiero asociado a empresas que no son del área financiera o una segunda etapa en esta misma área financiera donde se requiere una robustez, que solo la tienen inversionistas o instituciones financieras” manifiesta Barrios. Sus palabras ratifican un reto en esa licitación chilena y es convencer a los financiadores de aportar recursos para los proyectos sin que exista total claridad sobre la cantidad de buses que pueden pedirse.

TRANSAIRE LLEVA BUEN CLIMA A CHILE

William Marroquín – Redacción Colombiabus

SU EQUIPO PARA BUSES ARTICULADOS NACE CON ÉXITO

Transaire, el fabricante colombiano que inició operaciones en 1992, dedicándose a la distribución y soporte de unidades de aire acondicionado para buses Thermo King y Carrier, y desde hace varios años líder absoluto en el segmento de climatización para transporte de pasajeros en C, ahora muestra sus pretensiones como gran aliado de los sistemas BRT de las ciudades latinoamericanas que buscan una óptima temperatura de las cabinas de sus autobuses.

La respuesta de Transaire es su unidad K4-3LT pensada para los autobuses articulados que, basa su efectividad en el compresor Bock FKX40/755, ofreciendo cerca de un 18% más potencia que el compresor de su tamaño inmediatamente anterior. Asimismo el equipo está pensado para instalarse en autobuses que se caracterizan por su bajo nivel de giro del motor durante su operación, ayudando a generar la menor cantidad posible de emisiones.

Foto: Transaire

Gracias al compresor, el sistema en un bus articulado puede ofrecer una capacidad de intercambio de calor de hasta 225.000BTU/h, lo que supera la capacidad un acondicionador de aire de un bus de 12 metros, sumada con la de una unidad para autobús de 9 metros. El sistema también puede ofrecer en opción sistema de calefacción para el área del operador.

El sistema ha sido estrenado en las 200 unidades Volvo B8RLEA articulado carrozadas en Colombia con el modelo Gran Viale BRT de Superpolo, que están siendo entregadas en Chile a SuBus, operador del Sistema Integrado de Movilidad (RED) de Santiago, donde se cumple la premisa de un bus urbano de bajo nivel de giro del motor y muy bajas emisiones, gracias al propulsor Euro 6 que equipa la nueva flota de vehículos articulados.

Las nuevas unidades también equipan un grupo de nuevas unidades de autobuses articulados que incorporó GIT Masivo, operador del sistema MIO de la ciudad de Cali, en este caso teniendo al chasís Volvo B340M como plataforma, con el mismo modelo de carrocería Marcopolo que las unidades entregadas en Chile.