Archivo de la etiqueta: Reactivación

BALANCE – SEMANA DE RECESO 2020

Prensa Consejo Superior del Transporte

BALANCE DEL CONSEJO SUPERIOR DEL TRANSPORTE

El Consejo Superior del Transporte hace un balance de la situación del mercado del transporte intermunicipal en Colombia, utilizando las cifras de movilización de pasajeros movilizados en la semana de receso escolar de losaños 2019 y 2020. Según el reporte de la Superintendencia de Transporte en la semana de receso de 2020 se movilizaron 1.576.226 pasajeros desde las terminales de transporte habilitadas en el país.

Aunque la cifra es positiva respecto a las últimas semanas del 2020, marcado por el impacto económico del coronavirus, las cifras revelan una disminución del 66% de viajeros respecto a la misma semana en 2019. “…Tuvimos una disminución de 3.047.4040 pasajeros, ya que, en 2019, se alcanzó la cifra record de 4.623.630 pasajeros movilizados en semana de receso…”, señala Camilo García, Director Ejecutivo del Consejo Superior del Transporte. La caída del número de despachos es menor, teniendo en cuenta que solamente es de un 44%, porque en 2020 se despacharon durante la semana de receso 273.131 vehículos intermunicipales, respecto a los 471.648 que salieron de terminales el mismo periodo en 2020.

Teniendo en cuenta esta situación, el Consejo Superior del Transporte hace un llamado al gobierno nacional para que fortalezca la confianza de usuario en el transporte terrestre, modificando sus decisiones sobre políticas de ocupación, generando créditos de largo plazo para las empresas y promoviendo el uso del transporte seguro y legal. En contraste, se registra un avance significativo de la venta de tiquetes a través de los canales de comercio electrónico. “…Las empresas de transporte, las plataformas de comercio electrónico y las terminales de transporte llegaron a vender más de 70.000 tiquetes en línea, lo que las hace participes del 5% del mercado total…” explicó Camilo García.

Observando la lenta recuperación económica se requiere una intervención del mercado que reactive la demanda. “…Las terminales de transporte y empresas de transporte están cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad, algunas han recibido certificaciones de check-in bioseguro y se encuentran reportando sus indicadores
permanentemente a la Superintendencia de Transporte, por lo que garantizan las mejores condiciones al usuario…”, concluye el representante gremial.

Los transportadores solicitan al gobierno nacional que a través de FONTUR o del Ministerio de Transporte promuevan los viajes con una campaña publicitaria para fin de año, donde se privilegien las acciones de autocuidado y el cumplimiento de protocolos, ya que la adecuada reactivación del sector es necesaria para la cadena productiva del sector integrada por talleres, centros de diagnóstico, hoteles, restaurantes, entre otros.

REACTIVACIÓN: OPERANDO EN LA NUEVA NORMALIDAD.

Por: Charlie Rodríguez.

La noticia de la reactivación del transporte de pasajeros por carretera desde el pasado septiembre primero, movió el sentir de los empresarios entre dos extremos que plantean nuevos retos para las compañías legalmente establecidas en el país, ya que la forma de viajar cambio y las condiciones de prestación del servicio difícilmente volverán a ser las mismas que antes del inicio de la pandemia.

Por un lado, era absolutamente necesario terminar con el aislamiento decretado desde marzo para el Gobierno Nacional. Los cinco meses detención obligatoria las compañías agotar hasta el último recurso disponible en sus cuentas para mantenerse activas, suspender y prescindir de miles de empleados, prorrogar los plazos de los créditos de las unidades y entrar en cesación de pagos con proveedores. Un mes más sin recibir ingresos hubiese significado la quiebra total del sector.

Pero no solo la gerencia de las compañías tiene que verse a gatas para mantenerse en pie. Los pequeños empresarios y propietarios de vehículos quienes afilian sus unidades en las compañías de transporte, también sufrieron lo indecible al perder sus principales fuentes de ingreso, teniendo que recurrir a los ahorros depositados en los fondos de reposición para poder pelear en parte su delicada situación económica, proceso complejo y que en algunas oportunidades, tomo a las empresas administradoras de los recursos, fuera de base y sin liquidez. A pesar de los múltiples anuncios en medios, el Gobierno Nacional brilló por su ausencia y la que usó los supuestos recursos destinados por este a través del Bancoldex, no pasa ser más que una difusa ilusión entre los miles de requisitos y trabas que la banca de primer piso impuso a los transportadores.

EMPEZAR DE CEROS

Arrancar de nuevo no es una tarea fácil en medio de la escasez de recursos latente. Volver a activar una flota de buses requiere de amplias inversiones en contratación de personal, compra de pólizas de seguros, pago de arriendo de oficinas y sucursales y en fin toda una logística que con las arcas vacías enfrenta a los empresarios a un total incertidumbre. A pesar que los viajeros ya puede moverse sin restricciones la demanda disminuye al menos un 70%, debido al temor del contagio la tele la actividad limitada del sector turístico y a las tarifas que es que han debido de ser duplicadas, debido a la eliminación del aforo de los buses al 50% por parte de las autoridades competentes. Los costos fijos de la operación del transporte como lo son salarios, peaje, combustibles, repuestos, insumos y tasas de uso en los terminales siguen costando exactamente lo mismo; una realidad en la cual solo se puede llenar la mitad del bus, no hace viable la operación si se mantienen las tarifas anteriores.

Sin embargo, y a pesar de que en la mayoría de los corredores las compañías han respetado las tarifas, compitiendo con valores agregados como compra en línea, precios diferenciados para grupos familiares o certificaciones de bioseguridad, no faltan las empresas que se quedan sin argumentos de cada cliente y lo único que pueden ofrecer es un tiquete barato que difícilmente cubre Los costos de operación y pone en riesgo su propia sostenibilidad.

De otro lado, la nueva normalidad presenta no es dificultades tanto para las empresas como para los inversionistas: la disminución de la demanda hará que inevitablemente comiencen a sobrar buses. Ya hay compañías que incluso han notificado a sus afiliados qué es posible que sus vehículos entran en operación hasta diciembre de 2020, pues en medio de la reducción de los viajes, «no hay cama pa tanta gente».

LA DIFÍCIL SITUACIÓN DEL TRANSPORTE ESPECIAL

Si bien el transporte especial empresarial ha mantenido una limitada dinámica durante la pandemia (dada la necesidad de los empresarios de mantener alejados a sus empleados del transporte público para evitar contagios), la reactivación de este renglón de la movilización de pasajeros será la última en dinamizarse, más ahora que el teletrabajo y las actividades no presenciales están a la orden del día.

De acuerdo a las alcaldías locales de las principales ciudades del país, los colegios públicos abrirán sus puertas solo de manera gradual durante lo que resta del 2020, y el envío o no de niños a las instituciones educativas será voluntad de los padres. En el caso de Bogotá, por ejemplo, el aforo a los colegios estaría limitado al 35% de su capacidad, situación que se verá reflejada en la demanda de transporte.

De acuerdo con Lupoani Sánchez Celemín, Presidente de ACOLTES, una de las principales gremios que reúne los transportadores del servicio especialr, escolar y de turismo, de los 100,000 vehículos con que cuenta la tipología, al menos 76,000 se encuentran detenidos. «Las pérdidas del sector ascienden a los $228.000 millones» afirmó Sánchez.

Al igual que como sucedió con el transporte intermunicipal, en especial también vio pasar de largo los recursos supuestamente destinados para recuperación del sector. Según algunos empresarios, la cantidad de requisitos y garantías solicitadas por los bancos para acceder al crédito, era imposible del reunir para sus compañías que habían dejado de percibir ingreso alguno. En palabra en las instituciones financieras los transportadores son sujetos de «alto riesgo financiero».

LA APUESTA DEL TURISMO

En 2019, el número de visitantes no residentes que llegaron al país fue de 4.515.932, un crecimiento del 2.7% con respecto al 2018. También fueron positivas las cifras en ocupación hotelera, que alcanzó el 57.8% en ingresos nominales de la agencia de viajes, hubo un incremento del 3.7% y los ingresos los hoteles aumentaron el 10.6%.

Sin embargo, la crisis ha golpeado el mundo ha dejado pérdidas históricas. Según el informe «El turismo y la covid-19», elaborado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), las llegadas de turistas internacionales que alcanzaron los 1.500 millones en 2019 (alrededor de otros 9.000 millones de personas viajaron dentro de sus países) podría bajar este año del 58% al 78%.

Viajar por Colombia es una de las mejores herramientas para contribuir a que cientos de familias recuperen sus ingresos y empleo. Promover que se haga con responsabilidad y cumplimiento con todos los protocolos de bioseguridad es fundamental.

Por otro lado, en los últimos días se han lanzado de cascadas campaña para incentivar el turismo seguro y responsable. Una de ellas es la liderada por COTELCO, ACODRÉS y ACOLTES entre otras organizaciones, que se reunieron para enviar un mensaje bajo el lema #TeEstamosEsperando, dónde reiteran que están preparados para recibir a sus visitantes manera segura. Es una alegría total para el transporte turístico la reactivación económica del país. «Después de más de 5 meses sin poder trabajar, queremos decirle a todos los visitantes, colombianos y extranjeros, que aquí hay una modalidad dispuesta a transportarlos por toda Colombia. (…) La invitación es a que viajen por las carreteras de Colombia, que vivan y disfruten este país tan hermoso, al qué se le conoce por tierra», afirmó Lupoani Sánchez.

MARCOPOLO PRESENTA SU BUS BIOSAFE EN COLOMBIA

Redacción Colombiabus

EXPRESO BRASILIA HA ELEGIDO EL VOLVO B420R COMO CHASIS

Existe una gran preocupación entre los usuarios del transporte de pasajeros sobre los riesgos de transmisión de Covid-19 y otras enfermedades, que pueden resultar de los diferentes agentes patógenos que pueden circular en los autobuses. Adicionalmente, la pandemia ha cambiado la forma como los pasajeros valoraban a las empresas de transporte y ahora, uno de los elementos fundamentales para elegir con quien viajar, será las compañías que ofrezcan la mejor desinfección, los vehículos equipados con el mayor equipamiento de dispositivos y medidas de bioseguridad.

Con la pandemia Marcopolo aceleró los desarrollos de medidas de bioseguridad y con su divisón de proyectos especiales Next, creó todo el conjunto de soluciones BioSafe que incluyen dispositivos, identificaciones, sistemas de desinfección, divisiones y equipos para mantener distancia social, entre muchas soluciones. En Colombia, Superpolo también ha recibido la transferencia de esas tecnologías y con el apoyo de los proveedores locales que siempre le han acompañado en la fabricación de sus carrocerías, presenta ese conjunto de elementos de bioseguridad en los buses de carretera. Para ello ha escogido el Paradiso 1200 New G7, el autobús de largas distancias más vendido en Colombia, para su mejor cliente del segmento intermunicipal en el país: Expreso Brasilia, que eligió el chasís Volvo B420R que combina respeto por el medio ambiente, alta seguridad y desempeño.

Desde finales de 2019, Expreso Brasilia tomó la decisión de incorporar a su flota que supera los 500 autobuses (inclyendo cerca de 110 vehículos de su filial Unitransco), el chasís Volvo B420R. Actualmente varias unidades ruedan en las rutas de media y larga distancia de la empresa barranquillera. Dotado de un motor diésel Euro 5 de 10,8 litros, con 420HP de potencia y 1989Nm de torque, mueve al vehículo entregando con gran solvencia en todos los terrenos, gracias a un conjunto más liviano en relación a sus competidores. Se combina con la transmisión automatizada I-Shift, y fiel a los valores de seguridad de todo bus Volvo, se complementa con el sistema de frenado electrónico EBS (que controla el ABS, el ASR para regular la tracción, el programa de estabilidad ESP, el retarder y el freno de motor VEB) que reduce además las distancias necesarias para detener el bus y aumenta la vida útil del material de frenos, que cuenta con discos en todas las ruedas.

Exteriormente se distingue de cualquier autobús, por sus adhesivos BioSafe que lo identifican como un vehículo que ofrece un conjunto de dispositivos orientados a la bioseguridad, tanto en el frente como en sus costados. Al abordar se hace una extensión de las medidas de tamizaje y control, con el lector de temperatura automático al acercar la mano al sensor y dispensador de gel antibacterial.

El conductor cuenta con una separación antifluidos en un material de fácil mantenimiento que no le impide la visibilidad y le permite guardar la distancia tanto con el segundo conductor, como los pasajeros. En el pasillo central, marcas de piso indican dónde se encuentra el sanitario y el otro dispensador de gel. Para los viajeros existen dos opciones de separación entre cada silla desarrolladas por el programa BioSafe: una en material flexible del mismo empleado para el conductor y otra con mayor rigidez, en ambas se buscó transparencia para no entorpecer la visibiliad, mantener la separación, eliminar sensaciones de claustrofobia y fácil limpieza. La división más rígida ha sido diseñada para evitar fragmentación o cortaduras en caso de impactos, aunque siempre deben combinarse con el cinturón de seguridad. Para complementar los dispositivos desarrollados por Marcopolo para los asientos de conductor y pasajeros, se ofrece un recubrimiento en una membrana antibacteriana, cuyo ingrediente activo resiste hasta 30 lavadas.

El tratamiento del aire al interior de las cabinas, ha sido considera como uno de los elementos neurálgicos de cara a prevenir la proliferación de bacterias en la zona de pasajeros, debiendo garantizar la inyección de aire renovado con la mayor frecuencia posible y extrayendo el viciado. Por eso en la rejilla de retorno del sistema de climatización, cuenta con un dispositivo de electroplasma que se encarga de eliminar cualquier bacteria, permitiendo que el aire se mantenga limpio y además complementando la capacidad de ingresar aire fresco cada tres minutos.

Los sanitarios podrán utilizarse, considerando que en esta situación de pandemia y el inicio de la reactivación, los viajes deben realizarse de terminal a terminal, sin paradas de servicio, ni detenciones en ciudades intermedias. Cabe recordar que el servicio Premium Plus de Expreso Brasilia se caracteriza por recorrer distancias medias como los 430Km entre Bogotá y Medellín, los 350 Km entre Montería y Barranquilla o las largas como los 960 kilómetros que separan a Bogotá de Santa Marta o los casi 1.300 hasta Maicao, por citar algunos ejemplos. «En estos sistemas BioSafe, se buscó desarrollar soluciones comprobables y de aplicación rápida al menor costo posible, para facilitarle a los transportadores la implementación de los equipos, sin afectar de manera significativa sus finanzas» indicó Juan Carlos Santamaría, Gerente de Ingeniería de Marcopolo-Superpolo.

VALLE DEL CAUCA FIRMA PACTO POR LA VIDA

Redacción Colombiabus – Mi Terminal Cali

UN COMPROMISO POR LA MOVILIDAD RESPONSABLE

El reinicio del transporte intermunicipal sin excepciones ha traído una luz de esperanza a todos los que viven de la cadena del autobús, que esperan que esto marque un cambio de tendencia y conduzca a una recuperación económica del sector. La Terminal de Transportes de Cali ha sido una de las centrales de buses más activa y comprometida del país, con la reactivación y espera que gradualmente crezca el flujo de pasajeros movilizados.

La Terminal también es consciente que habiendo logrado la movilización de pasajeros sin excepciones, el paso siguiente es la construcción de confianza de los usarios en el transporte de pasajeros, garantizando que tanto las instalaciones como las empresas transportadoras cumplen con protocolos de bioseguridad, ofrecen seguridad, orden y comportándose como guardianes de vida. Por ello se ha firmado el Pacto por La Vida y la reactivación del sector del transporte público intermunicipal con la gobernadora del Valle del Cauca, el Alcalde de Santiago de Cali, las empresas de transporte y los locales comerciales de Mi Terminal Cali.

Con el pacto, la Terminal de Transporte busca ser un referente nacional en el cumplimiento de medidas y en la movilización segura a nivel nacional, por eso se comprometen a velar por que los usuarios de la central de transporte usen permanentemente su tapabocas, cumplan con el distanciamiento social para mitigar riesgos de contagio, se realicen las tomas de temperatura y desinfección de calzado al ingresar a las instalaciones, disponer permanentemente de gel antibacterial y lavamanos, desinfectar los buses y cumplir con la capacidad permitida, cumplir con la normatividad vigente para los restaurantes y locales comerciales, difundir y socializar las medidas adoptadas, así como estar atentos a las disposiciones que emita la Gobernación del Valle del Cauca.

«La gente podrá viajar nuevamente sin ningún tipo de trabas o documentación a cualquier destino nacional, por eso invitamos a los colombianos a visitar nuestras regiones». Indicó Ivanov Russi, Gerente de la Terminal de Transportes de Cali.