Archivo de la etiqueta: Pasajero 7

SE APROBÓ PRESUPUESTO PARA MANTENER OPERATIVO A TRANSMILENIO EN BOGOTÁ

PROYECTO DEBERÁ PASAR A PLENARIA DEL CONCEJO DE BOGOTÁ

Redacción Colombiabus – William Marroquín

Uno de los temas que ha generado más reacciones y preocupaciones entre los bogotanos, fue la posibilidad que Transmilenio tuviera que cerrar operaciones a partir de agosto de 2021, por las dificultaes económicas que viene atravesando el sistema, y el enorme déficit financiero que haría necesaria una adición presupuesta de 1,2 billones de pesos para evitar que la columna vertebral que moviliza a los bogotanos se mantenga activa.

Hay que tener en cuenta que la situación viene gestándose desde que empezó la pandemia, pues Transmilenio en sus componentes zonal, alimentador y troncal pasó de movilizar a cerca de 2,6 millones de usuarios diariamente, a transportar menos de 600 mil personas. Esa enorme disminución, es el principal causante del desbalance económico del sistema.

Tras ocho sesiones y más de diez fatigosas horas, la Comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá, aprobó el proyecto presentado por la Alcaldía que incluye la adición de recursos para asegurar la continuidad de operaciones del sistema, con doce votos a favor y tres en contra, el proyecto de acuerdo 265, que agrega recursos al Fondo de Estabilización Tarifaria.

Ahora el proyecto pasará a segundo debate en la Plenaria del Concejo de Bogotá, adicionalmente, de cara al aumento de la población que ya recibió su vacuna contra la Covid-19 y manteniendo las medidas de autocuidado, se podrá inyectar mayor confianza en el sistema, para que los usuarios regresen a utilizarlo.

TRANSPORTE PÚBLICO ES SEGURO ANTE COVID-19: UITP

Redacción Colombiabus – UITP

ESTUDIOS CIENTÍFICOS LO DEMUESTRAN

La crisis del COVID-19 ha demostrado cuán esenciales son los servicios de transporte público local para mantener nuestras ciudades en movimiento. Durante las medidas de bloqueo global, se mantuvo el transporte público para garantizar la movilidad de los trabajadores esenciales, y ahora con el regreso de la actividad económica en partes del mundial la demanda de movilidad está creciendo. Hay suficiente evidencia para demostrar que con todas las medidas de seguridad recomendadas en su lugar, el riesgo para la salud de la pandemia de coronavirus en el transporte público es muy bajo.

A pesar de la falta de evidencia científica disponible, muchos gobiernos y medios selectos equivocadamente han incitado a que las personas eviten el transporte público, impactando negativamente la reputación y comportamiento del pasajero. Los beneficios del transporte público son fundamentales para lograr los objetivos estratégicos de la ciudad y debe reconocerse que el sector está listo, comprometido y confiable con datos basados ​​en la ciencia.

En términos de seguridad en relación con COVID-19, cada vez hay más estudios científicos y análisis, que van desde Sante Publique France y el Robert Koch-Institut, hasta el RSSB y la Revista Science: muestra el hábil desempeño de los sistemas de transporte público. El uso de máscaras a bordo, la desinfección continua de superficies de alto contacto y La renovación frecuente del aire y una buena ventilación son esenciales para mantener esa seguridad. El transporte público se ha tomado muy en serio la pandemia de coronavirus al implementar todos medidas necesarias de limpieza, seguridad y despliegue pese al costo que implicaron.

Ahora se debe proporcionar apoyo financiero al sector para que sobreviva y prospere como presenciamos una reanudación progresiva de actividades. Los gobiernos deben invertir en la infraestructura social de una ciudad (salud, educación, transporte público) como todos van de la mano. Un sector que demostró su capacidad de recuperación al reaccionar adecuadamente ante una situación extrema y en constante evolución a lo largo de la pandemia mundial de coronavirus. Además ha enfrentado la estigmatización sin ningún argumento verificado que la respalde, por lo que debemos mostrar la investigación fáctica realizada en todo el mundo para contrarrestar estas falsas críticas.

En este momento es vital la realización de esfuerzos adicionales que muestren los beneficios que ofrece el transporte público a nuestras sociedades, escuchar los hechos y recuperar la confianza de los ciudadanos en el camino. Esta debería ser una responsabilidad compartida