Tag Archives: Pasajero 7

TRANSPORTE MEXICANO DE PASAJEROS POR CARRETERA SE RECUPERARÁ HASTA 2024: CANAPAT

SERVICIOS CHARTER TOMARÁN MÁS TIEMPO EN RECUPERARSE

Redacción Latinobus – El Economista / William Marroquín

La industria del transporte de pasajeros en México es un sector muy importante en la economía del país, donde el servicio de autotransporte federal de pasajeros es elemental para la movilidad de la población y tiene un impacto transversal en muchos otros segmentos. Con la pandemia, las ventas de autobuses orientadas a la actividad de media y larga distancia, conociudo omo foráneo, se contrajeron a la tarcera parte y las marcas trabajarn para ayudar la arecuperación de la actividad.

Sin embargo, este proveso va en marcha lenta. De acuerdo con los datos de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat), será hasta el 2024 cuando los afiliados vuelvan a las cifras de personas transportadas del 2019: 3,749 millones en autobuses de carretera tanto de media como larga distancia (foráneos) y de turismo.

Por otra parte, los elevados niveles de inflación han obligado a algunas empresas afiliadas a incrementar el costo de sus boletos entre el 2% y el 4%, procurando no afectar los flujos de pasajeros. Otro fenómeno que preocupa a la Canapat es la inseguridad en carreteras del Bajío, Tamaulipas o Guerrero, que también incide negativamente.

Con base en cifras de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), al cierre del 2022 habrá 2,471 millones de pasajeros por autobús, lo que representaría una disminución del 34% respecto al 2019.

“El servicio foráneo, que representa cerca de 8 de cada 10 pasajeros) ha tenido una recuperación importante, pero el turismo (renta de autobuses tipo chárter), fue el más afectado porque en la etapa fuerte de la pandemia paró, se perdió el 95% de sus ingresos, y su recuperación es todavía más lenta”, agregó José Lucio Rodríguez presidente de la Canapat.

Cifras en millones de pasajeros – Fuente: Secretaria de Infraestructura, Comunicaciones y Transporte (SICT) .
Las cifras de 2021 son preliminares y las de 2022 son estimadas

Otro aspecto son las diferencias conceptuales que tienen organizaciones de control como la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) para entender cómo opera el sector, la conformación de las empresas que movilizan a la población y los factores que ponen en riesgo la prestación de los servicios.

Ante ello, la Canapat siempre ha mostrado disposición para colaborar y ofrecer información del sector a la Comisión, debido a que sus grandes dimensiones lo hacen complejo.

Cabe recordar que hace unos meses, la Cofece inició una investigación por práctica monopólicas contra varios de los afiliados a la Canapat, pero no habían entendido ellos como opera el transporte de pasajeros. Tras varias explicaciones, se logró cambiar ese concepto donde se consideraba que dentro el mercado únicamente están los agremiados ante la cámara, cuando hay un mundo que no habían considerado (el informal) que es todavía más grande que el ecosistema de las empresas vinculadas a la Canapat.

En otro momento, recordó Rodríguez, la Comisión ha considerado que todas las centrales de autobuses eran concesiones y se buscaba revertirlas, si fuera el caso, para que el gobierno federal tuviera la oportunidad de reasignar los derechos sobre las terminales bajo una política de acceso en igualdad de condiciones que facilitara la entrada de nuevos competidores; sin embargo, en este momento muchas terminales son privadas y son inversiones de empresas de autotransporte conforme a la ley.

Mucha de la población sigue afectada económicamente a raíz de la pandemia del Covid-19 y no se mira en el corto plazo que se puedan recuperar nuestros usuarios. Calculamos que nos tomará un par de años más volver a los niveles que teníamos y entonces empezar a crecer” explica el directivo gremial.

MERCEDES-BENZ COMENZARÁ A FABRICAR SU CHASIS DE BUS ELÉCTRICO eO500U EN BRASIL A FINES DE 2022

SE DEMANDARÁN 3.000 eBUSES EN BRASIL HACIA 2024

Redacción Latinobus – Mercedes Benz Do Brasil / William Marroquín

La luz verde ha llegado y Daimler Truck ha anunciado que comenzará la producción del chasis de bus eléctrico Mercedes-Benz eO500U, que presentó por primera vez en agosto de 2021. Los planes apuntan a construir las primeras plataformas entre noviembre y diciembre de 2022, estando a tono con el crecimiento de la demanda de este tipo de autobuses en Brasil, la economía más grande de Latinoamérica.

También se anunció una alianza con Marcopolo, para realizar nuevas pruebas del modelo, considerando que el prototipo fue desarrollado con el fabricante paulista Caio, propiedad del grupo Ruas. Sin embargo, existen dos unidades del eO500U que continuán en sesiones de test, una en Alemania y la otra en Sao Paulo.

De acuerdo con los responsables de ventas y mercadeo de Buses Mercedes-Benz en Brasil, las operadores podrán contar con apoyo financiero del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES). Esta es la principal entidad estatal de fomento del gigante suramericano y presentaron una propuesta donde financiarán directamente, una gran difierencia considerando que Daimler Truck tiene el Banco Mercedes-Benz en el país.

El proyecto eO500U fue desarrollado con una inversión cercana a los US$19 millones y es un modelo concebido para buses padrón con capacidad máxima para 84 pasajeros. Sus baterías le permiten una autonomía en torno a los 250Km, empleando cuatro paquetes, pero si instalan seis paquetes de acumuladores, el rango puede alcanzar los 300Km. Daimler Truck no ha revelado el precio exacto de un bus con esta tecnología, pero estima que sean entre 3 y 3,5 veces más costosos que un diésel equivalente.

De acuerdo con las previsiones de Daimler Truck, sólo en Brasil se estima una demanda superior a los 3.000 buses eléctricos en las ciudades del país y de ellas unas 1.000 se entregarían en 2023. Solo Sao Paulo, requiere unas 2.600 unidades para el año 2024 y también la marca tendrá que considerar las necesidades de proyectos de transporte masivo y corredores BRT en mercados como Colombia y Chile, donde existen contratos de operadores que deberán finalizar en los próximos meses, así como licitaciones adicionales para tanto para zonas y corredores.

SE APROBÓ PRESUPUESTO PARA MANTENER OPERATIVO A TRANSMILENIO EN BOGOTÁ

PROYECTO DEBERÁ PASAR A PLENARIA DEL CONCEJO DE BOGOTÁ

Redacción Colombiabus – William Marroquín

Uno de los temas que ha generado más reacciones y preocupaciones entre los bogotanos, fue la posibilidad que Transmilenio tuviera que cerrar operaciones a partir de agosto de 2021, por las dificultaes económicas que viene atravesando el sistema, y el enorme déficit financiero que haría necesaria una adición presupuesta de 1,2 billones de pesos para evitar que la columna vertebral que moviliza a los bogotanos se mantenga activa.

Hay que tener en cuenta que la situación viene gestándose desde que empezó la pandemia, pues Transmilenio en sus componentes zonal, alimentador y troncal pasó de movilizar a cerca de 2,6 millones de usuarios diariamente, a transportar menos de 600 mil personas. Esa enorme disminución, es el principal causante del desbalance económico del sistema.

Tras ocho sesiones y más de diez fatigosas horas, la Comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá, aprobó el proyecto presentado por la Alcaldía que incluye la adición de recursos para asegurar la continuidad de operaciones del sistema, con doce votos a favor y tres en contra, el proyecto de acuerdo 265, que agrega recursos al Fondo de Estabilización Tarifaria.

Ahora el proyecto pasará a segundo debate en la Plenaria del Concejo de Bogotá, adicionalmente, de cara al aumento de la población que ya recibió su vacuna contra la Covid-19 y manteniendo las medidas de autocuidado, se podrá inyectar mayor confianza en el sistema, para que los usuarios regresen a utilizarlo.

TRANSPORTE PÚBLICO ES SEGURO ANTE COVID-19: UITP

Redacción Colombiabus – UITP

ESTUDIOS CIENTÍFICOS LO DEMUESTRAN

La crisis del COVID-19 ha demostrado cuán esenciales son los servicios de transporte público local para mantener nuestras ciudades en movimiento. Durante las medidas de bloqueo global, se mantuvo el transporte público para garantizar la movilidad de los trabajadores esenciales, y ahora con el regreso de la actividad económica en partes del mundial la demanda de movilidad está creciendo. Hay suficiente evidencia para demostrar que con todas las medidas de seguridad recomendadas en su lugar, el riesgo para la salud de la pandemia de coronavirus en el transporte público es muy bajo.

A pesar de la falta de evidencia científica disponible, muchos gobiernos y medios selectos equivocadamente han incitado a que las personas eviten el transporte público, impactando negativamente la reputación y comportamiento del pasajero. Los beneficios del transporte público son fundamentales para lograr los objetivos estratégicos de la ciudad y debe reconocerse que el sector está listo, comprometido y confiable con datos basados ​​en la ciencia.

En términos de seguridad en relación con COVID-19, cada vez hay más estudios científicos y análisis, que van desde Sante Publique France y el Robert Koch-Institut, hasta el RSSB y la Revista Science: muestra el hábil desempeño de los sistemas de transporte público. El uso de máscaras a bordo, la desinfección continua de superficies de alto contacto y La renovación frecuente del aire y una buena ventilación son esenciales para mantener esa seguridad. El transporte público se ha tomado muy en serio la pandemia de coronavirus al implementar todos medidas necesarias de limpieza, seguridad y despliegue pese al costo que implicaron.

Ahora se debe proporcionar apoyo financiero al sector para que sobreviva y prospere como presenciamos una reanudación progresiva de actividades. Los gobiernos deben invertir en la infraestructura social de una ciudad (salud, educación, transporte público) como todos van de la mano. Un sector que demostró su capacidad de recuperación al reaccionar adecuadamente ante una situación extrema y en constante evolución a lo largo de la pandemia mundial de coronavirus. Además ha enfrentado la estigmatización sin ningún argumento verificado que la respalde, por lo que debemos mostrar la investigación fáctica realizada en todo el mundo para contrarrestar estas falsas críticas.

En este momento es vital la realización de esfuerzos adicionales que muestren los beneficios que ofrece el transporte público a nuestras sociedades, escuchar los hechos y recuperar la confianza de los ciudadanos en el camino. Esta debería ser una responsabilidad compartida