Tag Archives: Marcopolo Paradiso 1350

V&A TRAVELS, FIRST CLIENT OF GENERATION 8 OF MARCOPOLO IN MEXICO

THE 500HP VOLVO B13R CHASSIS ACCOMPANIES THE BODY

Colombiabus newsroom – William Marroquín

Once the first Marcopolo Generation 8 units were presented in Brazil, the question was to know in which of the brand’s foreign markets, the new creation that continues to capture the interest of carriers, passengers and bus enthusiasts in Latin America would be present. , with a start of commercial life collecting orders for those seeking to offer new levels of comfort on road routes, whose mobilization continues to grow after months of restrictions.

Already in October, the first model of this new saga had arrived for Mexico, a Paradiso 1800DD double-decker bus with the MAN 26.480 chassis, built in Brazil at the Caxias do Sul facilities. Other single-deck units were sent to Aztec lands in PKD configuration (for coupling to the chassis at Polomex facilities), corresponding to the Paradiso 1200 and Paradiso 1350 models.

Precisely on the Paradiso 1350, the first unit of the Generation 8 in Mexico has been delivered, for V&A Travels International, operator of tourist services and bus charter. The company based in Hermosillo (State of Sonora) serves clients as important as PepsiCo, AstraZeneca, Tecnológico de Monterrey in the country, but also with activities in the United States, given its border location.

Returning to the bus, this Generation 8 Paradiso 1350 6X2 has a length of 15 meters and is equipped with a semi-bed with three-point seat belts and USB ports in each seat to recharge mobile devices. For entertainment, the bus has five 15.6-inch high-definition digital screens and a new surround sound system with higher-quality speakers. The passenger room includes a LED lighting system with different indirect light configurations, applying chromatherapy to change color and intensity, to have the best internal environment at all times.

The bus incorporates biosafety solutions to offer protection against contamination by viruses and bacteria on trips, such as a UV lamp in the toilet and the air conditioning return, antimicrobial protection on the seats and access handrails. The toilet also has a new design for greater comfort and ergonomics.

V&A Travels has chosen the Volvo B13R chassis, where high performance, maximum safety and respect for the environment are combined. The Volvo D13C engine delivers 500HP of power and 2,500Nm of torque delivered to the wheels with the help of the prodigious 12-speed forward I-Shift automated transmission. The electronics allow self-diagnosis of faults, and it is also equipped with self-protection against overheating, low oil pressure and fire detection sensors.

Regarding safety, it is always important to highlight what the chassis offers, which has a complete equipment to protect the driver and its occupants: EBS5 electronic braking that governs the ABS and ASR traction control; ESP stability program, dual retarder control, hill start assist, brake temperature and wear warning, door brake, automatic differential lock and self-calibration when changing brake pads.

Separate mention deserve the Volvo Dynamic Steering System (VDS) and the Active Safety System (SSA). With the first, the effort of the operator is reduced, it provides greater stability and better adaptability to the speed of the vehicle when moving the steering wheel. The second includes emergency braking and collision warning; adaptive cruise control and lane departure alert.

Marcopolo Mexico gave recognition to V&A Travels, an important client on the border with the United States and the Pacific. “We are sure that with this acquisition, the company V&A Travels International will mark a great differential in the tourist transportation operations of the area, providing an ultra-luxury service in medium and long distance lines.” said José Luiz Goes, General Director of Marcopolo Mexico.

600 KILÓMETROS ACOMPAÑANDO A COOMOTOR

Crónica de Viaje – Revista Latinobus

VOLVIENDO A LAS CARRETERAS EN BUS

Volver a recorrer en bus las carreteras, nos tardó un año después de la entrada en vigencia de las disposiciones que nos llevaron al confinamiento. No podía existir mejor razón para salir a la ruta, que desplazarnos desde Bogotá a Neiva acompañando a Coomotor en su celebración de 60 años.

Una invitación que nos llenó de entusiasmo por las ganas de volver a viajar, motivados por la calidad del parque automotor y el servicio de la cooperativa huilense, nos presentamos en la Terminal de Transportes Salitre de Bogotá para dirigirnos con tiempo y recorrer tranquilamente los 300 kilómetros que nos separan de Neiva.

ABORDAJE RÁPIDO

Buena provisión de alcohol, gel desinfectante y varios juegos de tapabocas, son parte importante de nuestro equipo de viaje. A la entrada los módulos de la terminal bogotana, los lavamanos esperan con personal pendiente que todo el que ingrese a las instalaciones, realice el procedimiento de limpieza.

Coomotor hace casi diez años estandarizó su flota, especialmente en los servicios de mayor confort. Chasises Scania y carrocería Marcopolo donde suspensiones neumáticas para máxima suavidad de marcha, asientos de buen espacio, transmisiones automatizadas y asistencias a la conducción garantizan un viaje confortable y seguro.

En 2002 Coomotor, con sus Navette comenzó a aterrizar al bus el confort del avión. A la fecha existen 6 variantes del servicio, desde microbuses urbanos hasta los lujosos doble piso para largas distancias, el Navette G7 New es el más reciente de esta familia, incorporado desde septiembre de 2019.

Llegamos a plataforma de abordaje y nuestro Navette G7 New con su brillante pintura azul, nos espera. Un bus con chasis Scania K440 y carrocería Marcopolo Paradiso 1350 con capacidad para 46 pasajeros y uno de los mayores espacios de bodega del mercado: 21 metros cúbicos. Apto para largos trayectos, aunque los 300Km entre Bogotá y Neiva suponen una distancia media.

LA CARRETERA ESPERA

Poco tráfico al dejar la Terminal Salitre y el desplazamiento para llegar a la Terminal Sur, donde abordarán más pasajeros, es lento pero fluido. Iniciamos recorrido con cerca de 20 ocupantes en la línea Bogotá-Florencia con salida a las 8:30 A.M, que a partir de ese viaje será atendida en el servicio Navette G7 New.

La carrocería Marcopolo de nuestro bus ofrece bastantes elementos de confort con climatización Transaire, luces de lectura, sanitario, tomacorrientes USB, conexión WiFi a internet, asientos con cabeceros memory foam y apoya piernas, cinturones de seguridad que siempre buscamos (infortunadamente somos de los pocos pasajeros que lo usamos permanentemente), junto con el valor agregado más destacable: las pantallas individuales de entretenimiento provistas por Actia, aliado tecnológico de Coomotor.

Cabe recordar que los elementos textiles como cortinas y alfombras, a raíz de las medidas de bioseguridad han sido retiradas, dejando el polarizado de las ventanas como protección contra los rayos del sol. Asimismo, la pandemia hizo suspender otros valores agregados del servicio: las auxiliares de viaje, el refrigerio y las cobijas.

La constante será un ritmo tranquilo, el ascenso al Alto de las Rosas es casi imperceptible, con la sensación de rodar siempre en terreno plano y recto, por la capacidad del motor y la suspensión neumática, respectivamente. Vamos a la cabina, acompañamos la tripulación reencontrándonos con la carretera y disfrutando de algo más: ver operar un bus Scania al mando de Fredy Castro, el conductor.

En los descensos a Silvania y Boquerón el conductor opera el retarder generalmente entre las posiciones 1 y 3, apoyando al sistema de frenos principal.  El ABS, el repartidor de freno EBD, el control de tracción y la principal contribución a la seguridad activa: el ESP; todos ellos nos inspiran alta confianza. En terreno plano el ritmo es constante, pero sin prisa y sobre las 12:30P.M. llegamos a la mitad del camino, haciendo una parada programada en la Terminal de Espinal.

Entre cultivos de arroz, maíz, algodón y planicies dedicadas a la ganadería transcurre el recorrido por el sur del Tolima, pasando por Guamo, Saldaña, Coyaima y Natagaima. Desviaciones y detenciones son parte de este trayecto, por los trabajos para construir la doble calzada que unirá a Neiva con Girardot.

Continuamos por las rectas de la entrada al Departamento del Huila cerca de Aipe, alternando trayectos fluidos con tramos en construcción, pasamos por la desviación que conduce al Desierto de la Tatacoa, importante destino turístico, punto que además nos avisa que Neiva está muy cerca. Reducimos el ritmo dentro de la capital huilense para ingresar a la Terminal; pasajeros que descienden y nosotros a prepararnos para el evento de la noche junto a directivos, socios, proveedores y colaboradores de Coomotor llegando sin contratiempos.

COMIENZA LA CELEBRACIÓN

Los logros de Coomotor son los del pueblo huilense, orgulloso de la transformación de la compañía que pasó de ser la forma de mejorar el sustento para unos propietarios de taxis a convertirse en un grupo empresarial de servicios multimodales de transporte. Un significado muy especial para los modelos cooperativos y solidarios, donde la compañía huilense ha hecho un aporte valioso a la movilización de pasajeros por carretera, posicionándose como una de las preferidas de los colombianos.

“Brindamos un servicio de calidad y cumplimos nuestra promesa de servicio, Coomotor nunca ha manejado una estrategia de precios bajos porque sería inviable para nosotros, nos concentramos en los valores agregados y el factor diferenciador. Hemos vivido muchas dificultades en esta pandemia y en el confinamiento, pero hemos logrado obtener un resultado positivo gracias a la solidaridad y la confianza que nos han brindado tanto nuestros usuarios como los asociados que han realizado su aporte” Recalcó Armando Cuéllar Arteaga, Gerente del Grupo Empresarial Coomotor

Un respiro y un momento para reflexionar, para recordar; para que conductores, colaboradores, inversionistas, proveedores, aliados y usuarios para celebrar un esfuerzo permanente de seis décadas con pasión, les ha permitido sobreponerse a los momentos más difíciles y continuar trabajando para ser su mejor compañía, gracias al tesón de sus empleados y la acertada dirección por más de veinte años de su Gerente, Armando Cuéllar Arteaga.

Terminadas las celebraciones, otros 300 kilómetros nos esperaban para regresar a Bogotá, rápidamente hay que dirigirse a la terminal de transportes de Neiva y tomar nuestro bus de Coomotor que nos lleve a casa, para esperar con ansias el momento de volver a la carretera, de la mano de la mejor compañía.

MARCOPOLO LANZA SU PRIMER BUS DE CARRETERA SIN ESPEJOS RETROVISORES

Redacción Colombiabus – Marcopolo Brasil

MÁXIMA VISIBILIDAD Y SEGURIDAD SIN PUNTOS CIEGOS

Una tendencia que vimos hace un año en Europa y que llegó para quedarse, son los buses sin los espejos retrovisores externos. Ahora el avance llega a Latinoamérica de la mano de Marcopolo, para permitir a los transportadores de pasajeros por carretera elevar los niveles de seguridad y confort en sus rutas. El gigante brasilero del autobús, acaba de lanzar su primer vehículo con tecnología ERV: Espejo de Reflexión Virtual. La nueva tecnología, disponible para todos los modelos Paradiso New G7, proporciona una amplia visibilidad, sin los tradicionales puntos ciegos, lo que garantiza más seguridad para los pasajeros y un mejor manejo y menos estrés para el conductor.

El sistema consta de cámaras de video de alta definición, instaladas en posiciones estratégicas para proporcionar la máxima visibilidad al conductor en cualquier situación: día y noche despejados, con lluvia o niebla y también durante las maniobras de estacionamiento. El equipo de ingenieros de la empresa realizó un estudio para definir la mejor posición de las cámaras en la carrocería del autobús.

“El estudio señaló las posiciones ideales que eliminan los puntos ciegos y la visibilidad reducida o poco clara. Así, el conductor puede conducir de forma más segura, tranquila y con menos estrés, sobre todo en situaciones críticas o difíciles, como en la lluvia y de noche”, informó Jean Carlo Giacomel, Coordinador de Ingeniería en Marcopolo

El sistema cuenta con dos cámaras externas que captan imágenes en tiempo real y en alta definición y son visualizadas por el conductor en dos pantallas ubicadas en el lado izquierdo y derecho del puesto de conducción del bus. El control del ERV se acciona en el panel de instrumentos, con opciones para día, noche, lados izquierdo y derecho y movimiento en un ángulo de hasta 90 grados para visualizar todo el espacio a lo largo de los costados del autobús.

Además de los grandes beneficios en materia de seguridad, la nueva tecnología ERV también supuso un cambio en la posición de los retrovisores exteriores, en los lados izquierdo y derecho, lo que proporcionó una reducción en el avance del conjunto hacia la parte delantera del vehículo, reduciendo sus dimensiones totales y facilitando al maniobrar en lugares con espacio reducido. “Mantuvimos la identidad visual de los modelos Marcopolo, elemento destacado en el ADN de la línea New G7, conciliando ganancias en maniobrabilidad y aerodinámica”, destaca André Lucena Perondi, coordinador de Diseño.