Archivo de la etiqueta: Euro 5

SCANIA DELIVERY IN MEXICO 20 URBAN BUSES K250 DIESEL EURO VI CARRIED BY BECCAR

XPI INJECTION AND LOW ENTRY ALSO HIGHLIGHT

Colombiabus newsroom – Scania México

After a tough bidding process, Scania has delivered 20 buses in Mexico to the City of Mérida (Yucatán State), for its client Mobility ADO. On this occasion, the K250UB chassis with low entry has been combined with the Beccar Urviabus body, produced in the state of Jalisco. An order that confirms the great strategic vision of both the business and the customers, which the Swedish constructor has put especially in the introduction of sustainable transport solutions.

Scania was the first brand to introduce Euro VI gas engines, and now it does so with diesel engines. First in Guadalajara and now in the southeast of Mexico, promising with these units the improvement of fuel efficiency, and more time available in the operation of its customers.

On the K250UB chassis, the XPI (Ultra High-Pressure Injection) technology stands out, where the fuel feed and injection pressure is set regardless of engine speed and load, with exceptional precision. This sophisticated system continually adjusts to accommodate changes in engine speed and usage, so you can get the most out of every drop of diesel. For each cycle, it performs up to three fuel injections, with precise timing, improving performance and economy, while reducing harmful emissions.

The reduction in pollutant emissions reaches 80% less nitrogen oxides and particulate matter, compared to the same technology in Euro 5, additionally the engines are less noisy, which allows users to offer more comfortable trips. The 12.8 meter buses have a great boarding capacity for passengers, as it is a low entrance, it allows a more comfortable entry for those with reduced mobility.

Here there has been a great joint work between Scania and Beccar, taking advantage of the evolution of the Urviabus model, capable of carrying up to 100 passengers. Adapted to the needs of modern transport and city users: bicycle rack, storage baskets, Braille signage, demarcated seats for the elderly or pregnant women and access ramp for wheelchairs. The chassis offers kneeling system and electronically controlled air suspension.

The K250UB chassis has the DC09 109 engine with 250HP and 1,250Nm of torque, which reaches the wheels thanks to the ZF EcoLife 6-speed fully automatic transmission that includes a retarder. The brakes are disc, including the EBS system that controls the ABS.

Finally, an important part of this bus placement was the training that Scania gave to a group of 7 operators, including 3 women, who took a K 250 Euro V and Euro VI chassis knowledge and familiarization course, in both theoretical and practices with vehicles. The road tests carried out on the peripheral ring corridor of Mérida, locations where these buses will circulate.

HABLEMOS DE AD BLUE: LA CLAVE PARA CONTROLAR EMISIONES

Redacción Colombiabus – William Marroquín

¿ SE TRATA DE UN LÍQUIDO MÁGICO?

Cuando a comienzos del presente siglo se anunció que en 2005 los vehículos diésel que se vendieran en la Unión Europea, debían cumplir la nueva norma de emisiones Euro IV, los fabricantes  tuvieron que desarrollar formas para garantizar que los contaminantes liberados a la atmósfera estuvieran dentro de los límites. Para los automotores cuyo peso superaba los 2.500 Kg, que requerían propulsores más grandes y potentes, las exigencias eran mayores, por lo que los ingenieros se vieron obligados a varias innovaciones técnicas para su cumplimiento.

Aunque los motores diésel son menos contaminantes que los de gasolina, liberan dos componentes que son peligrosos para la salud humana: el material particulado o benzopireno y los óxidos de nitrógeno (NOx). Los primeros se controlan atrapándolos mediante un filtro de partículas instalado en el escape del vehículo, los segundos requieren de sistemas de postratamiento de gases con recirculación (EGR) o con reducción catalítica SCR.

Con el Sistema de Reducción Catalítica, es posible convertir los óxidos de nitrógeno NOx en agua y nitrógeno. Esa transformación es un resultado de reacciones químicas que se generan dentro del catalizador SCR, las cuales dependen de una nivel ideal para los gases que ingresan allí, a unas temperaturas cercanas a los 200°C.

Hasta aquí estamos a la mitad del proceso, porque tenemos el lugar donde se producirán esas reacciones, pero se necesita también el compuesto que ayudará a convertir las sustancias peligrosas, liberando gases inocuos. Ese aditivo es el que se conoce como AdBlue (una marca registrada), en otros mercados le llaman DEF (Fluido para sistemas de escape a Diésel) pero que genéricamente se le llama úrea.

CRISTALINO E INCOLORO

El AdBlue es una solución líquida que se obtiene de una mezcla cuidadosa de un 32.5% de úrea pura y el 67.5% restante es agua desmineralizada. La úrea es uno de los principales productos resultantes del metabolismo de humanos y otros mamíferos, pero para los usos industriales, se produce desde hace casi un siglo y es un compuesto del nitrógeno, que se convierte en amoniaco al reaccionar con el calor y se usa ampliamente como fertilizante.

El AdBlue es cristalino e incoloro, tiene un olor ligeramente parecido al amoniaco y la concentración del 32.5% de úrea es clave para el funcionamiento correcto del sistema SCR, calibrado para operar con esa proporción exacta de compuesto activo. Es un líquido muy estable y si se congela por bajas temperaturas, el conjunto está diseñado para proveer rápidamente calor al tanque donde se almacena y alimentar sus líneas de conducción, para no afectar la operación del vehículo y no necesita que se le agregue ningún producto anticongelante.

En el proceso de las reacciones químicas, pequeñas cantidades de AdBlue se inyectan al flujo caliente de los gases de escape, donde se evapora y se descompone formando amoniaco y dióxido de carbono. El amoniaco (NH3) es el producto que en conjunto con el catalizador SCR, convierte los óxidos de nitrógeno (NOx) en nitrógeno (N2) y agua (H20).

¿QUÉ RECOMENDACIONES DEBO SEGUIR?

Al comprar el AdBlue, en el envase del producto debe aparecer la certificación ISO 22241-1, o la colombiana NTC5939 que replica exactamente el estándar internacional y la norma AUS32. Todas ellas permiten asegurar que el aditivo que se compra, garantiza las concentraciones exactas de úrea y agua en los porcentajes requeridos, además de la pureza de los componentes. Por eso no se debe intentar hacer la mezcla por parte de los propietarios de los vehículos, tampoco sobra decir que hay que comprarlo en lugares reconocidos y de confianza.

El Adblue debe guardarse en un lugar fresco, seco, en un área con ventilación y libre de la luz del sol directa. Aunque almacenado, puede estar en óptimas condiciones hasta los 25°C, la exposición temporal a temperaturas altas tiene un impacto casi nulo en la calidad del fluido. Es un líquido que, de acuerdo con la norma ISO 22241-3 y si la temperatura máxima no excede los 23°C, puede tener una vida que puede alcanzar los dos años.

Es corrosivo a metales como el cobre, el latón y otros materiales, aunque los elementos utilizados en su almacenaje contemplan estos parámetros. En las estaciones de servicio, la pistola para dispensar el AdBlue tiene un diámetro diferente de la del combustible y la tapa del depósito siempre es azul, para evitar las confusiones.

OPERANDO CON EL AD-BLUE

El sistema SCR es capaz de reconocer si el nivel del aditivo es muy bajo y dependiendo la contaminación del tanque por alguna sustancia que haya ingresado, necesitará mantenimiento. En los motores que cumplen las normas Euro VI / EPA2010, el consumo de AdBlue es aproximadamente sea aproximadamente un 2% del gasto de combustible.

Para los motores que cumplen normas Euro IV el consumo será mayor, entre un 4 a un 5%. También se puede estimar cuanto se requiere de AdBlue en una razón de 50 a 1 con el diésel. Es decir que, por cada 50 galones de combustible, se necesitará un galón del aditivo. Si se puede calcular los kilómetros por galón, también se podrá estimar la cantidad del fluido que será utilizada.

Los vehículos que utilizan sistemas que requieren AdBlue, cuentan con indicadores que alertan al conductor sobre un nivel bajo del mismo, que se activará alertando al operador. Si un vehículo es operado sin DEF, la potencia y otros parámetros de rendimiento serán limitados  considerablemente, indicando que debe rellenarse el depósito de inmediato. En el momento que el tanque sea rellenado, el propulsor regresará a su estado normal, aunque también puede ocurrir que si se dejó agotar el fluido y se apagó el motor, este sólo encenderá nuevamente hasta que se reponga el aditivo.

También es importante tener en cuenta, que el mantenimiento del vehículo, contempla la sustitución del filtro de la unidad de dosificación del AdBlue. Los intervalos de sustitución, los define cada fabricante de los motores y están incluidos en la programación de servicios, para garantizar su óptimo desempeño. Unas prestaciones y eficiencia, que dependen este líquido, a priori elemental, pero que se ha convertido en un elemento clave para liberar un mínimo de emisiones contaminantes y lograr una alta eficiencia de los motores.

LLEGA EL PRIMER BUS VOLVO B450R DE 15 METROS A ARGENTINA

Redacción Colombiabus

PUEDE TRANSPORTAR HASTA 58 PASAJEROS CON MENOR COSTO

En varios países de Sudamérica como Chile, Brasil, Perú y Uruguay los buses de 15 metros fueron permitidos para ampliar las posibilidades de adaptar tanto carrocerías, como poder desarrollar más modelos para las diferentes tareas del transporte de pasajeros. Ahora Argentina, se pone en sintonía con sus países vecinos y por ello su legislación, permite autobuses de ese tipo y por ello Volvo Buses comienza a ofrecerlo en el país del sur.

Esta versión del B450R, amplía el abanico de opciones para el transportador de media y larga distancia en Argentina, donde las configuraciones 4X2 se orientan a las cortas distancias además de servicios empresariales y turísticos, mientras los 6X2 son principalmente pensados para buses doble piso, aptos para recorrer largas distancias. Al tener un metro más de largo, puede ofrecer la misma capacidad de pasajeros que un dos pisos pero con una sola planta y con más facilidad para maniobrar, además de menores costos de operación.

Esa facilidad para maniobrar está facilitada gracias al tercer eje direccional, que permite mejorar el radio de giro, ganar en maniobrabilidad, maniobras de parqueo y obtener menor desgaste de las ruedas. Un sistema hidráulico logra que el eje trasero, que se ubica detrás del de tracción, genere una leve apertura en sentido contrario al que gira el eje direccional delantero.

El chasis para 15 metros de Volvo cuenta con 58 asientos, casi la misma cantidad que los 60 que trae un doble piso en configuración básica, pero con una capacidad de bodega superior, de hasta 11 metros cúbicos debido a la mayor distancia entre ejes. Eso lo hace muy atractivo para el transportador, porque puede tener una unidad hasta un 30% más económica a la hora de la compra inicial y ganando en capacidad de carga. Los primeros chasises, han sido carrozados por el fabricante de la provincia de Santa Fe, Saldivia y su modelo Aries, sellando una relación de más de 10 años con Volvo Buses.

Está equipado con características ya vistas en el B450R distribuido en Colombia como su motor liviano y compacto de 10.8 litros de 450 CV y caja automatizada I-Shift, frenos de Disco con ABS, EBS, ESP y Control de Tracción para máxima seguridad activa. Sin olvidar el freno de motor en válvulas VEB, con 390 CV de potencia de frenado. El Programa Electrónico de Estabilidad ESP,  opera mediante sensores que, al detectar movimientos anormales del vehículo, activan cada freno de manera individual evitando derrapes y accidentes por posibles pérdidas tanto de trayectoria como de estabilidad.

TRANSMETRO EN GUATEMALA RECIBE 20 BUSES NUEVOS

Redacción Colombiabus – Marcopolo

VOLVO B340M EURO 5 CON ALTA CAPACIDAD

Desde 2007, los residentes de Ciudad de Guatemala se han beneficiado del confort, agilidad, seguridad y productividad que traen la implementación de los sistemas BRT en las ciudades, gracias a Transmetro, que cuenta actualmente con 7 líneas de las cuales 2 cuentan con carriles exclusivos y las 5 restantes se mueven en tránsito mixto con una flota cercana a los 350 autobuses.

Ahora Marcopolo en colaboración con Volvo, suministrará 20 nuevos autobuses urbanos para Transmetro, con el modelo de carrocería Gran Viale BRT articulado sobre el chasis Volvo B340 M Euro 5, con una longitud de 20 metros que le brindan una capacidad para movilizar hasta 180 pasajeros. Estos autobuses del sistema cuentan con piso alto para acceder a las plataformas de embarque, con tres puertas en el lado izquierdo y cuatro puertas en el lado derecho, para cuando comparten los trayectos mixtos y asientos tapizados. También incluyen 12 sillas con 12 preferenciales para personas en condición de movilidad reducida y espacio para silla de ruedas, que pueden subir gracias a dos rampas de acceso ubicadas en las puertas laterales.

Entre los equipos para seguridad y entretenimiento, los vehículos Viale Articulados BRT cuentan con un sistema de audio con radio y DVD, cámaras de grabación y monitoreo, dos monitores LCD y acceso inalámbrico a Internet. Todos los autobuses poseen dos itinerarios frontales, uno trasero y dos itinerarios internos, pared de separación, renovadores y extractores de aire para una mejor comodidad térmica de los pasajeros.

Marcopolo ha entregado a Transmetro 180 unidades y desde 2012, todos los vehículos en operación han sido proporcionados por el fabricante brasileño desde la planta de Caxias do Sul. Otra novedad importante ha sido la entrega de las unidades, con la primera entrega técnica virtual de Marcopolo. En el recientemente inaugurado Espacio del Cliente de Marcopolo, reunió por videoconferencia  a las autoridades del ayuntamiento de la ciudad de Guatemala, la capital de ese país, y a representantes de Marcopolo y Volvo, y se aseguró de que los clientes pudieran monitorear y realizar la inspección de todos los aspectos solicitados en la licitación.