Archivo de la etiqueta: Covid19

COMPRA EN LÍNEA: ¿ES REALMENTE SEGURO?

Por: Charlie Rodríguez

De acuerdo con las cifras presentadas por una de las más importantes empresas de transporte de nuestro país, del total de las ventas de tiquetes de bus realizadas durante 2019, solo un 4 por ciento de las mismas se realizaron a través de canales digitales. Sin embargo, en medio de la pandemia, una nueva cultura de compra ha aparecido en nuestro país y es la de la venta no presencial, más conocida como venta en línea.

Pero antes de hablar de deste tipo de estrategias de comercialización, vale la pena aclarar que esta no se remite exclusivamente a las transacciones realizadas por Internet. Y es que desde hace más de tres décadas, los call centers de las compañías aéreas ya incorporaban atención a clientes que deseaban a través de sus tarjetas de crédito, asegurar sus cupos de vuelo sin tener que desplazarse a las agencias de viajes, centros comerciales o aeropuertos. De esta forma, actualmente, existen una variedad de modalidades de venta de pasajes de bus, agrupadas en canales propios y portales comparadores de tiquetes.

MÁS Y MEJORES SITIOS WEB

La pandemia de la COVID-19 fue la oportunidad perfecta para que las empresas se tomaran en serio su proceso de transformación digital. Cada vez son más las compañías de transporte terrestre que crean un ecosistema de comunicación en lal red, que permite tener un control adecuado del “customer journey” o ruta del cliente; es el proceso desde que éste toma la decisión de viajar, hasta que genera una compra e incluso mas allá, llegando al desarrollo de la fidelización.

Atrás quedaron los días en que la alternativa de viaje se decidía frente a una bahía de parqueo en una terminal de transporte; ahora el cliente es más acucioso, más informado e inteligente, y comienza a tomar decisiones frente a la pantalla de un computador o tableta; indaga posibilidades a través de los muros y buzones internos de las redes sociales, chatea en WhatsApp o llama a los call centers. Entre más sencillo, profesional, amigable y seguro sea el sitio web que articula a los demás canales de comunicación, más posibilidades habrán de que una simple consulta termine en una transacción exitosa. Además, la posibilidad de que el sitio web se pueda usar y visibilizar de manera adecuada tanto en computadores de escritorio, como en celulares, es la clave hacia el éxito en la red.

LOS «TODO EN UNO«

Así como en la industria aérea se hacen cada vez más populares los portales como Trivago, Go to Gate, Momondo o Despegar, la industria del autobús también tiene sus sitios comparadores y buscadores de rutas que permiten al usuario encontrar el mejor despacho, a la hora adecuada y al mejor precio.

En espacios como Checkmybus, Redbus, Teletiquete o Pinbus, los usuarios pueden no sólo obtener información de primera mano, sino comprar en línea con toda seguridad, desde recorridos de larga distancia entre ciudades principales, como recorridos de provincia.

Para citar un ejemplo, antes de la pandemia era prácticamente una utopía pensar en encontrar un pasaje entre Bogotá y los municipios boyacences como Güicán, Boavita o Panqueva: ahora gracias a la alianza de Expreso Paz de Río S.A. y Redbus, no solo estos, sino muchos más destinos de provincia pueden ser comprados desde cualquier dispositivo móvil y asi asegurar su puesto, teniendo en cuenta que los despachos son limitados al 50% del aforo del bus.

LOS MÉTODOS DE PAGO

Según cifras de Asobancaria, el nivel de bancarización de los colombianos llega al 81,4%. Esto significa que cada vez más personas tienen acceso a los medios electrónicos de pago y logran cancelar sus obligaciones, hacer transferencias y compras empleando tarjetas débito y crédito. Sin embargo, no sólo a través del “dinero plástico” pueden pagarse los pasajes en los sitios propios de las compañías o en los portales multi empresa. Además de las pasarelas de pago como PSE y Paypal, la gran mayoría de los sitios de venta de boletos de bus pone a disposición de sus usuarios diversas modalidades como:

Locales de Giros: Efecty es uno de los más populares y permite a los viajeros acercarse a cualquier oficina de Servientrega a nivel nacional y pagar en ventanilla a través de un código de pago.

Terminales de Baloto: Las cajas electrónicas de la famosa compañía de apuestas, además de recibir el pago de servicios públicos, también pueden recibir mediante código previamente generado, el pago de su pasaje de bus.

Locales de Apuestas: Gana y Apostar son las más reconocidas cadenas de apuestas de chance. Allí también podrán recibir el pago para iniciar su próximo viaje.

Cajas de Supermercados: Las principales cadenas de almacenes también permiten que en sus cajas registradoras se pueda cancelar el valor de los tiquetes de bus.

BIOSEGURIDAD EN LA INDUSTRIA DEL AUTOBÚS.

Por William Marroquín.

La guerra para luchar contra la enfermedad del Coronavirus está en pleno apogeo, y la industria del autobús asumió tanto la responsabilidad como el desafío de detener la propagación de la Covid-19 a través de los vehículos. Además, para continuar como la principal herramienta de transporte público, los fabricantes de todo el mundo desarrollaron soluciones para proteger la salud de los pasajeros utilizando diversas tecnologías, conocimientos y estrategias biológicas y comerciales.

YUTONG Y KING LONG

Siendo China el epicentro de la enfermedad del Coronavirus, los fabricantes del país tenían un reto mayor pues debían actuar con rapidez para contener el avance del virus y brindar tranquilidad a los viajeros. Yutong es el mayor fabricante de buses del mundo y King Long pertenece al mismo grupo de Golden Dragon y Higer que tienen una enorme capacidad instalada.

KingLong concentró sus esfuerzos en el bus holístico de quinta generación que integra varios sistemas que pueden usarse separadamente e incluso en otras áreas como oficinas. El bus integra lámparas UV de media y alta intensidad en el techo que se utilizan para higienizar cuando está vacío, mientras que las de bajo poder pueden operar con mayor frecuencia. Asimismo, se integran aspersores distribuidos dentro del vehículo, evitando intervención humana para desinfectar el bus cuando no está operando.

Las puertas de acceso cuentan con cámaras que permiten detectar temperatura y si el viajero no está utilizando tapabocas, mientras que el conductor cuenta con una división enteriza para garantizar el distanciamiento y protegerlo de la exposición que sufre diariamente.

MARCOPOLO

Hace varios años, se creó la división NEXT para desarrollar servicios innovadores para mejorar la experiencia de movilidad en transporte público. BioSafe ha sido uno de los primeros sistemas presentados por esta área orientados a Bioseguridad a bordo. El conjunto de soluciones comprende la desinfección FIP OnBoard con nebulización seca de acción biocida aplicable en buses y áreas como salas de espera, hoteles, oficinas, entre otros. Para abordajes seguros, Marcopolo desarrolló el equipo Safe-Check, tótem que valida tiquetes, realiza control pre-embarque y puede detectar el uso de mascarilla, todo mediante una interfaz sin contacto.

Para reducir distanciamiento, Marcopolo ofrece en países donde esté homologado, distribución de asientos 1+1+1. Esta configuración puede complementarse con las cortinas antimicrobianas para autobuses de carretera, divisiones para conductor y pasajeros en material rígido de policarbonato o flexible, membrana antibacteriana para recubrir los asientos que resiste hasta 30 lavadas, eliminación de bacterias en el retorno del aire acondicionado a través de electroplasma, lector de temperatura con dispensador de gel automático, desinfección del sanitario a través de luz ultravioleta UV-C, cámaras de identificación y elementos de señalización exterior e interior en el bús.

IRIZAR

Irizar y sus filiales reaccionaron rápidamente y fueron de los primeros fabricantes en presentar propuestas de mamparas de separación y páneles divisorios para el conductor. Están disponibles para los asientos de los modelos de carretera tanto de cercanías como larga distancia y se pueden acompañar con el purificador de aire Eco3 de Hispacold que incrementa la concentración de oxígeno y desodoriza el ambiente, desinfectando el aire. Aplica en vehículos nuevos y usados, además es compatible con cualquier sistema de climatización.

Para controlar el acceso a los autobuses, el fabricante español desarrolló cámaras con sensor de temperatura que valoran en tiempo real a los usuarios, incluyendo además sistemas de visión artificial que detectan si los pasajeros llevan tapabocas. El complemento es el Covid Manager desarrollado por Datik, división de Gestión de Flota de Irizar, que registra si una persona presenta síntomas o se supera la cantidad permitida de pasajeros por autobús. El sistema indica al usuario la imposibilidad de abordar y genera alertas al administrador de flota.

DAIMLER

Daimler Buses con sus marcas Mercedes-Benz y Setra, ya protegen contra el riesgo de infección en los sistemas de climatización, gracias a nuevos filtros de partículas de alto rendimiento con acción antiviral y ajuste opcional que amplía el rango de flujo máximo de aire fresco hacia el vehículo entre 33% y 40%. El sistema de climatización completamente automático cambia continuamente el aire dentro del vehículo y la ventilación a través del espacio para los pies, creando un suave flujo de aire vertical evitando turbulencias.

A temperaturas exteriores habituales entre 8 y 26 grados Celsius, el equipo de climatización utiliza el nivel máximo de aire fresco (entre 80 y 100 por ciento) renovando completamente el aire dentro del bus cada dos minutos. En temperaturas extremas, el sistema funciona en modo de aire mixto, renovando el aire fresco en el interior cada cuatro minutos, a diferencia de áreas como oficinas donde se recomienda cambiar aire cada 60 minutos y en espacios habitables, hasta dos horas. El sistema se complementa con las puertas de separación para el conductor, el dispensador automático de gel y la señalética.

MODASA

El constructor peruano cada vez tiene más ambiciones en el mercado internacional y con el apoyo de sus proveedores ha preparado sistemas de bioseguridad que se distinguen en tres etapas: pre-abordaje, calidad del aire e higienización. La primera comprende el detector de temperatura de pasajeros sin contacto, calibrado para generar advertencias de color si el cuerpo registra más de 36.5°C.

Para controlar la calidad del aire, Modasa ha dispuesto un sistema instalado en el interior del retorno del aire acondicionado que actúa en tres fases: Purificación, con rayos UV-C de corta longitud desactivando el virus que circula durante todo el viaje; Foto-catalizador, que purifica el aire neutralizando olores, bacterias y virus; y la Ionización, que a través de impulsos eléctricos genera partículas de iones que viajan a través de los ductos y esterilizan la superficie del bus, también se ofrecen cortinas antimicrobianas y distribución 1+1+1.

SOLARIS

El constructor polaco, propiedad del grupo español CAF ha tomado una ruta distinta ofreciendo soluciones adicionales a las divisiones, desinfectantes y sistemas de separación para conductores y pasajeros, encaminándose además al control de la ocupación en los buses.

Solaris ofrece apertura y cierre de puertas manos libres para pasajeros, a través de sensores este a través del haz que detectan personas que desean subir o bajar del autobús. Desde su puesto, los conductores permiten abrir o cerrar las puertas que responderán automáticamente, sin necesidad de presionar botones de parada. También un sistema de comunicación sin contacto entre el pasajero y el conductor para limitar la interacción, operando con intercomunicador. Finalmente, un sistema de conteo de pasajeros informa a conductores y administradores la ocupación del bus.

REACTIVACIÓN: OPERANDO EN LA NUEVA NORMALIDAD.

Por: Charlie Rodríguez.

La noticia de la reactivación del transporte de pasajeros por carretera desde el pasado septiembre primero, movió el sentir de los empresarios entre dos extremos que plantean nuevos retos para las compañías legalmente establecidas en el país, ya que la forma de viajar cambio y las condiciones de prestación del servicio difícilmente volverán a ser las mismas que antes del inicio de la pandemia.

Por un lado, era absolutamente necesario terminar con el aislamiento decretado desde marzo para el Gobierno Nacional. Los cinco meses detención obligatoria las compañías agotar hasta el último recurso disponible en sus cuentas para mantenerse activas, suspender y prescindir de miles de empleados, prorrogar los plazos de los créditos de las unidades y entrar en cesación de pagos con proveedores. Un mes más sin recibir ingresos hubiese significado la quiebra total del sector.

Pero no solo la gerencia de las compañías tiene que verse a gatas para mantenerse en pie. Los pequeños empresarios y propietarios de vehículos quienes afilian sus unidades en las compañías de transporte, también sufrieron lo indecible al perder sus principales fuentes de ingreso, teniendo que recurrir a los ahorros depositados en los fondos de reposición para poder pelear en parte su delicada situación económica, proceso complejo y que en algunas oportunidades, tomo a las empresas administradoras de los recursos, fuera de base y sin liquidez. A pesar de los múltiples anuncios en medios, el Gobierno Nacional brilló por su ausencia y la que usó los supuestos recursos destinados por este a través del Bancoldex, no pasa ser más que una difusa ilusión entre los miles de requisitos y trabas que la banca de primer piso impuso a los transportadores.

EMPEZAR DE CEROS

Arrancar de nuevo no es una tarea fácil en medio de la escasez de recursos latente. Volver a activar una flota de buses requiere de amplias inversiones en contratación de personal, compra de pólizas de seguros, pago de arriendo de oficinas y sucursales y en fin toda una logística que con las arcas vacías enfrenta a los empresarios a un total incertidumbre. A pesar que los viajeros ya puede moverse sin restricciones la demanda disminuye al menos un 70%, debido al temor del contagio la tele la actividad limitada del sector turístico y a las tarifas que es que han debido de ser duplicadas, debido a la eliminación del aforo de los buses al 50% por parte de las autoridades competentes. Los costos fijos de la operación del transporte como lo son salarios, peaje, combustibles, repuestos, insumos y tasas de uso en los terminales siguen costando exactamente lo mismo; una realidad en la cual solo se puede llenar la mitad del bus, no hace viable la operación si se mantienen las tarifas anteriores.

Sin embargo, y a pesar de que en la mayoría de los corredores las compañías han respetado las tarifas, compitiendo con valores agregados como compra en línea, precios diferenciados para grupos familiares o certificaciones de bioseguridad, no faltan las empresas que se quedan sin argumentos de cada cliente y lo único que pueden ofrecer es un tiquete barato que difícilmente cubre Los costos de operación y pone en riesgo su propia sostenibilidad.

De otro lado, la nueva normalidad presenta no es dificultades tanto para las empresas como para los inversionistas: la disminución de la demanda hará que inevitablemente comiencen a sobrar buses. Ya hay compañías que incluso han notificado a sus afiliados qué es posible que sus vehículos entran en operación hasta diciembre de 2020, pues en medio de la reducción de los viajes, «no hay cama pa tanta gente».

LA DIFÍCIL SITUACIÓN DEL TRANSPORTE ESPECIAL

Si bien el transporte especial empresarial ha mantenido una limitada dinámica durante la pandemia (dada la necesidad de los empresarios de mantener alejados a sus empleados del transporte público para evitar contagios), la reactivación de este renglón de la movilización de pasajeros será la última en dinamizarse, más ahora que el teletrabajo y las actividades no presenciales están a la orden del día.

De acuerdo a las alcaldías locales de las principales ciudades del país, los colegios públicos abrirán sus puertas solo de manera gradual durante lo que resta del 2020, y el envío o no de niños a las instituciones educativas será voluntad de los padres. En el caso de Bogotá, por ejemplo, el aforo a los colegios estaría limitado al 35% de su capacidad, situación que se verá reflejada en la demanda de transporte.

De acuerdo con Lupoani Sánchez Celemín, Presidente de ACOLTES, una de las principales gremios que reúne los transportadores del servicio especialr, escolar y de turismo, de los 100,000 vehículos con que cuenta la tipología, al menos 76,000 se encuentran detenidos. «Las pérdidas del sector ascienden a los $228.000 millones» afirmó Sánchez.

Al igual que como sucedió con el transporte intermunicipal, en especial también vio pasar de largo los recursos supuestamente destinados para recuperación del sector. Según algunos empresarios, la cantidad de requisitos y garantías solicitadas por los bancos para acceder al crédito, era imposible del reunir para sus compañías que habían dejado de percibir ingreso alguno. En palabra en las instituciones financieras los transportadores son sujetos de «alto riesgo financiero».

LA APUESTA DEL TURISMO

En 2019, el número de visitantes no residentes que llegaron al país fue de 4.515.932, un crecimiento del 2.7% con respecto al 2018. También fueron positivas las cifras en ocupación hotelera, que alcanzó el 57.8% en ingresos nominales de la agencia de viajes, hubo un incremento del 3.7% y los ingresos los hoteles aumentaron el 10.6%.

Sin embargo, la crisis ha golpeado el mundo ha dejado pérdidas históricas. Según el informe «El turismo y la covid-19», elaborado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), las llegadas de turistas internacionales que alcanzaron los 1.500 millones en 2019 (alrededor de otros 9.000 millones de personas viajaron dentro de sus países) podría bajar este año del 58% al 78%.

Viajar por Colombia es una de las mejores herramientas para contribuir a que cientos de familias recuperen sus ingresos y empleo. Promover que se haga con responsabilidad y cumplimiento con todos los protocolos de bioseguridad es fundamental.

Por otro lado, en los últimos días se han lanzado de cascadas campaña para incentivar el turismo seguro y responsable. Una de ellas es la liderada por COTELCO, ACODRÉS y ACOLTES entre otras organizaciones, que se reunieron para enviar un mensaje bajo el lema #TeEstamosEsperando, dónde reiteran que están preparados para recibir a sus visitantes manera segura. Es una alegría total para el transporte turístico la reactivación económica del país. «Después de más de 5 meses sin poder trabajar, queremos decirle a todos los visitantes, colombianos y extranjeros, que aquí hay una modalidad dispuesta a transportarlos por toda Colombia. (…) La invitación es a que viajen por las carreteras de Colombia, que vivan y disfruten este país tan hermoso, al qué se le conoce por tierra», afirmó Lupoani Sánchez.

EDITORIAL COLOMBIABUS EDICIÓN 36: VOLVIMOS A LA RUTA

Por: Charlie Rodríguez.

VOLVIMOS A LA RUTA

La pandemia derivada de la propagación de la enfermedad Covid-19 representado un nuevo orden global en la mayoría de las actividades humanas y el transporte de pasajeros no podía ser la excepción.

Aunque el servicio urbano continúa operando con restricciones, movilizando a aquellos que por fuerza mayor debían seguir dinamizando la cadena productiva y de suministros, la para en los segmentos especial, escolar e intermunicipal fue casi total, representando pérdidas multimillonarias para el sector, que de acuerdo con los cálculos realizados por las agremiaciones como el consejo superior del transporte y Colombiabus, involucra a casi un millón de colombianos en su cadena productiva.

Fueron cinco meses de detención que pusieron a prueba la solidez del gremio y su capacidad de adaptación pero que sobre todo, que han dejado muchas enseñanzas para todos quienes derivan su sustento de la movilización de personas, entre ellas, la necesidad de fortalecer la unión entre las compañías operadoras, de cada a presentarse ante las autoridades de transporte y el gobierno nacional como una fuerza necesaria e imprescindible para el devenir nacional esa capacidad de cohesión es la que hace que además la opinión pública, los medios de comunicación masivos y la banca, le den seriedad al caso de un a un gremio que mueve más de 200 millones de pasajeros al año.

Y es que al ver que el gobierno nacional pretende desembolsar a título de préstamos cerca de 370 millones de dólares para ayudar a la reactivación de la otrora «Aerolínea de Colombia», el escozor y descontento se agudizan durante la cuarentena los recursos estatales para apoyar al sector transporte durante la pandemia fueron íntimos, el acceso a los mismos una utopía y la persecución a través de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, la Supertransporte y el Ministerio de Protección Social, el pan de cada día.

A pesar de las adversidades, empresarios, conductores, propietarios personal de logística, la cadena de suministros del sector, carroceros, fabricantes de chasises, aseguradores y hasta nuestra revista, volvimos a la ruta fortalecidos y convencidas que somos una fuerza indispensable para el crecimiento del país una nación que se mueven bus, que se conecta a través de sus maltrechas carreteras y que necesita de sus compañías de transporte para seguir adelante.

Esta nota es un homenaje a todos quienes estoicamente logramos soportar estos meses en casa, pero que debemos continuar sobre ruedas para seguir haciendo empresa, así seamos considerados «sujetos de alto riesgo» por la banca, que no entiende que lo que realmente representa un riesgo, es dejar incomunicado al país.

Nuestros mejores deseos en el regreso a la ruta desde este, el canal del autobús en Colombia.