KONVEKTA PRESENTA INNOVADOR SISTEMA DE MENOS EMISIONES EN AIRES ACONDICIONADOS

LA BOMBA DE CALOR DE CO2 ES EL CAMINO

Redacción Latinobus – Konvekta AG

Konvekta, fabricante alemán de sistemas de climatización y proveedor de constructores de autobuses como Mercedes-Benz, Solaris y MAN, viene trabajando con la tecnología de calefacción de CO2. Este es un sistema innovador, que permite la reducción de emisiones (alternativamente, los sistemas de calefacción clásicos tienen un calentador auxiliar que quema combustible diésel para calentar el autobús), y se monta, por ejemplo, en los autobuses eléctricos.

Konvekta apuesta por ello, ahorrando 4.500 toneladas de CO2 al año. Los calentadores eléctricos son verdaderos consumidores de energía: para generar un kWh de energía de calefacción, el sistema quema de 1,1 a 1,23 kWh de energía. Hasta el 50% de la energía disponible en las baterías se utiliza para calefacción en los días fríos.

Las ciudades deben volverse más limpias y sostenibles, por lo que las emisiones nocivas de los motores de combustión, que ejercen presión sobre las personas y el medio ambiente, solo pueden reducirse significativamente mediante la “Nueva Movilidad” en los centros de las ciudades y muchas empresas de transporte público ya van por buen camino.

Sin embargo, para impulsar aún más este proceso, se están aplicando a la contratación pública objetivos mínimos vinculantes para vehículos comerciales de baja emisión y cero emisiones, en particular para autobuses en el transporte público. El objetivo es lograr vehículos de carretera más limpios y más eficientes energéticamente para hacer que las ciudades estén casi libres de emisiones.

Los sistemas de bomba de calor de CO2 son la alternativa innovadora. Gracias a la combinación de conocimientos, experiencia y la elección del refrigerante natural CO2, los sistemas Konvekta CO2 alcanzan la máxima eficiencia. En el caso ideal, estos sistemas requieren solo 0,21 kW de energía de la batería para 1 kW de potencia de calefacción.

El sistema no obtiene hasta el 75% del calor o frío requerido de la batería, sino del medio ambiente. Esto se traduce en un ahorro de unos 1.700 euros anuales por vehículo y hasta 4.800 kg de CO2, según el vehículo. Si ahora suma todos los vehículos con una bomba de calor de CO2 Konvekta, el resultado es un ahorro total de aproximadamente 4500 t de CO2 para el año 2021.

Los sistemas de bomba de calor de CO2 Konvekta han estado disponibles con éxito en el mercado como un producto de serie desde 2018. Más de 1.300 autobuses y vehículos ferroviarios utilizan actualmente el refrigerante alternativo. Más de 100 empresas de transporte en más de 40 países utilizan los sistemas en sus flotas de autobuses y están entusiasmados con ellos.

Leave a Reply