ATM MILÁN EXTIENDE CONTRATO CON SOLARIS Y REALIZA UN NUEVO PEDIDO POR 50 BUSES TROLLINO

EL CONTRATO ASCIENDE A 40 MILLONES DE EUROS

Redacción Colombiabus – Solaris Bus & Coach

En 2018 el operador de transporte público de Milán (ATM) firmó un acuerdo con el constructor polaco de autobuses Solaris, por 30 trolebuses del modelo Trollino. Adicionalmente, la ciudad había recibido del fabricante 165 eBuses Urbino 12, que llegaron hace casi tres años.

Un nuevo pedido por 50 trolebuses articulados del modelo Trollino 18, es una extensión de esos acuerdos, cuyo pedido será entregado al finalizar 2022. Los vehículos articulados Trollino 18 de piso bajo son extremadamente silenciosos y libres de emisiones a nivel local, con unidades equipadas con motores de tracción de 160 kW cada uno y baterías de 45 kWh, que permitirán que se recargue la energía de los acumuladores mientras ruedan conectados a la red eléctrica de la ciudad. Además, podrán recorrer una distancia de hasta 15 km sin utilizar la fuente de alimentación de tracción. Esto es particularmente útil en rutas que carecen de cables aéreos, en el casco histórico de la ciudad, o en caso de avería.

Los trolebuses articulados podrán transportar hasta 135 pasajeros, incluidos 31 sentados. La comodidad del viaje estará garantizada por el aire acondicionado de alta eficiencia. Los Trollinos milaneses también contarán con un sistema de vigilancia avanzado con 10 cámaras, incluida una cámara de visión trasera, una pantalla de 10 pulgadas en la consola central y un registrador de datos. Uno de los elementos que mejoran los estándares de seguridad será la monitorización continua del aislamiento de los componentes de alta tensión del chasis. Si se detectan irregularidades, el sistema bajará automáticamente los colectores de corriente y también estarán equipados con un sistema de conteo de pasajeros.

8Tr

Los primeros Trollinos cubiertos por el nuevo pedido llegarán a Italia a finales de 2022. Las inversiones a gran escala de Milán en vehículos de cero emisiones demuestran la seriedad con la que la ciudad se está tomando el desafío de la transformación ecológica del transporte público. Desde entonces, más de 300 vehículos, incluidos unos 200 trolebuses y autobuses eléctricos, salieron de la línea de producción de la fábrica en Polonia y se dirigieron a Milán. El operador italiano tiene la intención de renunciar por completo a los autobuses diésel en favor de vehículos locales libres de emisiones para fines de 2030.

Leave a Reply