TRANSMILENIO NO TENDRÁ NUEVAS LICITACIONES DE BUSES EN 2022, VOLVERÁ CON LOS PROCESOS EN 2023

SE BUSCA QUE EL 100% DE LA NUEVA FLOTA SEA ELÉCTRICA

Redacción Colombiabus – Transmilenio

Durante las últimas jornadas de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático (COP26), líderes mundiales y expertos en movilidad han estado evaluando y compartiendo estrategias para desarrollar nuevas acciones que permitan mitigar los efectos del cambio y preparar tanto las ciudades como los sistemas de transporte.

En Colombia, se están impulsando varios proyectos de transporte limpio como la Primera Línea del Metro de Bogotá, el Regiotram de Occidente, en Cundinamarca, y el Tren Ligero de la avenida 80, en Medellín, 100% eléctricos. También sistemas como Transmilenio deben seguir su ruta hacia la renovación de todos los buses de la capital del país, para completar 1485 con tecnología de propulsión eléctrica que llegarán al componente zonal asignados a las localidades de Fontibón y Usme.

Iniciando 2021 se informó que quedaban por licitarse 1.100 buses zonales, que dependiendo del comportamiento de la pandemia podrían tener sus procesos durante este año. Sin embargo, el comportamiento de la demanda de pasajeros del sistema que durante varios meses sufrió importantes disminuciones a raíz de las medidas de distanciamiento y los cambios en los hábitos de movilidad, ha detenido los procesos licitatorios. Adicionalmente, las nuevas troncales de articulados, corredores verdes, líneas de metro, tranvías y cables que son propulsión eléctrica, también deberán acoplarse a las rutas de autobuses actuales.

Esto ha conducido a la decisión de no licitar en lo que resta del año y tampoco en 2022, para aprovechar el avance de la electromovilidad y recibir postulantes únicamente de tecnologías eléctricas en 2023 y 2024. Asimismo, esto le permitirá a Transmilenio hacer los ajustes para dimensionar la necesidad real de flota que debe llegar para renovación.

Cabe recordar también que a mediados de año, cuando se aprobó el proyecto de descarbonización para Bogotá, se había definido inicialmente que los buses articulados y biarticulados, tendrían la opción de utilizar tecnologías no eléctricas, considerando que no existían tantas opciones para los modelos de mayor capacidad. Este postergamiento a los planes de licitación, da tiempo para que estas versiones se desarrollen más y se amplíe la oferta de fabricantes que podrían aportar su tecnología para la capital del país.

.

ALIANZA ZEBRA ANUNCIÓ NUEVO COMPROMISO POR USD1.000 MILLONES PARA eBUSES EN LATINOAMÉRICA

TAMBIÉN SE ESPERA AUMENTAR LA PRODUCCIÓN EN LA REGIÓN

Redacción Colombiabus – C40 Cities / William Marroquín

Importantes anuncios se han hecho durante estos días, en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que tienen repercusiones a nivel global. También, múltiples compromisos para acelerar la electrificación del transporte en Latinoamérica se han firmado durante el encuentro mundial.

Uno de ellos de gran importancia, ha sido el firmado por la Alianza ZEBRA, asociación dirigida por Grupo de Liderazgo Climático, conocido como C40 Cities y el International Council on Clean Transportation. La alianza trabaja para apoyar el despliegue de más de 3.000 buses eléctricos en las ciudades latinoamericanas. El grupo de inversores se ha comprometido públicamente a través de ZEBRA a poner a disposición más de mil millones de dólares para proyectos bien estructurados de autobuses de emisiones cero en la región.

AMP Capital (Australia), Enel X (Italia), ARC Global Fund (Estados Unidos), Ascendal Group (Reino Unido), Ashmore Group (Reino Unido), Copec Voltex (Chile), EDP (Brasil), John Laing (Reino Unido), VEMO (México) y VIP Green Mobility (Suiza), son los inversionistas que se comprometieron a aportar los recursos financieros para desplegar los buses eléctricos en la región.

Estas compañías ya han participado en proyectos de electromovilidad en Latinoamérica, prinicpalmente en la provisión tanto de autobuses eléctricos como infraestructuras de los sistemas Red (Transantiago) en Chile, Transmilenio en Bogotá y Metrobus de Ciudad de México. También han participado como proveedor de fondos para desarrollo de baterías y propulsores de los ecosistemas de electrificación de las flotas.

Además del compromiso de los inversionistas de 1.000 millones de dólares, un grupo de fabricantes y distribuidores de autobuses, entre los que se encuentran los nuevos miembros Volvo, Zhongtong, IUSA, Busscar y Rennorgy, se han comprometido a hacer que los vehículos cero emisiones estén comercialmente disponibles en América Latina y, cuando sea posible, se produzcan localmente.

Estos compromisos amplían el grupo de fabricantes de autobuses con interés formal en la región, que ya contaba con empresas como Andes Motor, BYD, CreattiEV SAS, Foton, Higer, Sunwin, Vivipra y Yutong, todas ellas con una declaración firmada a finales de 2020.

Se están desarrollando y aplicando modelos de negocio y mecanismos financieros innovadores para hacer posible el despliegue a gran escala de autobuses eléctricos, como la separación de la propiedad y la explotación de los autobuses vista en Santiago y Bogotá, y la separación de la propiedad del chasis del autobús y la batería en São Paulo.

Modelos empresariales como estos, en los que los fabricantes y los inversores desempeñan un papel crucial, pueden ayudar a los municipios y a los operadores privados a superar la falta de capital y la dificultad de acceso al crédito, reduciendo los riesgos financieros. Con el tiempo, estas inversiones seguirán ampliando el despliegue de autobuses
eléctricos en toda la región.