SE ULTIMAN DETALLES PARA INICIO DE OPERACIÓN DE eBUSES ARTICULADOS BYD Y MARCOPOLO EN BRASIL

EL SERVICIO DEBERÁ COMENZAR EN DICIEMBRE

Redacción Colombiabus – BYD Brasil

Los buses eléctricos articulados BYD carrozados por Marcopolo destinados a los corredores VLP (Vehículo Ligero sobre Ruedas) que estarán operando en la ciudad paulista de São José dos Campos, ya están en su nueva base, esperando las últimas adecuaciones para entrar en servicio a partir de diciembre de 2021.

Los autobuses, fabricados por BYD (Build Your Dreams), uno de los mayores fabricantes de vehículos eléctricos del mundo, partieron en caravanas desde Campinas, donde BYD tiene una fábrica, hasta São José dos Campos. BYD ganó el concurso para la producción de vehículos eléctricos que integrarán la nueva flota de transporte público de la ciudad, donde las carrocerías fueron fabricadas por Marcopolo.

La flota articulada a batería circulará por el sistema VLP (Light Vehicle on Tires) en el corredor Linha Verde en São José, y la operación está programada para comenzar este mes de diciembre. Estos son los primeros buses 100% eléctricos con 22 metros de longitud fabricados en Brasil. Fueron producidos en la planta de BYD en Campinas y tienen capacidad para transportar 170 pasajeros por viaje.

No contaminantes, los vehículos son silenciosos, económicos, tienen rendimiento y menores costos de mantenimiento. Según un comunicado del fabricante, un autobús eléctrico reduce las emisiones en más de 184 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, el equivalente a plantar 1.311 árboles al año, mientras que un autobús diésel típico consume 90 litros de diésel en un día de funcionamiento.

TECNOLOGÍA Y CONFORT

Los 12 autobuses articulados eléctricos de BYD no tienen espejoS retrovisores externos y están equipados con cámaras y sensores, lo que trae alta tecnología a bordo, donde 6 cámaras de alta definición, dos de ellas con infrarrojos, reemplazan los espejos externos e internos.. Las puertas pantográficas, con estrictas normas de seguridad, cuentan con un sistema que evita que se cierren cuando se identifica algún movimiento cercano.

Gracias a la BioSafe de Marcopolo, el interior de los vehículos está protegido contra la propagación de virus y bacterias. Los acabados tienen aditivos antimicrobianos en las superficies táctiles (sillones, tapizados, balaustres y empuñaduras). El aire acondicionado es capaz de renovar el aire completamente cada 3 minutos, con un sistema de desinfección de aire UV-C.

Los 12 autobuses entregados son totalmente accesibles, con rampas para sillas de ruedas, lo que facilita y garantiza salidas y llegadas más seguras y eficientes. Los buses cuentan con dos monitores de 15.6 montados en el techo, una radio interior y parlantes para entretenimiento y geolocalización, un sistema de monitoreo con cuatro cámaras interiores y preparación WI-FI. Los asientos están tapizados, con reposacabezas y puerto USB. BYD también informa que cada vehículo está equipado .

Los autobuses articulados eléctricos fueron desarrollados por la ingeniería de BYD en Brasil y están totalmente adaptados para el mercado nacional. El modelo BYD 11B de piso bajo tiene 22 metros de largo, baterías de fosfato de hierro y litio (LifePO4), fabricadas en la planta de Manaus, con autonomía para correr hasta 250 kilómetros con carga completa, que requieren unas tres horas para recuperar la energía una vez son enchufados en los patios.

MARCOPOLO MÉXICO ALCANZA LA PRODUCCIÓN DE SU UNIDAD 35.000 EN SU PLANTA DE GARCÍA (NUEVO LEÓN)

UN MARCOPOLO VIALE BRT HA SIDO EL ELEGIDO

Redacción Colombiabus – Marcopolo / Polomex / William Marroquín

La década de los noventa fue muy dinámica para Marcopolo y marcó el despegue de la internacionalización de la compañía, gracias a la buena aceptación de los modelos urbanos Viale, Torino y la Generación 5 de sus modelos rodoviarios. Por esa línea al finalizar la década e iniciar el nuevo milenio, se aceleraría el montaje de plantas fuera de Brasil en Sudáfrica, Colombia y México, a donde llegarían en 1999 con su fábrica de Aguascalientes.

Allí se instalarían primero como Polomex y buscando consolidar esa presencia en México, trasladarían la fábrica a la ciudad de García en el estado de Nuevo León, que se complementa con el centro de distribución de partes localizado en Toluca. El ensamble de los autobuses, se realiza con piezas en su mayoría aportadas por proveedores del país azteca, complementándose con el material enviado desde Brasil.

Modelos para los sistemas masivo, han alternado con los de carretera y haciendo que el fabricante sea uno de los más importantes jugadores en el mercado de autobuses del país, gran comprador de unidades. Algunos propios del mercado como el urbano Boxer y en varios momentos, la subsidiaria mexicana ha disfrutado de cierta libertad creativa para distinguir a los modelos fabricados en la planta de García.

2015 fue un año de evolución importante, que también le permitió alcanzar la no despreciable cifra de 30.000 unidades Marcopolo, con un autobús urbano de la línea Torino, que destaca por su economía en la operación, funcionalidad y resistencia, acoplada a una plataforma Mercedes-Benz.

Seis años después, Marcopolo México ha elegido nuevamente a un autobús metropolitano, un Gran Viale BRT para celebrar las 35.000 unidades producidas en el país. Este logro sin duda es fruto fundamental de 22 años de esfuerzo, dedicación y compromiso de todos los colaboradores que integran este gran equipo, junto con la confianza y preferencia que le han brindado los operadores urbanos y de carretera (foráneos).

Marcopolo México cuenta con el mayor portafolio de productos que hay en el mercado que va desde un doble piso hasta un midibus. De manera reciente, se anunció la llegada de los autobuses Paradiso de la Generación 8 para las carreteras del país.

La Generación 8 podrá ensamblarse con cualquier plataforma de tren motriz de las principales armadoras que hay en el mercado mexicano, con un gran abanico de configuraciones con características especiales de acuerdo con las necesidades de cada cliente y la normatividad de transporte vigente en el país. Otros modelos que captan el interés, serán las versiones eléctricas de los modelos urbanos, cuyas plataformas han estado rodando en las principales ciudades del país para que los operadores las evalúen.

De igual forma, Marcopolo México anunció su incursión en la movilidad sostenible, con Prosper, el primer VLT (Vehículo Ligero Sobre Rieles) en el segmento metro-ferroviario para proyectos especiales de renovación y modernización de trenes, el cual estará disponible en México en piso alto y bajo.