TECNOLOGÍA ELÉCTRICA PARA BOGOTÁ EN 9 METROS CON LOS BUSETONES BYD CARROZADOS POR MARCOPOLO

Informe Central Revista Latinobus

PRONTO EN LAS CALLES BOGOTANAS

Superpolo cumple veinte años en Colombia, en los que no solo se ha dedicado al desarrollo y ensamble de autobuses del gigante brasilero Marcopolo, sino también contribuyendo a la modernización del transporte en nuestro país. Primero con la línea Viale para los nacientes sistemas masivos y BRT, continuando con las de carretera además de los midi y microbuses.

Dentro de todos los desarrollos, los trabajos con nuevas fuentes de energía han adquirido una gran importancia, puesto que los constructores de carrocerías también deben preparar creaciones para las plataformas de propulsión 100% eléctrica, que implican desafíos en la construcción: refuerzos para soportar mayor peso, instalación adecuada de las baterías, facilitar el enfriamiento de los acumuladores y el reto es de marca mayor, cuando se trata de construir los nuevos autobuses eléctricos que harán parte del componente zonal de Transmilenio, siendo uno de los escenarios más severos en el mundo para una operación de movilización masiva.

En las instalaciones de Marcopolo-Superpolo en Cota a las afueras de Bogotá, se han fabricado 406 buses que a finales de 2021 estarán aportando a la movilidad sustentable de la ciudad, de los cuales cerca del 70% de los componentes de la carrocería son aportados por proveedores locales, contribuyendo a la generación de importantes fuentes de empleo y transferencia de conocimiento a las compañías colombianas, en un proyecto que demuestra la capacidad para adaptar soluciones globales a nuestro mercado.

LA RUTA DE UN PROYECTO

Fontibón es una localidad de Bogotá, ubicada al occidente de la ciudad donde habitan cerca de 450.000 personas. Una zona en la que unidades residenciales comparten espacio con instalaciones industriales, el aeropuerto El Dorado y las vías que permiten la salida de vehículos hacia municipios conurbados como Funza, Mosquera, Madrid y Facatativá, además de Antioquia y el norte del país.

Cuando se definió la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), la operación de Fontibón fue adjudicada inicialmente al concesionario Coobus en 2010, quien nunca logró incorporar la flota que se había comprometido a vincular, le fue terminado el contrato en 2016 que celebró con Transmilenio y por eso quedaron pendientes 3 unidades funcionales (patios).

Iniciando la pasada década llegó BYD al segmento de transporte con su portafolio de autobuses cero emisiones, donde tuvo que construirse un espacio que no existía porque tenía que luchar contra el fantasma de la calidad de los productos (cada vez más alejado) y las dificultades para desarrollar modelos de operación con buses eléctricos. Incluso este fabricante realizó una gran cantidad de ensayos y pruebas piloto en varias ciudades del país, analizando la viabilidad de proyectos a mayor escala.

¿CÓMO SE ASIGNARÁ LA NUEVA FLOTA?

UNIDAD FUNCIONALZONARUTASCANTIAD BUSETONESCANTIDAD BUSESTOTALEQUIVALENCIA EN PADRONES 80 PAX
6FONTIBÓN III712568193152
17FONTIBÓN V814667213164

En 2019, se renegocian las condiciones de los contratos que se tenían firmados entre concesionarios y Transmilenio, lo que también abrió la puerta a nuevas licitaciones para entregar en concesión las zonas que están pendientes por adjudicar, donde la incorporación de buses eléctricos ha sido un aspecto importante. En 2020 se realiza el concurso para asignar 406 vehículos, para Fontibón, siendo elegida la propuesta con la combinación de carrocería Marcopolo y chasis BYD, en configuraciones padrón para 80 pasajeros y Busetón para 50 ocupantes.

FUNCIONALIDAD, BELLEZA Y ECONOMÍA

Esta versión de Busetón parte del chasís eléctrico BYD93S01 que ofrece una gran distancia entre ejes de 5.100mm, lo que externamente le da un aspecto de bus de mayor tamaño e incluso, salvo por la puerta de ingreso de los pasajeros que está posterior al eje delantero, se ve como un autobús de motor trasero de propulsión convencional. Alcanza una longitud total de 9.550mm y su altura máxima llega a los 3.100mm

Su voladizo frontal corto de 1.310mm es fundamental para tener un gran radio de giro para moverse por las calles estrechas, mientras que el ancho máximo alcanza los 2.475mm. Las baterías están ubicadas en los compartimentos laterales dispuestos entre los ejes; por otra parte, el acceso para el profesional que lo opera es muy cómodo, gracias a que el borde inferior de la puerta está muy cerca del piso.

Un autobús que mezcla las líneas fluidas tipo monorraíl de la serie Gran Viale BRT vista en padrones y articulados con trazos del modelo Torino más económico y naturalmente, los busetones Senior. Considerando la dureza de la operación, se utilizan componentes de fácil reparación como los juegos de luces frontales y posteriores; las delimitadoras, de cruce, antiniebla y pilotos traseros, son comunes a los diferentes modelos urbanos fabricados por Superpolo en Colombia. También los retrovisores exteriores adelantados, de regulación manual son sencillos y menos costosos de reemplazar, si se compara con los carenados de otras series urbanas de Marcopolo.

El rutero con indicadores en LED ha sido ubicado en la parte superior del panorámico frontal, para aprovechar todo el ancho y permitir una mejor visualización de los destinos. El área posterior trasera también cuenta con un informador de ruta LED, tercera luz de freno, paragolpes de fácil reemplazo y en lo que podría simular un portaplaca, se encuentra una pequeña puerta que cubre los conectores para recargar baterías.

FUNCIONALIDAD E INCLUSIÓN

El autobús cuenta con suspensión neumática regulable en altura, lo que permite a cualquier persona acceder con facilidad al vehículo y ubicarse su interior. En la puerta trasera se encuentra el mecanismo elevador, que facilita el ingreso de quienes cuentan con condición de movilidad reducida y se desplazan con silla de ruedas u otros mecanismos de ayuda. Asimismo, comunica con el área donde este tipo de pasajeros deben permanecer mientras el bus está en marcha, con el mamparo acolchado, los sistemas de sujeción y timbres.

Se han dispuesto 18 sillas rígidas rojas y 5 azules, desarrolladas en plástico de alta resistencia, lo que también facilita su mantenimiento. Los asientos preferenciales para adultos mayores, mujeres en embarazo y quienes viajan con ayuda viva, están ubicados al lado derecho del autobús. El pasillo interior tiene un área de 4,91 metros cuadrados, lo que permite ubicar hasta 29 personas de pie. Los forros internos laterales y de techo, además de las sillas, son antivandálicos.

En su interior los pasajeros encontrarán cámaras que permiten registrar lo que ocurre durante el viaje, tomacorrientes USB para recargar dispositivos móviles, pantalla de información con datos de las rutas y del sistema Transmilenio e informador electrónico en LED con puntos de parada. Los asideros, pasamanos manijas y botones de timbre están al alcance de cualquier persona, mientras que en diferentes costados se encuentra una completa señalética.

FICHA TÉCNICA CHASIS BYD B93S01
DIMENSIONESLargo8.937mm
Ancho2.363mm
Distancia entre ejes5.100mm
Voladizo delantero1.310mm
Voladizo trasero2.527mm
Angulo de entrada / salida15°/8°
Distancia mínima al suelo280mm
Radio de giroMenor a 12 metros
PESOSPeso Bruto Vehicular Máximo14.500Kg
Capacidad eje delantero5.000Kg
Capacidad eje trasero9.500Kg
FRENOSDiscos en las 4 ruedas, sistema EBS y ABS
RUEDAS265/70 R19.5 – rines de aluminio
DIRECCIÓNHidráulica electroasistida
SUSPENSIÓNNeumática con regulación de altura
MOTORSincrónico de imán sin escobillas, acoplado al diferencial trasero
Potencia Nominal135Kw
Potencia Máxima200Kw
Torque Máximo2300Nm
RENDIMIENTOAutonomíaSuperior a 260Km
Capacidad de ascensoHasta pendientes de 23° inclinación durante 100m
Velocidad Máxima60Km (regulada)
BATERÍASMaterialLitio-hierro-fosfato
Tiempo de recarga (completo)Menos de 5 horas (1 solo conector)
ConectoresCombo CCS2
Potencia de carga150Kw

LA OFICINA

Gracias a la ubicación de la puerta de acceso a los pasajeros, detrás del eje frontal, el operador del vehículo cuenta con uno de los mayores espacios que hayamos visto en autobuses, pues el área que dispondrá el profesional del volante supera los 5 metros cuadrados.

El conductor estará completamente separado de los pasajeros, gracias a una división completa, lo que ayudará a preservar distanciamiento y permitirle desempeñar su actividad con mayor seguridad, realzando además esa sensación de amplitud de “su oficina. Controles siempre al alcance de su mano, como el panel Multiplex que comunica las funciones de chasis y carrocería, así como las unidades lógicas y de control de ruta, podrán ser consultadas sin que se distraiga de su función principal de dirigir el vehículo.

También en su espacio de trabajo se encuentran instaladas cámaras para detectar cualquier anomalía en el recorrido, el asiento del operador tiene suspensión neumática para hacer más cómodas las jornadas diarias, donde podrá disfrutar de la sensación de un vehículo cuya aceleración es inmediata debido al enorme torque, menos fatiga por la transmisión automática y el silencio propio de un autobús eléctrico.

Un modelo muy atractivo y funcional, que representa también la primera gran entrega de autobuses eléctricos para Superpolo en nuestro país. Adicionalmente contribuirá a acelerar la modernización de la flota de buses de Bogotá, en línea con la intención de la administración distrital retirar los vehículos del transporte público colectivo para contar con autobuses dotados de la última tecnología para el confort de los ocupantes, la productividad, la seguridad y la sustentabilidad.

Deja un comentario