IRIZAR LANZA PRIMER AUTOCAR RODOVIARIO CON CHASIS SCANIA LNG, CAPAZ DE RECORRER HASTA 1.000 KM

DISPONIBLE SOBRE LA NUEVA GENERACIÓN DE CHASÍS SCANIA

Redacción Colombiabus – Grupo Irizar / William Marroquín

El gas natural licuado (GNL) es una forma de procesar el gas natural, para poderlo transportar y almacenar en forma líquida, pues así ocupa menos volumen y se hace más fácil su obtención a escala industrial, con el agregado que genera un 90% menos de emisiones de óxidos nitrosos y no produce compuestos de azufre ni material particulado, lo que lo hace muy atractivo para aplicarlo en el transporte público.

Scania ha acumulado una enorme experiencia en el desarrollo de buses y camiones con tecnologías de gas natural (GNC), licuado (GNL) o biogas obtenido a través de la descomposición de desechos naturales. Esos desarrollos se ven aplicados en todo el mundo, especialmente en Colombia, donde ruedan más de 2.000 buses en sistemas urbanos en Cartagena y Bogotá, en ciudades europeas para vehículos de aplicaciones de ciudad y cercanías.

Ahora el reto es llevar esa tecnología a las carreteras, buscando superar los escollos de la autonomía, para que permita su aplicación en operadoras de transporte rodoviario. El constructor español Irizar, sobre su modelo i4 ha presentado un autobús propulsado por GNL, utilizando el chasís Scania NBG (New Bus Generation – en inglés) presentado en mayo de 2021 para el lanzamiento de la serie Fencer F1.

El i4 es uno de los modelos más versátiles de Irizar, pues se ofrece en versiones integral con chasis desarrollado por el fabricante español, con chasises de otros constructores, híbrido, y con gas natural. Está pensado para uso escolar, alquiler, cercanías y también rodoviario; incorporados tanques cilíndricos para almacenar el gas a muy baja temperatura (-162ºC) ubicados longitudinalmente a ambos lados en el maletero central del autobus, completamente aislado con respecto a la zona de pasajeros. Tienen una capacidad de gas de 704 litros y un peso a plena carga de 830 kg.

Además de la autonomía de hasta 1.000 km, los beneficios ambientales que aporta esta tecnología reducen las emisiones de CO2 en un 25%, las de NOx el 85% y las de partículas un 96%, minimizando hasta niveles cercanos a cero las emisiones de referencia para la calidad de aire que afectan a la salud.

Además de aportar un mayor rendimiento térmico que el diésel, los niveles de ruido se reducen en un 50%. En relación al coste operativo (TCO), se estima que su reducción puede llegar hasta un 30%, dependiendo del diferencial entre el coste del gas natural y el diésel. El coste de mantenimiento sigue siendo similar al de un vehículo diésel convencional.

Sobre los chasises Scania NBG, se podrán desarrollar versiones GNL con los modelos Irizar i4, i6 y el i6S. Inicialmente tendrán el propulsor de 9 litros y 320HP de potencia para el i4, al que rápidamente se agregará la opción de 340HP. Para 2022 llegará otra plataforma de mayor longitud con el motor de 13 litros y 410HP, que permitirá desarrollar modelos de media y larga distancia en longitudes desde 12 a 15 metros.

El Irizar i4 en versión L, cuenta con pasillo bajo para mejor accesibilidad, tiene una longitud de 12,2 metros, puerta central doble con poltrona móvil para personas con movilidad reducida, desarrollado por Masats y con climatización Hispacold. Cuenta con 49 asientos y pueden viajar 13 pasajeros de pie. Incluye letreros de destino, sistema CCTV de video vigilancia y una pantalla digital de control de gas que le permite al conductor verificar incidencias en el sistema de gas y cumplir con todos los protocolos de seguridad.

Deja un comentario