SOLARIS PONE A PRUEBA A SU URBINO 12 DE HIDRÓGENO EN RUTAS DE AUSTRIA

EL BUS ALCANZA UNA AUTONOMÍA DE 400 KM

Redacción Colombiabus – Solaris Bus & Coach

Uno de los modelos de buses urbanos más versátiles del viejo continente es el Urbino, de la polaca Solaris. Un autobús que nació en 1999 y que ha sido actualizado convenientemente, manteniéndose vigente, gozando de una creciente aceptación en los mercados europeos combinando sobriedad, practicidad, confiabilidad y un adecuado esquema de soporte. Famoso por su panorámico asimétrico, que le permite al conductor una mejor visibilidad en el costado derecho y uno de los vehículos más vendidos en los últimos años, donde es líder con sus opciones convencionales de diésel o gas natural, las híbridas, eléctricas y con pila de combustible.

Es precisamente esta última que emplea el hidrógeno, la que estará siendo probada en estos días en la Alta Austria. El vehículo se testeará como parte del proyecto de movilidad Hydro-Motion, que es exclusivo de Austria y es el resultado de la colaboración entre el estado austriaco de Alta Austria, la ciudad de Wels, las empresas de transporte Fronius y Solaris, así como el servicio de transporte.

Los representantes de la marca polaca, el proveedor del energético Fronius International, las autoridades y operadores celebraron una reunión inicial para recibir el autobús de hidrógeno Solaris y conocer más sobre la tecnología de punta que incluye. Los viajes de prueba permitirán a las autoridades evaluar los parámetros de rendimiento del autobús y su potencial si se aplica en uso regular. Hasta ahora, se ha demostrado que un Solaris Urbino 12 de hidrógeno completamente repostado puede cubrir una distancia de unos 400 km.

Desde 2019, cuando se lanzó el autobús de hidrógeno Solaris, el fabricante ha recibido pedidos para el modelo de transportistas en Alemania, Italia, Austria, los Países Bajos y Suecia. Recientemente, en particular, este vehículo de última generación y libre de emisiones está ganando un reconocimiento cada vez mayor por parte de los transportistas austríacos. Según las previsiones del mercado, en 2030 los autobuses propulsados ​​por hidrógeno constituirán un porcentaje sustancial de la flota de autobuses en Europa.

Deja un comentario