RIO DE JANEIRO ESPERA ELECTRIFICAR EL 100% DE FLOTA DE BUSES EN 2050

Redacción Colombiabus – Diario do Transporte

SE BUSCA TAMBIÉN REDUCIR CONSUMO DE ENERGÍA

Para 2050, la ciudad de Río de Janeiro tendrá electrificadas todas sus líneas de buses. Esta es una de las metas que se ha propuesto la gobernación de la ciudad y que se anunció hace pocos días, dentro del marco del Día Mundial del Medio Ambiente. El documento presentado y que contempla los objetivos para combatir el cambio climático y reducir las emisiones de gas de efecto invernadero se conoce como Plan de Desarrollo Sostenible y Acción Climática, este orientará los objetivos de sustentabilidad de la administración de la gran ciudad brasileña.

El plan busca que para 2030, las emisiones de gases de efecto invernadero, se reduzcan en un 20%, para abonar el camino de mayores disminuciones en los próximos años. Eso significa que en esa misma proporción, se tendrá que incorporar flota de buses eléctricos para contribuir a lograr la meta. Adicionalmente, se espera no tener personas habitando en zonas de alto riesgo de inundaciones y movimientos masivos.

Otro objetivo que se plantea la administración fluminense es la redicción del 10% de los tiempos de viaje en el transporte público y cuadruplicar la cantidad de viajes en bicicleta, además de impulsar el transporte sostenible de última milla (patinetas, bicicletas y minicarros eléctricos). El plan ha sido coordinado por el Departamento de Finanzas y Planeación, además lo apoyan la Secretaría de Medio Ambiente, la ONU, C40 Cities, Gobierno del Reino Unido, UFRJ, Unicef, República.org y el Instituto de Clima y Sociedad.

El Plan de Desarrollo Sostenible, se ha marcado otros objetivos para el año 2030:

  • Reducir el 50% del consumo de electricidad en el alumbrado público para 2030, a través de la tecnología LED
  • Ampliar las rutas de recogida selectiva al 100% de los barrios
  • Construir soluciones basadas en la naturaleza para los desafíos del espacio urbano: revitalización de 300 km de carreteras y espacios públicos, con drenaje urbano sostenible y arborización extensa.
  • Reducir en un 50% el volumen de pérdida y desperdicio de alimentos para 2030
  • Desarrollar un plan de acción para el 100% de las especies de fauna y flora amenazadas del municipio, con el objetivo de adoptar estrategias para mitigar o reprimir las amenazas de pérdida de la diversidad biológica terrestre y marina.

Todas estas iniciativas deberán permitir que las emisiones de gases de efecto invernadero queden neutralizadas en 2050. En ese mismo año, toda la flota de autobuses de la ciudad deberá ser 100% eléctrica o con otras fuentes que no generen emisiones.