freno temporal a CREACIÓN DE OPERADOR DE TRANSPORTE PÚBLICO para BOGOTÁ

Redacción Colombiabus

SE ARGUMENTA NO TENER LOS SUFICIENTES ESTUDIOS

Un proceso que ha estado recorriendo los últimos doce meses, relacionado con la creación de un operador de transporte público para Bogotá, ha sufrido una detención en seco, tras conocerse la orden de un juzgado administrativo del circuito de la capital, de suspender provisionalmente el proyecto, tras los señalamientos de aparente falta de estudios que concluyan sobre la necesidad de constituir el operador.

El Plan Distrital de Desarrollo, aprobado a finales de mayo por el Concejo de Bogotá, buscaba que ese operador atendiera vacíos de mercado y de cobertura en la capital colombiana, ademas de garantizar la continuidad en la prestación del servicio público de transporte masivo. Asimismo, tendría las facultades para operar sistemas de cables aéreos, trenes regionales y hasta ciclorrutas.

Obviamente, existieron versiones a favor y en contra del proyecto. Experiencias como Medellín o algunas de Santiago de Chile, avalaban la iniciativa; aunque casos como los de Transcaribe en Cartagena o Ciudad de México, generaron detractores. Para no hablar que hace 30 había sido liquidada la Empresa Distrital de Transporte Urbano (EDTU) que por muchos años estuvo operando los trolebuses de origen rumano (DAC) o los Uritzky de la extinta Unión Soviética, pero que terminó siendo inviable, además de ser foco de desgreño y corrupción.

Los operadores privados presentaron una demanda, con base en lo dispuesto en la ley 488 de 1998. Esta regula el ejercicio de la función administrativa, determina la estructura y define los principios y reglas básicas de la organización y funcionamiento de la Administración Pública. Según el artículo 69 de la misma, aunque el proyecto tenga aprobación de las autoridades de los municipios, deberá acompañarse del estudio demostrativo que justifique la iniciativa, con la observancia de los principios señalados en el artículo 209 de la Constitución Política.

Así las cosas, queda pendiente la propuesta de tener un operador de transporte público para Bogotá, así como la decisión del Distrito. Si puede encontrar una forma de reversar este pronunciamiento judicial, si presenta los ajustes y somete a discusión los resultados de los estudios o un aplazamiento para que en próximas administraciones se retome la idea.

Deja un comentario