MODASA ASPIRA VENDER 250 UNIDADES DE SU TITÁN ELÉCTRICO ANTES DE 2022

Redacción Colombiabus – Portal Movilidad / William Marroquín

EL PILOTO DEL E-BUS SIGUE AHORA EN AREQUIPA

A medida que pasa el tiempo, los progresos y ambiciones del constructor Peruano de buses Modasa son mayores, con un gran dinamismo en los últimos años donde realizó una importante actualización de su portafolio. Adicionalmente en 2018, incorporó su Iron Bus orientado a troncales de sistemas BRT latinoamericanos y siguió en su proceso de mejora continua de su doble piso de lujo con el Zeus 4, y por si fuera poco, empezó a buscar un espacio en el exigente mercado de México.

2020 pese a la pandemia fue un año importante para el constructor de Lurín, convirtiéndose en uno de los primeros fabricantes de autobues a nivel latinoamericano en desarrollar un modelo eléctrico, su e-Titán. Un vehículo donde contó con el apoyo de Volkswagen, QEV Technologies y Engie como socios principales del proyecto. De este prototipo se ha hablado mucho sobre su llegada a Colombia y otros mercados, aunque de momento siguen concentrados en su mercado local donde se pondrá a prueba uno de ellos en el sistema integrado de transporte de Arequipa y otro en Lima con la misma tipología.

Para la ciudad de Arequipa, Modasa espera que se licite una segunda troncal que le permitiría ofrecer 150 buses y en Lima, va corriendo el proyecto sistema integrado donde se estarían entregando 100 unidades. Sin embargo el fabricante, pide que el estado se involucre más en el desarrollo de los nuevos proyectos, toda vez que los operadores no son considerados sujetos de crédito.

Debido a la pandemia, al distanciamiento social, la alternancia y la reducción de desplazamientos en autobús la demanda naturalmente ha dismunido significativamente y los operadores se han visto obligados a reestructurar acreencias, reducir inversiones lo que ha afectado su solidez y con ello, las entidades financieras o no aprueban solicitudes o las revisan con mayor cautela.

Para los sistemas integrados, Modasa también propone esquemas de licitación donde las municipalidades o el gobierno sean garantes del pago de los vehículos, como se ha dado en los últimos procesos realizados en Bogotá con Transmilenio en su componente troncal o los más recientes en Chile para el sistema Red. Teniendo en cuenta que la naturaleza de los operadores es privada, denotando la falta de participación del estado en el desarrollo de nuevos modelos de transporte para las ciudades.

MARCOPOLO ENTREGA 16 BUSES DE CARRETERA A BOA ESPERANCA DE BRASIL

Redacción Colombiabus – Marcopolo Brasil

LA EMPRESA RENUEVA APOSTANDO A LA RECUPERACIÓN

El segmento de transporte por carretera atraviesa la peor crisis de su historia en todo el mundo, debido a las restricciones de movilidad y el distanciamiento social impuestos por la pandemia del Covid-19. En Brasil mientras los servicios de alquiler y transporte empresarial progresan, siendo los protagonistas de las entregas de nuevos vehículos este año, los operadores de rutas por carretera resisten, aunque otros le apuestan a la recuperación y consideran que lo peor ya pasó.

Así lo considera Boa Esperança que ha pedido 16 unidades de los modelos de mayor tamaño de Marcopolo, recibiendo 10 Paradiso 1600LD New G7 con chasis Scania K400 y 6 Paradiso 1800DD New G7 sobre el Scania K440 8X2 que llegan para conmemorar los 50 años de historia de la empresa de transporte del estado de Pará.

Los diez Paradiso New G7 1600 LD tienen capacidad para 48 pasajeros en asientos semicama, beneficiándose de la mayor capacidad de bodega del mercado e incluyen elevadores para personas con movilidad reducida. Por su parte, los seis Paradiso New G7 1800 DD tienen diferentes configuraciones: cuatro tienen capacidad para 64 pasajeros, con 12 asientos en el piso inferior y 52 semi asientos en el piso superior, y dos tienen 43 asientos, con 12 asientos en el piso inferior y 31 sillones cama, en el último piso.

Todos los vehículos están equipados con sistema de aire acondicionado, piso con acabado símil madera, luz individual, toma de 110 voltios, portavasos y puertos USB en todos los asientos y Wi-Fi, así como inodoro. Boa Esperança se destaca por ser el operador más representativo del norte de Brasil. Con una flota moderna, opera decenas de líneas interurbanas e interestatales, promoviendo la conexión de la capital de Pará con varios municipios del estado y varios otros del noreste de Brasil.