KONVEKTA PRESENTA NUEVO SISTEMA DE CLIMATIZACION SIN EMISIONES

Redacción Colombiabus – Konvekta AG

EmCO2s APLICA PARA BUSES ELÉCTRICOS

Una mayor autonomía para los buses eléctricos, gracias al menor consumo de energía con el nuevo sistema de calefacción y aire acondicionado EmCO2s (pronunciado «Emcos») desarrollado por el fabricante alemán Konvekta.

Con la función de bomba de calor y el refrigerante alternativo CO2, el sistema requiere mucha menos energía en comparación con un sistema con calentador eléctrico. Operar un autobús eléctrico de manera eficiente y económica para ahorrar costos o ganar rango solo es posible con calefacción y refrigeración eficientes.

Un sistema de gestión térmica convencional con calefacción eléctrica adicional requiere hasta el 50% de la energía disponible para un bus eléctricos, aunque gracias a EmCO2s (Ecological Mobile CO2 System) se logra una alta eficiencia gracias a la interacción de los componentes individuales. Esto se logra mediante una unidad de control especialmente desarrollada: la Konvekta «Clever Control».

Esta va registrando y monitoreando individualmente diferentes parámetros del autobús como número de pasajeros, calidad del aire, temperatura de la batería, la temperatura exterior y otros parámetros, haciendo que el aire acondicionado se ajuste a los requisitos. Si, por ejemplo, hay muchas personas en el vehículo, no es necesario calentar tanto el interior, ya que cada persona calienta el autobús con el calor del propio cuerpo. Si hay pocas personas en el vehículo, el interior debe calentarse más.

Este control individual, que se adapta automáticamente a cada situación, evita pérdidas de energía innecesarias. EmCO2s obtiene la energía necesaria a través de una bomba de calor de CO2 que extrae hasta el 75% del calor o frío requerido no de combustibles fósiles o electricidad, sino de la naturaleza, del aire ambiente. Además, el sistema EmCO2S recoge el calor innecesario en el bus y lo almacena en dos módulos portadores de energía. Si es necesario, el calor se devuelve al sistema, directamente a los puntos del habitáculo donde se necesita actualmente.

El sistema se probó en Alemania con varios autobuses urbanos de 12 metros, que estuvieron en funcionamiento durante aproximadamente 14 horas (incluida una pausa). La distancia de conducción fue de aproximadamente 140 km por día y los vehículos no estaban preacondicionados. Los datos se recopilaron en todo el sistema del vehículo, desde el motor y los consumidores auxiliares hasta los componentes del aire acondicionado.

Los análisis mostraron que después de una breve fase de calentamiento por la mañana y después del descanso, el sistema funcionó de manera uniforme y la temperatura interior establecida de 20 ° C se alcanzó sin problemas durante todo el día. Los vehículos con un sistema EmCO2s, como sistema general con componentes adaptados de manera óptima, consumieron solo 1,58 kWh / km. Un sistema con calefacción puramente eléctrica requiere 2,15 kWh / km en las mismas condiciones, lo que permitría que la autonomía de un bus eléctrico mejore cerca de un 30%.

Deja un comentario