TRIBUNAL EN BRASIL AUTORIZA A CAIO SUSPENDER PAGOS POR COMPRA DE BUSSCAR ÔNIBUS

Redacción Colombiabus – Diario do Transporte

LA OPERACIÓN COLOMBIANA ES AJENA A ESTA SITUACIÓN

No se había vuelto a hablar del proceso relacionado con la compra de los activos que quedaron de la liquidación de Busscar Ônibus en Brasil, cuyo cierre ocurrió a finales de septiembre de 2012. Se creía que las cosas continuaban con su curso normal, donde los inversionistas propietarios de Caio, el Grupo Ruas, venían realizando los pagos de la planta de Joinville, la maquinaria, los planos y el know-how como activos del cierre. La compra se acordó en 2017 y en su momento estaba valorada en cerca de 20 millones de dólares.

Sin embargo la pandemia ha cambiado el curso de la transacción y recientemente se interpuso un recurso ante el Tribunal de Justicia del Estado de Santa Catarina (Brasil), por parte del grupo responsable de la adquisición de los activos operativos y unidades industriales de Joinville y Rio Negrinho de la antigua Busscar Ônibus. Este grupo, conformado por socios de la carrocería de autobuses urbanos Caio, señaló que la situación actual derivada del covid-19 ha traído pérdidas impredecibles, negocios desistidos, caída de ventas y en consecuencia menos producción que ha afectado el flujo de caja, previsto para hacer los pagos relacionados con la compra de los remanentes.

En junio de 2020, el tribunal ya había decidido la suspensión y, el 9 de febrero de 2021, el grupo inversor confirmó la sentencia del juez. El tribunal catarinense informó que dados los riesgos y dificultades económicas de los controladores actuales, se acordó la suspensión, adviertiendo un posible riesgo de incumplimiento. El aplazamiento es retroactivo a la fecha de pronunciamiento del juzgado.

Al momento de producirse la decisión, los inversionistas de Caio, habían pagado cerca del 72% de los activos que se comprometieron a adquirir. Cabe recordar que esta operación no guarda ninguna relación Busscar de Colombia en Pereira, cuya sociedad es de capital 100% colombiano y que además mantiene los valores de diseño que han hecho famosa a la marca por casi 75 años, pues la familia Nielson sigue aportando a la carrocera risaraldense.

Deja un comentario