ALIANZA DE SKODA ELECTRIC Y TEMSA CONCRETA PEDIDO DE BUSES ELÉCTRICOS EN PRAGA

Redacción Colombiabus – Skoda Transportation

LA NUEVA SKODA TRANSPORTATION JUEGA DE LOCAL

Una de las movidas empresariales al finalizar 2020 en los autobuses, fue la alianza entre Skoda Transportation Group, propiedad del Grupo PPF y la turca Sabanci Holding. Estas dos compañías se hicieron cargo del constructor de buses Temsa y el primer resultado de esta la nueva Skoda Electric es un pedido por 14 autobuses eléctricos para entregarlos en Praga, la capital checa.

Esta es la primera historia de éxito de Skoda Transportation Group y el Grupo PPF. El valor del contrato, incluidas las posibles opciones, asciende a 9,6 millones de dólares, y esta será la primera entrega de autobuses eléctricos realizada por Škoda en cooperación con su filial turca Temsa. Serán nuevos autobuses de 12 metros de piso completamente bajo equipados con aire acondicionado para todo el vehículo, asientos cómodos, un sofisticado sistema de información y una gestión energética avanzada de toda la flota de vehículos.

La entrega también incluye una posible opción de soporte técnico para el desarrollo futuro de otro sistema de información y funciones de gestión de energía (por ejemplo, monitoreo remoto del consumo o verificación del estado de la batería) o reemplazos de batería durante la vida útil proyectada de los autobuses. Además, software y hardware para diagnosticar fallas de vehículos y cargadores estáticos para carga nocturna en el depósito. Škoda entregará una flota completa de autobuses eléctricos doce meses después de la firma del contrato.

La carga de energía de los buses podrá realizarse desde la línea de tranvía existente con la ayuda de un pantógrafo. Este tipo de carga está actualmente planificada durante 15-30 minutos en una estación final, reponiendo parte de la capacidad total de la batería y permitiendo que el autobús complete el siguiente circuito. La ventaja de este diseño es tener un control ideal del balance energético del autobús, así como el bajo costo de la infraestructura de carga.

Tienen una autonomía garantizada de más de 100 kilómetros con una sola carga, dice el fabricante. Su potencia de carga es de hasta 150kW, y la carga se realiza mediante un pantógrafo de doble brazo ubicado en el vehículo y un cargador a bordo aislado galvánicamente directamente desde la red de 600V / 750V DC. Luego, el e-bus se alimenta con energía, durante las operaciones, de la línea de tranvía existente. También existe la opción de cargarlo durante la noche en el depósito desde un enchufe. El aire acondicionado y la calefacción también son puramente eléctricos, y la cabina del conductor está cerrada debido al incremento en requerimientos de bioseguridad.

Deja un comentario