BUSSCAR SE PREPARA PARA ESTAR EN LAS LICITACIONES DE BUSES ZONALES

Redacción Colombiabus – Portal Movilidad

ALEJANDRO ROBLEDO, GERENTE COMERCIAL LO EXPLICA

La licitación de buses zonales de Transmilenio, donde se espera adjudicar 1295 vehículos está en curso y se espera que los interesados, entreguen sus propuestas a más tardar el próximo 25 de noviembre. En este nuevo proceso, se ha definido que las propuestas que estén estructuradas completamente con tecnología eléctrica recibirán un puntaje adicional en la evaluación al ser cero emisiones, así como concesiones de operación por un periodo de 15 años, más extensas que las propuestas de tecnologías basadas en gas natural o diésel que podrán operar por 10 años.

Busscar es uno de los grandes conocedores de los sistemas masivos en Colombia y Latinoamérica, en nuestro país ha estado presente en todas las ciudades con su versátil Urbanuss Pluss que ha evolucionado a lo largo de los años y es capaz de carrozarse en toda clase de plataformas: piso alto o piso bajo; suspensión convencional o neumática; motor central, delantero o trasero; propulsión diésel, a gas o eléctrico; padrón, articulado, o biarticulado; además de su modelo de busetón Optimuss para rutas que circulan por calles estrechas.

La marca se prepara para participar en las 6 unidades funcionales (patios) que se están ofertando en Bogotá y prepara sus modelos para unidades con capacidad de 80 pasajeros de 12 metros de largo y otro de 50 de 9,5 metros para esta licitación, pero con vistas de poder insertarlos en el resto de la región. “Cerca del 70% puede ser de eléctricos, ronda en 900 autobuses, y un remanente será de diésel y gas dependiendo de las empresas que se presenten” estima Alejandro Robledo, Gerente Comercial y de Exportaciones de Busscar de Colombia.

“Esta licitación le otorga diez puntos, de cien, a la tecnología nacional para incentivar a la industria. No es lo mismo construir un bus para América Latina que para otra parte del mundo, los importados no siempre funcionan. Hay que conocer perfectamente los requerimientos de las vías”, complementa.

Hay tres ejes fundamentales en torno a esto: El conocimiento de las vías (condiciones y radio de giro), las exigencias de las regulaciones y el cliente. La compañía trabaja de la mano con Yutong, BYD, Scania y Volvo para tecnología eléctrica en las dos primeras marcas, así como gas natural vehicular y diésel Euro 6 en las otras dos, respectivamente.

En este sentido, comenta: “Hay que saber cómo hacer el bus, dónde colocar las sillas, las protecciones para el conductor, cómo se manejan los equipos a bordo y demás. En este casi también depende de las zonas en las cuales se incorporarían, son muy diferentes” refuerza el ejecutivo.

Cabe recordar que al ser producto que recibe transformación sustancial en el país, partiendo de los chasises importados que son carrozados por Busscar en su planta de Pereira, los costos son muy balanceados y permiten integración con proveedores locales, dinamizando el aparato productivo y generando empleo.

“Hoy en día el 95% de los buses que ruedan en el país son fabricados en Colombia. Necesita una carrocería fuerte, garantizar que la vida útil alcance de 10 a 15 años y con una normatividad que cumpla con el control de flotas, pasajeros y seguridad que hace que cada día su construcción implique tecnología de avanzada”, menciona. Hay que tener en cuenta que en varias oportunidades se ha detectado que buses que no realizan ese ajuste para operar en las calles de las ciudades colombianas, llegan con una altura menor, así como ángulos de entrada y salida más bajos, lo que afecta el radio de giro y genera proclividad a golpearse con cada bache.

Finalmente reconoce que es importante trabajar con los fabricantes ante los nuevos retos que plantean los sistemas de las ciudades, como lo es permitir mayores alturas de chasises.

Deja un comentario