INICIA OPERACIÓN DE PRIMEROS BUSES ELÉCTRICOS YUTONG EN TRANSMILENIO

Redacción Colombiabus – Transmilenio S.A.

TERPEL SUMINISTRA LA ESTACIÓN DE RECARGA PARA LOS BUSES

Hace varios años que se buscaba que la capital del país entrara en forma en la era eléctrica y el día ha llegado, con la entrega oficial de los primeros 13 buses eléctricos operados por el concesionario ETIB, que estarán asignados al componente alimentador de Transmilenio en las zonas de Perdomo y Venecia en Bogotá. Este grupo que comienza a atender las rutas, será complementado por varias entregas que se verán entre lo que queda de 2020 y marzo de 2021 de autobuses eléctricos.

Los vehículos eléctricos son tipo padrón, con capacidad para 83 pasajeros (sentados y de pie), beneficiarán a más de 7.000 usuarios del Sistema, a través de las rutas alimentadoras 10-6 Perdomo y 12-1 Fátima en el Portal Sur y la estación General Santander, respectivamente.

Los nuevos buses eléctricos aportarán en la reducción de emisiones de gases y mejorarán la calidad del aire de la ciudad, pues al ser vehículos que no expulsan material particulado y tampoco generan ruido. Es importante señalar que estos nuevos buses eléctricos se vinculan al Sistema luego de que en diciembre de 2019 el concesionario ETIB manifestara su interés en la modificación del tamaño de su flota y firmara un otrosí al contrato de operación zonal suscrito con Transmilenio.

ALIANZAS CLAVE

Los buses eléctricos cuentan el chasís Yutong ZK6125BEVG27 y carrocería Marcopolo con el modelo Gran Viale BRT, construída en la planta de Superpolo en Cota, a las afuerdas de Bogotá, lo que significa un impulso a la mano de obra local y generación de empleo colombiano. Cuentan con un sistema de propulsión optimizado, que le proporciona gran capacidad de ahorro de energía.

En tiempo real, se realiza el monitoreo de cada aspecto de la conducción por parte del personal que opera la flota, basada en una de las la plataformas telemáticas de vehículos más desarrolladas del planeta, para mejorar constantemente cada aspecto de la operación. El bus fue presentado por primera vez en diciembre de 2019 y la negociación de los primeros 13 vehículos se cerró en enero de 2020.

Están equipados con 7 cámaras que registran lo que sucede al interior y exterior del vehículo; plataforma de accesibilidad para personas en condición de movilidad reducida que pueden abordar fácilmente gracias al piso bajo; cabina independiente para el operador, para garantizarle separación y reducir riesgos de contagio de virus y cámara en la cabina del operador para supervisión desde centro de control.

TERPEL TAMBIÉN APUESTA POR LA ELECTROMOVILIDAD

Una de las grandes sorpresas ha sido la participación de Terpel en el proyecto, quienes desarrollaron la primera estación de recarga eléctrica para autobuses de transporte público en Bogotá. La compañía desarrolló las obras eléctricas y civiles para la entrada en operación de los nuevos vehículos, y se construyó una estación eléctrica para alimentar ocho cargadores de 180 kW, cada uno con dos conectores. 

En cuanto al equipo, TERPEL cuenta con cargadores ultra-rápidos, de 180kW de potencia, capaces de cargar 100% de la batería que traen los buses de 375kWh (10 veces más grande que el común de los automóviles eléctricos) en 2 horas 15 minutos. Para Terpel es un paso muy importante porque alcanzan la integralidad en fuentes de energía para movilizar a Colombia con los combustibles gasolina y diésel, gas natural vehicular y ahora con Terpel Voltex, electricidad.

INICIA VALIDACIÓN DE PASAJE EN LOS ALIMENTADORES

Los nuevos buses eléctricos se sumarán al proceso de migración gradual de servicios de alimentación con validación a través de la tarjeta TuLlave en las estaciones y/o portales, a un sistema de validación o pago desde el abordaje del vehículo. Cabe destacar que tener implementado un torniquete para pagar el servicio con la tarjeta TuLlave personalizada desde que se aborda el bus no significará un pago adicional o sobrecosto para los usuarios que tengan el plástico personalizado.

Los usuarios que tengan la tarjeta TuLlave personalizada pagarán $2.300 en el bus alimentador y $200 en el portal o estación donde realicen el transbordo a los buses rojos troncales, es decir, los mismos $2.500 que pagan hoy en el componente troncal. También pueden hacer transbordo a otras rutas zonales a cero pesos.

Deja un comentario