¿PARA DÓNDE VA EL SEGMENTO DE BUSES DOBLE PISO EN COLOMBIA?

Por William Marroquín

EL ANÁLISIS DEL SEGMENTO

Mucho escepticismo cuando se querían traer y mucha emoción al verlos por primera vez en las carreteras. Para algunos empresarios ha sido la manera de potenciar un buen servicio y brindarle a los viajeros una experiencia de clase superior, para otros transportadores no ha pasado de un vehículo costoso de difícil retorno a la inversión.

Aunque tenemos cerca de 200 unidades con 3 fabricantes de chasis, 4 de carrocería repartidos en 21 empresas, el interés de las mismas en autobuses de este tipo ha venido disminuyendo y nos encontramos lejos de las cifras de 2014, año de máximo esplendor cuando se matricularon cerca de 100 autobuses. De una manera muy sintética presentamos el panorama actual, los factores que permitieron el crecimiento del sector
y los que han conducido a su desaceleración.

LAS CLAVES DE SU CRECIMIENTO

  1. La tasa de cambio favorable entre 2012 y 2014 que permitió comprar vehículos con un dólar promedio a $1.908.
  2. Necesidad de enfrentarse con mejores armas a las aerolíneas, especialmente de bajo costo, ofreciendo el lujo y el confort perdido en la industria aérea.
  3. No perder prestigio ante las empresas competidoras que empezaron a vincular buses de ese tipo, presentándolos como signo de avance tecnológico.
  4. Ciclo de renovación de flota en buena parte de las empresas durante el periodo 2012 – 2014.
  5. Una economía en crecimiento, respaldada por un proceso de paz en curso, que despertó mayor interés para viajar.
  6. Vehículos con un gran componente de seguridad y confort que hacían atractiva la experiencia de viaje.

¿PORQUÉ HA DECRECIDO EL SEGMENTO DOBLE PISO?

  1. Creencia equivocada de las empresas, pensando que el tipo de bus es el que garantiza la excelencia del servicio.
  2. Tendencia en compañías a estandarizar flota para mejorar el servicio.
  3. Vehículos de alto costo de compra y mantenimiento, con empresas cuya única estrategia de competencia es el precio.
  4. Capacidad transportadora completa y cupos para doble piso ya ocupados por las empresas.
  5. Reventa difícil en comparación con los buses de un piso, sumada a la imposibilidad de realizar cambio de servicio a turismo.
  6. Proyecciones equivocadas o inexistentes, tanto de las compañías como de los inversionistas sobre la operación del negocio, y el balance de los ingresos vs. costos.
  7. Tasa de cambio en constante y considerable aumento, especialmente desde 2019.

«Nosotros estudiamos la rentabilidad y la posventa, encontramos un mayor costo por kilómetro, el tema de la reposición para venderlo después, se pagan más peajes y además se afectaban las frecuencias de despachos, por eso decidimos no vincularlos y ha sido una decisión acertada por parte nuestra” manifiesta Pedro Velilla, Directivo de Expreso Brasilia

Deja un comentario