BIOSEGURIDAD EN LA INDUSTRIA DEL AUTOBÚS.

Por William Marroquín.

La guerra para luchar contra la enfermedad del Coronavirus está en pleno apogeo, y la industria del autobús asumió tanto la responsabilidad como el desafío de detener la propagación de la Covid-19 a través de los vehículos. Además, para continuar como la principal herramienta de transporte público, los fabricantes de todo el mundo desarrollaron soluciones para proteger la salud de los pasajeros utilizando diversas tecnologías, conocimientos y estrategias biológicas y comerciales.

YUTONG Y KING LONG

Siendo China el epicentro de la enfermedad del Coronavirus, los fabricantes del país tenían un reto mayor pues debían actuar con rapidez para contener el avance del virus y brindar tranquilidad a los viajeros. Yutong es el mayor fabricante de buses del mundo y King Long pertenece al mismo grupo de Golden Dragon y Higer que tienen una enorme capacidad instalada.

KingLong concentró sus esfuerzos en el bus holístico de quinta generación que integra varios sistemas que pueden usarse separadamente e incluso en otras áreas como oficinas. El bus integra lámparas UV de media y alta intensidad en el techo que se utilizan para higienizar cuando está vacío, mientras que las de bajo poder pueden operar con mayor frecuencia. Asimismo, se integran aspersores distribuidos dentro del vehículo, evitando intervención humana para desinfectar el bus cuando no está operando.

Las puertas de acceso cuentan con cámaras que permiten detectar temperatura y si el viajero no está utilizando tapabocas, mientras que el conductor cuenta con una división enteriza para garantizar el distanciamiento y protegerlo de la exposición que sufre diariamente.

MARCOPOLO

Hace varios años, se creó la división NEXT para desarrollar servicios innovadores para mejorar la experiencia de movilidad en transporte público. BioSafe ha sido uno de los primeros sistemas presentados por esta área orientados a Bioseguridad a bordo. El conjunto de soluciones comprende la desinfección FIP OnBoard con nebulización seca de acción biocida aplicable en buses y áreas como salas de espera, hoteles, oficinas, entre otros. Para abordajes seguros, Marcopolo desarrolló el equipo Safe-Check, tótem que valida tiquetes, realiza control pre-embarque y puede detectar el uso de mascarilla, todo mediante una interfaz sin contacto.

Para reducir distanciamiento, Marcopolo ofrece en países donde esté homologado, distribución de asientos 1+1+1. Esta configuración puede complementarse con las cortinas antimicrobianas para autobuses de carretera, divisiones para conductor y pasajeros en material rígido de policarbonato o flexible, membrana antibacteriana para recubrir los asientos que resiste hasta 30 lavadas, eliminación de bacterias en el retorno del aire acondicionado a través de electroplasma, lector de temperatura con dispensador de gel automático, desinfección del sanitario a través de luz ultravioleta UV-C, cámaras de identificación y elementos de señalización exterior e interior en el bús.

IRIZAR

Irizar y sus filiales reaccionaron rápidamente y fueron de los primeros fabricantes en presentar propuestas de mamparas de separación y páneles divisorios para el conductor. Están disponibles para los asientos de los modelos de carretera tanto de cercanías como larga distancia y se pueden acompañar con el purificador de aire Eco3 de Hispacold que incrementa la concentración de oxígeno y desodoriza el ambiente, desinfectando el aire. Aplica en vehículos nuevos y usados, además es compatible con cualquier sistema de climatización.

Para controlar el acceso a los autobuses, el fabricante español desarrolló cámaras con sensor de temperatura que valoran en tiempo real a los usuarios, incluyendo además sistemas de visión artificial que detectan si los pasajeros llevan tapabocas. El complemento es el Covid Manager desarrollado por Datik, división de Gestión de Flota de Irizar, que registra si una persona presenta síntomas o se supera la cantidad permitida de pasajeros por autobús. El sistema indica al usuario la imposibilidad de abordar y genera alertas al administrador de flota.

DAIMLER

Daimler Buses con sus marcas Mercedes-Benz y Setra, ya protegen contra el riesgo de infección en los sistemas de climatización, gracias a nuevos filtros de partículas de alto rendimiento con acción antiviral y ajuste opcional que amplía el rango de flujo máximo de aire fresco hacia el vehículo entre 33% y 40%. El sistema de climatización completamente automático cambia continuamente el aire dentro del vehículo y la ventilación a través del espacio para los pies, creando un suave flujo de aire vertical evitando turbulencias.

A temperaturas exteriores habituales entre 8 y 26 grados Celsius, el equipo de climatización utiliza el nivel máximo de aire fresco (entre 80 y 100 por ciento) renovando completamente el aire dentro del bus cada dos minutos. En temperaturas extremas, el sistema funciona en modo de aire mixto, renovando el aire fresco en el interior cada cuatro minutos, a diferencia de áreas como oficinas donde se recomienda cambiar aire cada 60 minutos y en espacios habitables, hasta dos horas. El sistema se complementa con las puertas de separación para el conductor, el dispensador automático de gel y la señalética.

MODASA

El constructor peruano cada vez tiene más ambiciones en el mercado internacional y con el apoyo de sus proveedores ha preparado sistemas de bioseguridad que se distinguen en tres etapas: pre-abordaje, calidad del aire e higienización. La primera comprende el detector de temperatura de pasajeros sin contacto, calibrado para generar advertencias de color si el cuerpo registra más de 36.5°C.

Para controlar la calidad del aire, Modasa ha dispuesto un sistema instalado en el interior del retorno del aire acondicionado que actúa en tres fases: Purificación, con rayos UV-C de corta longitud desactivando el virus que circula durante todo el viaje; Foto-catalizador, que purifica el aire neutralizando olores, bacterias y virus; y la Ionización, que a través de impulsos eléctricos genera partículas de iones que viajan a través de los ductos y esterilizan la superficie del bus, también se ofrecen cortinas antimicrobianas y distribución 1+1+1.

SOLARIS

El constructor polaco, propiedad del grupo español CAF ha tomado una ruta distinta ofreciendo soluciones adicionales a las divisiones, desinfectantes y sistemas de separación para conductores y pasajeros, encaminándose además al control de la ocupación en los buses.

Solaris ofrece apertura y cierre de puertas manos libres para pasajeros, a través de sensores este a través del haz que detectan personas que desean subir o bajar del autobús. Desde su puesto, los conductores permiten abrir o cerrar las puertas que responderán automáticamente, sin necesidad de presionar botones de parada. También un sistema de comunicación sin contacto entre el pasajero y el conductor para limitar la interacción, operando con intercomunicador. Finalmente, un sistema de conteo de pasajeros informa a conductores y administradores la ocupación del bus.

Deja un comentario