VOCES ENCONTRADAS EN PROPUESTAS PARA LICITACIÓN DE SISTEMA RED EN CHILE

SORPRENDIÓ AUSENCIA DE ENEL Y ENGIE EN LAS PROPUESTAS

Redacción Colombiabus – Portal Movilidad

Hace pocos días fueron presentadas las distintas ofertas para la licitación de provisión de flota para el servicio complementario del Sistema Red, en Santiago de Chile, con cerca de 23 proponentes. Dentro del proceso, hay datos que llaman la atención tras conocerse el tipo de tecnologías que concursarán y quienes estarán en la pelea por adjudicarse el suministro de los autobuses.

“Es positivo que una autoridad se organice para realizar una licitación y que tenga propuestas”, Indicó Támara Berríos, Country Manager de BYD Chile, quien además manifestó que la primera gran barrera son las ofertas y en este caso está superada.

También hay que mencionar que las ofertas que se presentaron corresponden marcas que ya tienen tradición y experiencia, no hubo mucho espacio para nuevas y las postulantes dominan las calles de Santiago. La mayoría ofrecen tecnología diésel con vehículos diésel de fabricantes europeos y brasileños, junto a dos marcas chinas de buses eléctricos.

Las exigencias de la licitación demostraron que estaba hecha para empresas maduras en el mercado y que tienen la posibilidad de conseguir el financiamiento a la altura de lo que se pidió. Es lo que finalmente ocurrió, tanto para el caso electromovilidad como para diésel. Lo anterior confirma el interés tanto de mantener la convivencia con los dos tipos de tecnologías que más le interesan a los actores del proceso, dejando de lado al gas.

También parece evidenciarse que la licitación está orientada a que las marcas con mayor respaldo económico y con más músculo para enfrentar la contracción económica mundial son las que concursarán por quedarse con los contratos. Así las cosas, será una competencia de viejos conocidos, con dos de las cinco marcas de buses eléctricos que ruedan en Chile.

Lo más sorprendente de este primer capítulo en la pelea por la provisión de la flota de buses de la capital chilena, es encontrar que no se presentó ninguna de las empresas energéticas que están metidas en electromovilidad, es decir, ni Enel ni Engie. Estas multinacionales, que han estado acompañando proyectos de electromovilidad en otros países, que además históricamente fueron parte de ese negocio y anteriormente habían manifestado su intención de participar.

“Un posible agotamiento de un modelo financiero asociado a empresas que no son del área financiera o una segunda etapa en esta misma área financiera donde se requiere una robustez, que solo la tienen inversionistas o instituciones financieras” manifiesta Barrios. Sus palabras ratifican un reto en esa licitación chilena y es convencer a los financiadores de aportar recursos para los proyectos sin que exista total claridad sobre la cantidad de buses que pueden pedirse.

Deja un comentario