FASCINO: LA NUEVA ERA DE JGB

Por: William Marroquín.

Después de largos meses de aislamiento y detención del negocio del autobús, la palabra que está en Boca de todo el mundo es «reactivación». Antes de esta nueva fase, la industria carrocera nacional se preparaba para acompañar a los transportadores y viajeros con propuestas que transmitieran un mensaje de confianza en la actividad y el deseo de trabajar juntos buscando volver rápidamente al crecimiento.

Por eso, la aparición en escena nacional del autobús del nuevo Fascino de Carrocerías JGB, es una señal que reconforta llega en el momento justo, marcando una nueva etapa en el transporte de pasajeros y buscando mantener esa posición de liderazgo de varios años en el segmento de midibuses, dónde toma el testigo que deja el Maxxi presentado en 2012 y preferido tanto por las empresas de servicios especiales, como intermunicipal de distancia corta y media.

UN LARGO CAMINO

El proceso inicia en 2019, y tomando la decisión de desarrollar un midibús desde cero, incorporando nuevas técnicas en diseño y producción. Para definir una nueva generación estilística de la marca, se trabajó sobre líneas fluidas y formas que se dirigen a los extremos del vehículo, buscando también cambios en iluminación que resalten sus trazos y transmitan imponencia exterior. La propuesta interior partido de las premisas de la facilidad del uso y la fabricación de los materiales, la economía y acabados elegantes orientados a experiencia de viaje memorable.

En la selección de componentes, un 30% de ellos son importados de Japón, Argentina, Brasil, Francia y Corea principalmente y el 70% restante son de la integración nacional, aspecto que siempre ha destacado a Carrocerías JGB, como promotor del desarrollo de proveedores locales. Consola de techo, millaré, vidrios, silletería, pisos y tapizadas son fabricados en nuestro país con mano de obra 100% colombiana. El Fascino también estrena un sistema de climatización desarrollado por la bogotana Transaire del modelo K3; más liviano, esbelto y con una capacidad de evacuación de calor optimizado.

Un exitoso proceso de homologación, realizando una matriz de todos los requerimientos normativos, unido al control de las certificaciones de los proveedores y la realización de los ensayos, permite cumplir con las normas de construcción de autobuses vigentes, garantizando la seguridad y confiabilidad; un aspecto donde Carrocerías JGB ha participado durante muchos años, aportando a la normativa, construyendo a orientar al sector para que esté acorde a las disposiciones internacionales y estableciendo parámetros de Sana competencia en la fabricación local de autobuses.

TRABAJO EN EQUIPO

Del trabajo de producción y diseño, orientado a la máxima funcionalidad junto a las mejoras en seguridad, el Fascino no es un reflejo de los pasos del equipo de Ingeniería, Diseño y Producción donde el equipo conformado por los ingenieros Fernando González y Arenas junto a los diseñadores Germán Peñaloza y Sebastián Amado, permitiendo integrar importantes avances en el nuevo Minibus de JGB.

UN DISEÑO FAMILIAR

Un diseño exterior con aerodinámica mejorada para mejor resistencia al avance, centro de gravedad más bajo para más estabilidad, iluminación exterior e interior con tecnología LED con piezas de fácil consecución, bodegas amplias, panorámico enterizo para eliminar elementos que entorpezcan la visibilidad del conductor, ergonomía revisada en el puesto de mando, son parte de los elementos diferenciadores. Un autobús nuevo de bumper a bumper que solo comparte con su predecesor Maxxi el ajuste y calidad estructural propios de Carrocería JGB.

Exteriormente una persiana muy limpia, el envolvimiento de unidades del bómper delantero, una entrada de aire frontal que transmite fortaleza y estilo, alerones laterales para un aspecto dinámico, pasos de rueda que fluyen hacia atrás, las ópticas LED con sus faros antiniebla y direccionales secuenciales lo destacan. En la parte trasera se integra un alerón en su casco y destaca el juego de ópticas que también ayuda a construir el ADN exterior de Carrocerías JGB, con trazos de su hermano menor el minibús Dynamic y al Majestic, en los grandes luces de carretera.

«Lo llamamos Fascino, por la palabra italiana qué traduce «Encanto», porque la expectativa es que el trabajo de diseño ingeniería, transmite una sensación de encanto las ocupantes del bus. Tomamos la estructura del Maxxi tan apetecida y potenciamos sus elementos para crear un bus totalmente nuevo, con aspectos de los modelos Majestil y Dynamic para mantener el ADN de Carrocerías JGB» dice Sebastián Amado Diseñador Industrial de JGB.

UN LARGO CAMINO

Mejor accesibilidad con entrada más baja, en el puesto del conductor destaca el panel múltiplex Thoreb provisto por Soltecmo para operar luces de cabina y la pantalla flotante para la cámara de retroceso, buscando desviar al mínimo la visual. Consolas y guantera de nuevo estilo con guantera si una claraboya que permite el paso de luz natural. El salón de pasajeros está separado con mamparas que estrenan diseños, combinando negro, gris oscuro y plata buscando mayor elegancia; por otra parte, la silletería es nueva además de los revisteros y apoyabrazos.

Una mayor Claridad en el interior se logra gracias a los portapaquetes, la iluminación LED revisada Y qué combina muy bien con los tonos elegidos en tapizados y revestimientos, brindando una sensación de más amplitud. Adicionalmente está preparado para equiparlo con los elementos de bioseguridad necesarios para un alto estándar de renovación, depuración y desinfección del aire y el vehículo, similar al de los aviones, protegiendo eficientemente a los ocupantes de cualquier patógeno que pueden degradar el aire de la cabina.

El Fascino es un modelo clave en el portafolio de vehículos de Carrocerías JGB, pues se concibió para ser un ganador como lo fue su predecesor Maxxi, que superó las 1.000 unidades vendidas. Se espera que el sector del autobús siga transmitiendo confianza y garantiza Los viajeros el cumplimiento de las disposiciones de bioseguridad, posibilitando el incremento en la ocupación de los autobuses y motivar su utilización.

Este inicio de recuperación económica coincide con las expectativas de reposición de autobuses de servicio público, muchos de ellos En manos de pequeños transportadores, donde Carrocerías JGB espera participar de manera importante. Los resultados deben darse con trabajo de todos: fabricantes de chasis que ofrezcan producto, precio y posventa acordes; apoyo del sector financiero que flexibilizan los perfiles de riesgo de los inversionistas y el entendimiento de las partes de los procesos operativos de renovación.

Aunque Maxxi y Fascino convivirán, el nuevo modelo inició su ruta comercial con pie derecho en recibiendo más de 40 pedidos que Carrocerías JGB comienza a entregar. Disponible inicialmente para colocarse sobre la serie FC de Hino, las plataformas NQR y FRR de Chevrolet, Mercedes-Benz OF917, Agrale MA11, Hyundai HD Volkswagen 10.160, ofrece múltiples opciones de chasis y gran cantidad de configuraciones.

Un proceso que tarda cerca de 40 días, desde que se formaliza la orden de pedido e ingresa el chasis a las instalaciones de Carrocerías JGB, hasta su entrega. Empresas como Transporte Estelar de Cali, Cootransfusa, Metroexpress, Transporte La Esperanza, Flota Occidental, Especiales Cóndor y Vinaltur, son algunas de las compañías que recibirán sus primeros Fascino.

En momentos donde se necesita mucho más que un mensaje positivo, acompañar en lanzamiento de un nuevo producto de la industria carrocera nacional es una motivación para que toda la cadena del autobús transita por el camino de la recuperación económica. También reafirma que nuestros fabricantes siguen trabajando en la actualización de sus creaciones, transmitiendo calidad, confianza y seguridad en sus productos, acompañándolos de un desarrollo que conduzca a modelos como esta nueva creación de Carrocerías JGB que esperamos siga fascinando a pasajeros y transportadores.

Deja un comentario