TRANSMILENIO GANA PLEITO CONTRA ANGELCOM POR TARJETAS DE RECAUDO

ANGELCOM TENDRÁ QUE PAGAR LOS COSTOS JUDICIALES

Redacción Colombiabus

TransMilenio acaba de ser notificada de un millonario fallo arbitral que le va a ahorrar a la empresa cerca de 14.000 millones de pesos. El resultado tiene que ver con un pleito que venía desde la administración de Gustavo Petro por el uso de las tarjetas de TransMilenio, que cambió por un decreto expedido durante su periodo como alcalde y con la entrada en funcionamiento de la Fase III del sistema en 2012, cuando apareció por primera vez la tarjeta de recaudo TuLlave.

El tema no ha generado muchos comentarios tras la tormenta desatada por el proyecto del cambio de los colores a los autobuses eléctricos, que costaría cerca de 5.000 millones de pesos. La historia del pleito entre Transmilenio y Angelcom, viene desde 2014, cabe recordar que la segunda compañía era la encargada de las tarjetas y el recaudo del sistema durante la operación de las fases I y II con las recordadas Tarjetas Capital y las Tarjetas Monedero.

Cuando se hizo efectivo el cobro de horas «pico y valle» durante la administración Petro, Angelcom destinó más recursos para generar plásticos adicionales para preveer el aumento de la demanda, por la mayor cantidad de personas que se sentirían motivadas a utilizar el sistema durante las horas «valle» con el precio diferencial. La compañía manifiesta que invirtió cerca de $10.000 millones, que a la fecha se estiman en $14.000 millones, correspondientes al valor esperado de indemnización.

Sin embargo, el laudo arbitral acaba de fallar a favor de TransMilenio al advertir que en el contrato con Angelcom estaba claro que esa firma debía asumir los riegos de la operación, entre los que se señala el ingreso de otros actores y el cambio de tarjetas. Así las cosas, no encontraron fundamento jurídico que diera pie a la suma que Angelcom estaba reclamando. Además, acogió todos los argumentos presentados por a defensa de TransMilenio, representado por el abogado Juan Camilo Neira.

No es la primera vez que Angelcom aparece ante los estrados judiciales por temas relacionados con las tarjetas. Existe todavía un pleito pendiente en los tribunales contenciosos en los que Angelcom demandó la adjudicación de la Fase III. Y en 2015, la Superintendencia de Industria y Comercio le había formulado pliego de cargos por presunta obstrucción del proceso de integración de los medios de recaudo y pago de las tres fases del sistema Transmilenio.

Deja un comentario