TERMINAL BOGOTÁ SALITRE SE ALISTA PARA REACTIVACIÓN

Redacción Colombiabus

CÁMARAS DETECTORAS DE TEMPERATURA, UNA NOVEDAD

Son miles las personas que diariamente a través de múltiples canales, preguntan y claman por la reactivación de las actividades de transporte intermunicipal y con ello la reapertura de los terminales. Infortunadamente, la demora en la expedición de las medidas que pueden permitir la libre operación, la informalidad y aunque no parezca, la falta de información confiable y suficiente, han generado confusiones en los usuarios y los vuelven objetivo del transporte ilegal, que sí está por delante y los contacta con rapidez para ofrecerles sus modalidades de movilización, sin ningún protocolo de bioseguridad, a unos precios exhorbitantes y ante la vista gorda de las autoridades.

Por ello es importante que los usuarios conozcan no sólo la forma como las empresas que los han movilizado por muchos años, están vendiendo los tiquetes para personas que cumplen las excepciones dispuestas por el gobierno nacional, también tengan presente lo que tiene dispuesto la Terminal de Transportes de Salitre en Bogotá, la central de autobuses más grande del país para recibir a los viajeros. Además de contribuir con el empleo de cerca de 2.000 familias en los locales y negocios conexos de las instalaciones y los 30.000 que dependen de la operación.

LA DIGITALIZACIÓN ES EL PRINCIPIO

Lo primero es que el viajero tendrá que olvidarse de llegar a la Terminal a buscar la taquilla para comprar el pasaje, pues no le será permitido el ingreso a los módulos. Deberá adquirir su tiquete a través de los canales digitales que han dispuestos las empresas ya sean sitios web propios de las empresas transportadoras o sus aplicaciones móviles, portales multiempresas de compra en línea o en la página web de la propia terminal de transporte. Existen casos excepcionales donde le permitirán ingresar a comprar el tiquete de la manera tradicional, pero siempre deberá presentar los soportes que demuestren que necesita acercarse a la taquilla a hacer esa tarea o que tiene una reservación con la empresa de su interés.

Naturalmente están a disposición del viajero todos los medios electrónicos para la compra del tiquete: sitios web oficiales de las compañías, portales de venta de pasajes en línea, aplicaciones móviles y también el sitio web de la terminal de transporte. Los viajeros deberán llegar a la terminal con 60 minutos de antelación a la hora de salida del bus que aparece el tiquete adquirido. No estará permitido viajar con mascotas y el uso de tapabocas es obligatorio en todo momento.

GUARDAR LA DISTANCIA ES PRIORIDAD

En cada módulo se buscará que el aforo máximo de personas nunca supere las 125, para garantizar distanciamiento. Toda los pasillos está demarcada con señalización de piso, en taquilla sólo se atenderá a una persona y las salas de espera tienen demarcación en los asientos para indicar cuáles deben permanecer desocupados. Tampoco está permitido el consumo de alimentos en las áreas comunes de la central de transportes capitalina y los pasajeros tendrán que abstenerse de llevar equipaje en exceso.

Al ingresar una cámara permitirá detectar de manera simultánea la temperatura de 30 personas y con ello podrá identificar rápidamente uno de los principales síntomas de Covid-19, si alguna persona llegara a presentar alguna sintomatología, se ha dispuesto un área de cuarentena donde el afectado estará a disposición de las secretaría de salud. Todos los locales comerciales cuentan con separaciones en acrílico, los productos estarán empacados y los empleados de los locales deberán cada mes renovar sus certificados de prueba Covid-19.

CUIDADO AL LLEGAR A BOGOTÁ

Cuando el destino es Bogotá, el pasajero deberá tener en cuenta que su punto de llegada será siempre la Terminal de Transportes de Salitre y no se permite dejar pasajeros en ningún otro punto. Terminal Sur sólo está habilitada como punto de embarque y llegada de viajeros, en los casos donde el despacho del bus tenga origen o destino desde esa terminal.

Cuando el bus llega a la plataforma de descenso de pasajeros en el módulo 5 de Terminal Salitre, el conductor no podrá abrir la puerta hasta que el personal de la Secretaría de Salud de Bogotá, se acerquen al vehículo y realicen tanto el proceso de tamizaje de los viajeros, como la encuesta de cada uno para establecer el destino. La central de autobuses, podrá registrar la información de los viajeros y la podrá compartir con otras terminales para garantizar la trazabilidad de los ocupantes de los buses y evitar la propagación del virus.

No sobra recordar que desde las terminales de Bogotá, sólo se están movilizando pasajeros que cumplan con las excepciones establecidas por el Gobierno Nacional y a la fecha, los buses intermunicipales sólo pueden viajar con una capacidad máxima de hasta el 50% por cada bus. La Terminal espera que gradualmente se permita incrementar tanto el aforo en pasillos dentro de las instalaciones como la capacidad por bus, para contribuir a la recuperación económica de toda la cadena del transporte de pasajeros.