COMIL ESTABLECE ALIANZAS PARA OFRECER BIOSEGURIDAD

Redacción Colombiabus – Comil Ônibus

ALTERNATIVAS SIN INCREMENTAR DEMASIADO LOS COSTOS

Comil Ônibus es un fabricante creado hace 35 años en la localidad de Erechim, en el estado brasilero de Rio Grande do Sul, tras un esfuerzo de las familias Mascarello y Corradi. Hasta antes de la pandemia venía en un proceso de recuperación económica, tras los duros años de 2015 y 2016 que coincidieron con uno de los períodos de menor demanda de autobuses de pasajeros en el marco de la recesión económica que afectó a Brasil. La emergencia que desató el Covid-19 puso al fabricante a desarrollar junto a compañías aliadas, mecanismos para devolverle la confianza a los viajeros y transportadores, garantizando que los buses son mitigadores de riesgos de contagio.

Sellando unas nuevas alianzas, ha sido posible incorporar el sistema de luz ultravioleta para desinfectar los sanitarios en los autobuses, de la mano de Macam Tech una compañía paulista que también ofrece su sistema en el sector salud. Capaces de desarrollar equipos tanto portátiles como dentro del sistema de iluminación, el sistema de eliminación garantiza la destrucción del 99.9% de las bacterias y una capacidad de esterilizar hasta 49 metros cuadrados en 10 minutos. La otra alianza es con MyOzone, otra empresa de São Paulo que desde 2010 ofrece soluciones en la aplicación de tecnologías de ozono en toda la cadena de la industria de alimentos, además de fabricar dispositivos portátiles de desinfección, generadores de ozono, entre otros que ahora Comil utiliza para la eliminación de bacterias dentro de los autobuses.

LOS DESARROLLOS PROPIOS

El fabricante de autobuses de Erechim, también ha acometido otros desarrollos para reforzar los elementos de mitigación de contacto y distanciamiento. El primero son las cortinas divisorias entre sillas que no sólo promueven mayor privacidad para los usuarios, también las cortinas con tejidos antibacterianos limitan los espacios. Estas pueden complementarse con las barreras acrílicas entre asientos, que actúan como otra alternativa de barrera física para gotas, instalada entre asientos en el respaldo, pudiendo instalarse tanto en buses nuevos como usados. En el transporte urbano los operadores podrán contar con escudos acrílicos móviles para conductor y cobradores: Protección acrílica instalada en el lateral del asiento del conductor y delante del cobrador, creando una barrera para evitar el contacto directo con los pasajeros.

Y finalmente se encuentra disponible el dispensador de gel antibacterial, que ha sido diseñado para resitir vibraciones y además antivandálico, se puede instalar en la entrada principal de acceso al vehículo, baño y neveras. «Una de las principales preocupaciones, ha sido presentar alternativas que no eleven de manera significativa los costos para los transportistas» Indicaba Deoclecio Corradi, Presidente de Comil Ônibus.

Deja un comentario