AUSTRIA PRUEBA BUSES DE HIDRÓGENO

William Marroquín – Solaris Bus & Coach

SOLARIS URBINO 12 DE HIDRÓGENO EN ENSAYOS

Cada vez más empresas en Europa apuestan por soluciones de transporte limpias, incluidas las libres de emisiones y los operadores deben involucrarse en este proceso. Solaris cumple con estas expectativas, agregando autobuses alimentados con hidrógeno a su cartera de vehículos de bajas y cero emisiones. Los únicos «subproductos» generados durante el funcionamiento del hidrógeno son calor y vapor, lo que hace de este autobús uno de los más ecológicos del mercado.

El Dr. Richard Group es el operador más grande de Austria con una flota de casi 1000 autobuses, incluidos los vehículos fabricados por Solaris. Una empresa de transporte de origen familiar que cumple cerca de diez años de cooperación con el constructor polaco y recientemente ha comenzado las pruebas del modelo Urbino 12 movido por hidrógeno. Aunque los costos de incorporación de este tipo de autobuses siguen siendo muy elevados, el operador aspira a recoger una valiosa información, que marca un hito en la compañía.

Los buses Solaris Urbino de hidrógeno han tenido un gran interés entre los clientes. Desde su estreno en junio el año pasado, Solaris recibió pedidos de 57 autobuses de los Países Bajos, Alemania e Italia. Son autobuses tecnológicamente avanzados, que utilizan un conjunto de celdas de combustible con una potencia de 70 kW. El hidrógeno se almacena en forma gaseosa en cinco tanques de nueva generación montados en el Techo de bus. El conjunto de tanques compuestos tipo 4 (de última generación disponible en el mercado), colocado longitudinalmente por encima del primer eje del vehículo, tiene un volumen total de 1560 litros.

La energía necesaria para alimentar el autobús se produce en la celda de combustible que se suministra con hidrógeno almacenado en los tanques montados en el techo. Ese hidrógeno se convierte en electricidad, que, a su vez, alimenta directamente el tren motriz del autobús que consiste en un eje con motores eléctricos. El autobús también está equipado con un paquete de baterías Solaris de alta potencia que actúan como una instalación adicional de almacenamiento de energía eléctrica.

Las únicas emisiones que se generan durante el funcionamiento del Solaris Urbino 12 de hidrógeno son calor y vapor, por ello son autobuses que no generan ninguna sustancia nociva.

Deja un comentario